Semana de concienciación en la diócesis de Osma-Soria sobre la Iglesia necesitada y perseguida

Osma-Soria logoCrónica de la Semana por la Iglesia necesitada y perseguida

Del 10 al 16 de noviembre hemos vivido en la Diócesis de Osma-Soria la Semana por los cristianos perseguidos y necesitados. Si bien las celebraciones y actividades han tenido lugar en el Arciprestazgo de Soria, también ha llegado el eco, y sobre todo la llamada a la oración, al resto de la Diócesis. Han sido días de gran intensidad en los que hemos estado acompañados por dos misioneros, Dominik Krusta y Mireilla Fernández, miembros de la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Comenzó la semana con una concentración en la Plaza de San Esteban, el lunes por la tarde, que convocó a unas cuantas decenas de personas y con la que se inició todo un recorrido de varios días centrados en la sensibilización de los sorianos a través de información sobre lo que están viviendo nuestros hermanos cristianos en muchos de los países del mundo: falta de libertad, marginación, necesidad, expulsión, persecución, torturas… y, en muchos casos, martirio. Hoy en día se está produciendo un auténtico genocidio en países como Irak, Siria, Pakistán en el que están muriendo más mártires que en los primeros años del cristianismo.

Dentro del programa de actividades, el lunes y el martes se proyectaron en la Casa diocesana y en las parroquias de El Espino y Santa María La Mayor tres películas que abordan distintos aspectos de este tema: “De dioses y hombres”, “Popieluszko” y “Érase una fe”. Además, a lo largo de la Semana, se han proyectado en la parroquia de Santa María La Mayor cortos testimoniales.

Desde el viernes 7 de noviembre hasta el domingo 16 se ha podido contemplar en la parroquia de El Salvador una interesante e impactante exposición de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Para presentarla, el miércoles llegó a Soria Dominik Krusta, misionero de origen polaco pero residente en Valencia que, en un intensivo programa de sensibilización, se reunió con el Obispo diocesano, impartió tres conferencias (El Salvador, Casa diocesana y parroquia de San José), visitó varios colegios (San José y Sagrado Corazón), y a las comunidades religiosas de la ciudad (HH. Clarisas, MM. y PP. Carmelitas y Siervas de Jesús), participó en el espacio de los viernes de la Cadena COPE dedicado a la Iglesia, compartió ideas y disfrutó del encuentro con el P. Gabriel Danila, sacerdote de la Iglesia ortodoxa rumana y con el presidente de la comunidad islámica en Soria, Ahmed El Boutaybi. En todos estos momentos nos dio a conocer testimonios estremecedores sobre las situaciones extremas y límites que están viviendo miles de familias cristianas en tantos lugares del mundo. Pidió oración, hizo un llamamiento a la información y al compromiso para que todos seamos transmisores de estas noticias, por lo general tan silenciadas por los medios, y solicitó también ayuda material para poder sostener la labor de su Fundación que consiste en dar apoyo a las Iglesias necesitadas y perseguidas.

El viernes se celebró un Vía Crucis en el que hubo una gran participación de personas que quisieron unirse para orar por nuestros otros hermanos sufrientes que viven lejos y están siendo auténticos testigos de la fe porque están dando su vida por defenderla. En cada estación tuvimos presente a un país de los que están sumidos en el miedo y el dolor: India, Nigeria, Irak, Pakistán, China, Tierra Santa… Unidos en oración a todos ellos y orando por la misión de Dominik, que va a pasar la próxima Navidad en Irak para acompañar a los cristianos irakíes y visitarles como a la familia que en realidad somos, nos despedimos de él, aunque ha prometido volver pronto a contarnos a su regreso cómo ha ido ese esperado viaje.

El sábado por la mañana llegó Mireilla Fernández que, además de acompañarnos por las calles de Soria en el rezo del Santo Rosario, también ha estado visitando, junto a otros  miembros del equipo organizador vinculado a la Vicaría de pastoral, las distintas parroquias de Soria capital para hablar brevemente a las comunidades de la Iglesia perseguida. El sábado por la tarde nos reunimos en la parroquia de San José para celebrar un emotivo y sentido encuentro de “Adorar”  en el que tuvimos presente y pusimos ante el Señor el dolor de quienes están dando la vida por Cristo hoy.

El domingo por la mañana, Día de la Iglesia diocesana, tuvimos también presente el tema de los cristianos perseguidos en la Santa Misa televisada por Televisión Castilla y León desde la parroquia de Santa María La Mayor. Por último, un poco más tarde, a la una y media del mediodía, con la lectura de un Manifiesto en favor de la libertad religiosa levantamos nuestra voz en la Plaza de San Esteban para dar a voz a los que están muriendo en silencio por el mero hecho de ser cristianos y no querer renunciar a ello.

El impacto al recibir estas noticias y el abrir los ojos a la cruda realidad de persecución que se está viviendo ha sido claro y evidente en nuestros corazones. Y también el contraste en el vivir la fe en aquellos países y vivirla en nuestros países occidentales. Ahora se nos plantean varias preguntas y también varios desafíos: ¿Somos conscientes del privilegio que tenemos pudiendo vivir nuestra fe en libertad? ¿Valoramos realmente lo que tenemos? ¿Vamos a seguir ocultando nuestra condición de cristianos mientras en otros países se tatúan una cruz en la mano para identificarse como cristianos, cuando saben que eso puede significar para ellos la pena de muerte? ¿Vivimos nuestra fe con valentía?

Hemos de orar para que el Señor dé fuerzas a los cristianos que están siendo perseguidos para que se sientan respaldados por nosotros. Pero también hemos de estar bien informados y ser capaces de dar a conocer esta realidad para así mostrar al mundo el Amor que mueve a estos mártires. Que sirvan para nuestra reflexión las palabras del Padre Werenfried, fundador de Ayuda a la Iglesia Necesitada: “La Iglesia es más floreciente allí donde sufre y está más necesitada allí donde huye de la cruz”.

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43973 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).