La Eucaristía en el Año Jubilar de Santa Teresa

HoyoLopezRamonMons. Ramón del Hoyo     Queridos fieles diocesanos: 

  1. La Eucaristía es el mayor tesoro de nuestra querida Madre la Iglesia porque es la presencia real de Cristo mismo inmolado en la cruz por la salvación del mundo. Es su prolongación entre nosotros. Presencia velada de su Humanidad, como fue presencia velada de su Divinidad en la Encarnación, pero presencia gozosa y misteriosa que nos une con Él, como pueblo suyo. Se cumplen así sus palabras de este Sacramento admirable: “Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15,5).El próximo día 9 de noviembre, domingo, celebramos también este año, si Dios quiere, el ENCUENTRO EUCARÍSTICO DIOCESANO, en el Seminario de Jaén. D. Mariano Cabeza, Promotor eucarístico en la Diócesis ha invitado ya a todos los grupos, asociaciones y movimientos eucarísticos. Reitero la misma invitación por mi parte.

En la Eucaristía Él permanece en nosotros y nosotros en Él, para dar frutos de verdad.


  1. El pan y el vino consagrados, en los que se hace realmente presente el Cuerpo y la Sangre de Cristo, nos transforman, asimilándonos a Él. Nos hacen partícipes de su obra redentora. Nos ayudan a vivir su entrega hasta llegar a la cruz.El título escogido
    para la jornada es de Santa Teresa de Jesús. Exclama sobre este misterio eucarístico: “Oh hermosura que excedéis todas las hermosuras”.

Parafraseando una célebre expresión atribuida a Santa Teresa de Ávila, desde la Eucaristía somos los ojos con los que Dios mira compasivamente a los que pasan necesidad; somos las manos que extiende para bendecir y curar; somos los pies de los que se sirve para hacer el bien, y somos los labios con los que se proclama el Evangelio.

¡Cierto que la Eucaristía es la hermosura que excede a toda hermosura!

Ruego que esa fecha del 9 de noviembre sea un día eucarístico especial en toda la Diócesis, para orar juntos en la celebración de la Santa Misa y adoración ante el Santísimo, desde los Monasterios de clausura y seminarios hasta la más pequeña de las aldeas con un sagrario en que Cristo está presente.

Tenemos mucho que agradecer y recibir del Dueño de la mies.

Encomiendo especialmente a mis hermanos sacerdotes este propósito, a favor de la promoción eucarística. Podrían, por una parte, enviar a algunos representantes de sus comunidades a este Encuentro y, por otra, ayudados por los catequistas y ministros extraordinarios de la Eucaristía, celebrar esta jornada eucarística, sobre todo con los niños y adolescentes con ocasión de sus catequesis, aunque no coincidan en la misma fecha.

Con mi saludo agradecido en el Señor.

+ Ramón del Hoyo López

      Obispo de Jaén

Mons. Ramón del Hoyo
Acerca de Mons. Ramón del Hoyo 149 Articles
Mons. Ramón del Hoyo nació el 4 de septiembre de 1940 en Arlanzón (Burgos). Cursó estudios en los Seminarios Menor y Mayor de Burgos, entre 1955 y 1963. Obtuvo la Licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca (1963-1965) y el Doctorado en la Pontificia Universidad Angelicum (1975-1977). Fue ordenado sacerdote para la archidiócesis de Burgos el 5 de septiembre de 1965. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis burgalesa. Comenzó como coadjutor de la parroquia de Santa María la Real y Antigua y Director espiritual de la Escuela media femenina “Caritas”, entre 1965 y 1968. Desde este último año y hasta 1974 fue Notario eclesiástico y Secretario del Tribunal Eclesiástico. Además, en el año 1972 fue nombrado Provisor-adjunto de la Curia de Burgos y en 1978 Provisor, cargo que desempeñó hasta 1996. También fue Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico Metropolitano desde el año 1978 y hasta 1993, cuando fue nombrado Vicario General y Canónigo y Presidente del Capítulo Catedral Metropolitano. Estos cargos los compaginó, desde 1977 y hasta su nombramiento episcopal, con la docencia en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos, como profesor de Derecho Canónico. El 26 de junio de 1996 fue nombrado obispo de Cuenca y recibió la ordenación episcopal el 15 de septiembre del mismo año. El 19 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo de Jaén, diócesis de la que tomó posesión el 2 de julio de 2005. El papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de esta diócesis el 9 de abril de 2016 y le nombra administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor,el 28 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, de la que fue presidente de 2005 a 2011. Ha sido miembro del Consejo de Economía desde 2012 a 2017. También fue miembro de la “Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia”, que se creó con el encargo de preparar la Declaración y la promoción de la figura del nuevo Doctor.