“Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios”

Mons. Ciriaco BenaventeMons. Ciriaco Benavente     Queridos diocesanos:  

Hoy celebraremos, una vez más, el Día de la Iglesia Diocesana: una jornada para profundizar en el conocimiento, la pertenencia, el amor y la colaboración activa con la misma. “Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios”, dice el lema de esta jornada.

Necesitamos conocer más y mejor a nuestra Iglesia, porque, incluso entre los bautizados, hay quienes sólo conocen a su Iglesia de oídas y, con frecuencia, sólo desde los prejuicios sembrados por quienes ni la conocen ni la aman. Conocedla en directo. No dejemos que la maledicencia o los prejuicios nos quiten el amor y la gratitud a esta Iglesia, que está compuesta de pecadores, porque nos acoge a quienes necesitamos ser sanados por la misericordia entrañable de nuestro Dios; pero es también casa de santidad, porque cuenta con la presencia de Jesús y de su Espíritu, con la Palabra de Dios y los Sacramentos, con la Santísima Virgen y con el testimonio luminoso de innumerables santos.

Uno de los más grandes teólogos del siglo XX, hablando del hombre cristiano y de su pertenencia a la Iglesia, decía: “La Iglesia ha arrebatado su corazón. Ella es su patria espiritual. Ella es «su madre y sus hermanos». Nada de cuanto la afecta le deja indiferente o desinteresado. Echa raíces en su suelo… Tiene conciencia de que por medio ella, y sólo por medio de ella, participa de la estabilidad de Dios. Aprende de ella a vivir y a morir… (H. de Lubac, Meditación sobre la Iglesia)

Nos alegra ver que, gracias a vuestra generosidad, son tantas las familias que, en estos años de crisis económica profunda, están siendo atendidas por nuestra Iglesia. Y sólo Dios sabe cuántas personas han encontrado y siguen encontrando sentido y esperanza a su vida gracias a la Iglesia. Por eso es indispensable vuestra participación personal. La Iglesia necesita vuestra ayuda y vuestro compromiso económico.

En nombre del Señor y de nuestra Iglesia de Albacete agradezco la generosidad de los miles de voluntarios que ofrecéis gratuitamente vuestra persona y vuestro tiempo en los diversos campos de la acción pastoral. Esta gratitud se hace extensiva a quienes contribuís al mantenimiento de nuestra Iglesia con vuestros donativos en colectas y cuotas parroquiales o asignando el 0,7% de vuestra contribución en la declaración del renta a favor de la Iglesia católica.

Con mi gratitud, afecto y bendición.

+ Ciriaco Benavente Mateos

Obispo de Albacete

Mons. Ciriaco Benavente Mateos
Acerca de Mons. Ciriaco Benavente Mateos 200 Articles
Mons. D. Ciriaco Benavente Mateos nació el 3 de enero de 1943 en Malpartida de Plasencia, provincia de Cáceres y diócesis de Plasencia. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario de Plasencia y fue ordenado sacerdote el 4 de junio de 1966. Es Graduado Social por la Universidad de Salamanca (1971). Comenzó su ministerio sacerdotal en el pueblo salmantino de Béjar, donde fue coadjutor, de 1966 a 1972, y luego párroco, de 1973 a 1979, de la Parroquia de San Juan Bautista. Desde 1979 a 1982 fue Rector del Seminario de Plasencia y Delegado Diocesano del Clero entre 1982 y 1990. Este último año fue nombrado Vicario General de la diócesis, cargo que desempeñó hasta su nombramiento episcopal. El 22 de marzo de 1992 fue ordenado Obispo en Coria. Obispo de la diócesis de Coria-Cáceres hasta diciembre de 2006. En la Conferencia Episcopal Española ha sido Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones desde 1999 hasta 2005. En la Conferencia Episcopal Española en la actualidad es miembro de las Comisiones Episcopales de Migraciones y de Pastoral Social. Con fecha 16 de octubre de 2006 fue nombrado por el Santo Padre Benedicto XVI Obispo de Albacete, tomando posesión de la sede el día 16 de diciembre de 2006.