Un flashmob reivindica a las Personas sin hogar esta mañana en el centro de Madrid

Cáritas día personas sin hogar 2014El derecho a una vivienda digna y adecuada, objeto de la Campaña de las Personas sin hogar 2014

La vivienda es desde hace décadas un bien de inversión, y no un derecho básico para la plena e inherente dignidad que todo ser humano tiene.

Con motivo de la Campaña de las Personas Sin Hogar 2014 que se celebra el domingo 30 de noviembre, el jueves 27 se celebra un Flashmob convocado por FACIAM (Federación de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda a Marginados), FEPSH (Federación de Entidades de Apoyo a las Personas Sin Hogar) y Cáritas Española. Bajo el lema “Por una vivienda digna y adecuada. Nadie Sin Hogar”, la campaña pretende, un año más, defender los derechos de las personas sin hogar.

Con motivo de esta celebración, esta mañana ha tenido lugar una rueda de prensa en FNAC Callao en la que han participado Fabián, persona sin hogar, Julia Almansa, presidenta de FEPSH, Enrique Domínguez, responsable nacional del Programa de Personas Sin Hogar de Cáritas Española, y Rosalía Portela, presidenta de FACIAM; donde han puesto rostro a las 3.000 personas que día a día nos encontramos en las calles de Madrid, gracias al testimonio de Fabián. Posteriormente a través de la Tipología ETHOS, European Typology on Homelessness (Tipología Europea sobre Personas sin Hogar), se ha explicado todas las situaciones en las que se puede encontrar una persona sin hogar: sin techo, sin vivienda, vivienda insegura o vivienda inadecuada, para enmarcar las líneas de la campaña de este año, dentro de la campaña europea Nadie sin hogar. Posteriormente se ha hablado de la situación que viven tres mil personas, en las calles de Madrid,  y las respuestas que desde las entidades privadas como la administración pública se están dando.

La vivienda como herramienta fundamental para la vida digna de la persona.
La vivienda es una herramienta fundamental para la vida digna de la persona, pues provee de un espacio físico que cubre parte de la necesidad de seguridad y posibilita un desarrollo integral del ser humano, favoreciendo la pertenencia a un territorio y comunidad donde poder compartir ocio, cultura, afecto, espiritualidad… “No solo hablamos de vivienda, sino de un hogar, todo lo que engloba la palabra hogar” matiza Fabián, una persona sin hogar desde hace 11 años. Sin embargo, en el contexto social en el que vivimos, el derecho a la vivienda no está garantizado. Esta realidad facilita muchas situaciones de “sinhogarismo” y de injusticia. Además, la crisis ha venido a aumentar las desigualdades en el acceso a recursos básicos como el derecho a una vivienda digna, por lo que nos atrevemos a decir que la crisis no entiende de clases, edad o género.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Carta Social Europea y la Constitución Española sostienen que toda persona tiene derecho a una vivienda digna y adecuada. Por el contrario, en España hay más de treinta mil personas que no tienen un techo propio donde cobijarse, donde soñar, sentirse seguros, no pasar frío, pero tampoco calor, dormir, disfrutar o soñar. Además de ellas, son incontables los seres humanos que se encuentran en infraviviendas, hacinadas, sin luz, agua o calefacción. Y a esto, le sumamos, aquellos que deben abandonar sus hogares por no poder pagarlos, llevando sus recuerdos y sueños a cuestas. La vivienda se ha convertido desde hace unas décadas en un bien de inversión, y no en un derecho básico para poder realizar en plenitud la dignidad que todo ser humano tiene.

Por estos motivos solicitamos:

– A las administraciones públicas modificar las leyes con una reforma jurídica en la política de vivienda (en especial en el ámbito del alquiler y de los procedimientos de ejecución hipotecaria -desahucios-) que permita fomentar el alquiler, en especial el alquiler social, y la ocupación de viviendas vacías para conseguir una ciudad en la que todos podamos vivir dignamente.

Que el Estado Español ratifique la Carta Social Europea en cuyo artículo 31 se incluye el derecho a la vivienda.

Un nuevo ordenamiento en materia de urbanismo que posibilite ciudades en las que vivir dignamente, felices y sanos.

– A los medios de comunicación incluir la mirada de derechos en las informaciones sobre personas sin hogar para facilitar la comprensión a toda la sociedad de que los derechos humanos son de todas las personas.

– A la sociedad en general para tomar conciencia de que todos somos seres humanos, titulares de derechos. Y todas las personas somos igual de prioritarias en la garantía de los derechos ante las Administraciones Públicas.

¿Qué proponemos? Un nuevo modelo residencial basado en la vivienda digna y adecuada como derecho humano. El derecho a vivir en un hogar es un derecho de todo ser humano, y parte esencial de la vida, en especial para los que nunca tuvieron acceso a ese derecho; los más excluidos: Las personas sin hogar que viven en la calle, y en cuyo manifiesto nos señalan que diariamente luchan para recuperar su espacio en la sociedad y volver a ser persona otra vez.

El Flashmob de las Personas sin hogar

A las 11 de la mañana en la plaza de Callao se ha congregado una multitud de personas, vestidas de negro y con máscaras, blancas y pintadas, que han partido hacia la Plaza de Sol colocándose alrededor de unas “casas” realizadas por las personas sin hogar, donde han querido poner de manifiesto la situación que están viviendo y lo que supone poder contar con una vivienda digna y adecuada.

A lo largo del Flashmob se han ido transmitiendo mensajes de sensibilización ante esta realidad que se vive día a día: Nadie sin hogar, Nadie sin vivienda… El acto ha terminado con la lectura de un Manifiesto realizado por personas sin hogar, y que ha coincidido a la vez en más de 30 ciudades de toda España.

Un flashmob es una acción organizada en la que un grupo de personas se reúne en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).