“Queda poco hilo en el carrete”

Mons. Saiz MenesesMons. Àngel Saiz Meneses        El comienzo de noviembre nos trae cada año el recuerdo de los que nos han precedido. Es bien sabido que ciertas manifestaciones culturales de nuestros días tienden a camuflar la muerte. Hacer “como si” ésta no existiera. El realismo cristiano está en otra onda. La muerte está ahí. Cada año, el 2 de noviembre, la Iglesia celebra la “Conmemoración de todos los fieles difuntos”, que esta año coincide con el domingo.

He recordado lo que afirma el Papa Francisco en su diálogo con dos periodistas argentinos, en la larga entrevista que se ha publicado en forma de libro. Se titula El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio. Inicialmente se publicó con el título de El jesuita, pero, una vez elegido Papa, ha salido con el titulo que he citado.

“A propósito, ¿piensa usted en su propia muerte?”,  le preguntan los entrevistadores.  “Hace tiempo que es una compañera cotidiana”, les dice el entonces arzobispo de Buenos Aires. “¿Por qué?”, insisten. Y él: “Pasé setenta años y el hilo que queda en el carrete no es mucho. No voy a vivir otros setenta y empiezo a considerar que tengo que dejar todo. Pero lo tomo como algo normal. No estoy triste. A uno le dan ganas de ser justo con todos en todas las situaciones, de hacer al final –digamos- caligrafía inglesa. Pero la muerte está todos los días en mi pensamiento”.

¡Qué contraste con la tendencia de una cierta cultura actual! El arzobispo de Buenos Aires no preveía, seguramente, lo que le esperaba todavía en esta vida. Nada menos que la suprema responsabilidad al frente de la  Iglesia católica. Esa responsabilidad que ha asumido con mucho brío y con una general aceptación.

Pensar en la realidad de la muerte nos hace sabios. Saber que la vida terrenal es un hilo que vamos gastando nos invita a la responsabilidad y a aceptar nuestra radical condición de peregrinos. “Porque lo nuestro es pasar”, escribió Machado.

En todas las épocas el hombre se ha preguntado sobre el sentido de su vida y sobre el futuro de su existencia. La respuesta cristiana la expresó el cardenal Newman, ahora beato, diciendo: “Todo cristiano medianamente informado conoce la diferencia entre nuestra religión y el paganismo. A cualquiera que se le pregunté qué ganamos con el Evangelio, responderá en seguida que hemos obtenido con él el conocimiento de nuestra inmortalidad, es decir, que tenemos unas almas destinadas a vivir para siempre”.

Hemos sido creados por un amor infinito para gozar infinitamente de este amor. Así mira el cristiano la realidad de la muerte. Y por esto, san Francisco de Asís se atreverá a llamarla “la hermana muerte”, porque –por la fe- sabemos que ella nos introduce en la vida definitiva, en la vida eterna. Por eso, el cristiano mira con serenidad el discurrir del tiempo, y recuerda la sentencia clásica latina  tempus fugit, “el tiempo se nos escapa” y el hilo del carrete se va acabando.

 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 391 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.