Carta del señor Obispo a todos los diocesanos

Mons. Luis QuinteiroMons. Luis Quinteiro        Queridos hermanos y hermanas, diocesanos todos.

He vuelto a la residencia episcopal después de haber sido intervenido quirúrgicamente en un Hospital de nuestra Ciudad de Vigo, como ya muchos sabéis. Estos dos últimos meses han sido duros para mí.

Conocía la experiencia de la enfermedad, pero en este tiempo tuve la clara conciencia de que podía estar viviendo los últimos días en este mundo. Me costaba especialmente dejar sola a mi madre que está muy cerca de cumplir noventa años. Pero el Señor me fue dando paz y me ayudó a pasar de la tristeza a la gratitud. Tomé profunda conciencia del maravilloso don de la vida que, a través de mis padres, Dios me había regalado. La vida, por corta que sea, es el mayor don que nadie puede soñar.

La fe nos dice que el Señor es la Vida y que Él nos regala la vida que salta hasta la eternidad. Creer en la vida eterna no es un engaño. Es acoger la confianza infinita de la misteriosa certeza de que estás en el regazo del Padre. Sólo la misericordia insondable de Dios nos rescata de los miedos obsesivos que nos roban la lucidez.

Quiero dar las gracias de corazón a todos los que me habéis sostenido con vuestra oración y con vuestro cariño. Sentí como nunca todo vuestro apoyo. Me habéis hecho sentir plenamente Pastor de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo. Es una gracia que no olvidaré mientras viva.

Ahora estaré recuperándome en esta residencia. A medida que vaya sintiéndome mejor, os quiero ofrecer todo mi tiempo. Aquí me tenéis a vuestra total disposición. Sin listas ni anotaciones. El tiempo que necesite de recuperación lo dedicaré entero a compartirlo con los que queráis estar un rato con vuestro obispo. Sólo tenéis que llamar a la puerta.

Rezo por todos vosotros y sigo encomendado a vuestra ferviente oración. Que la Santísima Virgen nos lleve a todos de su mano. Os imparto a todos la bendición con la más profunda gratitud y cariño.

Vigo, 21 de noviembre, Memoria de la Presentación de la Santísima Virgen, del año 2014

+Luis Quinteiro Fiuza,

Obispo de Tui-Vigo.

Mons. Luis Quinteiro
Acerca de Mons. Luis Quinteiro 50 Articles
Don Luis Quinteiro Fiuza, nace en Sabrexo (Vila de Cruces-Pontevedra) en el año 1947. Ingresa en el Seminario Menor de Belvís de Santiago de Compostela en 1958. Unos años después, en 1966, siendo seminarista mayor, comienza sus estudios teológicos en la Pontificia Universidad de Comillas (Santander) y, trasladada esta universidad a Madrid, obtiene el grado de Licenciado en Teología y realiza los cursos de doctorado. En Junio de 1971 es ordenado presbítero en Madrid, en la Iglesia de I.C.A.I. de los Padres Jesuitas. En 1978 va a Roma para ampliar estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana. Durante esta estancia en la Ciudad Eterna, se especializa en Filosofía Contemporánea y realiza varios cursos y seminarios sobre el estudio y pensamiento de Karl Marx En 1981 asiste en Alemania a unos cursos da Hochschule für Philosophie de Munich. Es Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidade Gregoriana de Roma, con una tesis sobre el Realismo Transcendental, en la que obtiene la cualificación de Summa cum laude. En su diócesis de origen ha desarrollado una intensa labor pastoral e intelectual: coadjutor de la Parroquia de San Juan, Director de la Residencia Universitaria “Burgo de las Naciones”, Formador y Profesor del Seminario Menor y Capellán de de la Residencia Universitaria “Padre Míguez” de las religiosas Calasancias de la Divina Pastora. En el año 1982 es nombrado Profesor del Instituto Teológico Compostelano y director del Centro de Formación Teológica de Seglares de la Archidiócesis. En el año 1992 será Director del Instituto Teológico Compostelano y en 1997, Rector del Seminario Mayor de Santiago de Compostela. En 1999 el Papa Juan Pablo II le nombra Obispo titular de Fuerteventura y Auxiliar de Santiago de Compostela, siendo ordenado el 19 de junio siguiente. Su lema episcopal “Beati Misericordes” (Mt 5,7), recoge una de las Bienaventuranzas, en la cual el Señor invita a sus discípulos a recorrer el camino de la misericordia que tiene su punto de partida en la misericordia de Dios manifestada en su Hijo Jesucristo. En el año 2002 se le designa Obispo de Ourense, diócesis en la que ha permanecido siete años. Pertenece en la Conferencia Episcopal Española a la Comisión Episcopal de la Doctrina de la Fe y a la de Migraciones; siendo en esta última el Obispo Promotor del Apostolado del Mar. El 28 de enero del presente año se hizo público su nombramiento como Obispo de Tui-Vigo. En la Santa Iglesia Catedral de Tui, toma posesión el día 24 de abril de 2010; y en el día siguiente realiza la entrada en la Con-Catedral de Vigo.