Las Religiosas Siervas de María cumplen 125 años en Barbastro

Barbastro-Monzón SiervasCon motivo de alcanzarse el 125 aniversario de la fundación en Barbastro de la Comunidad Religiosa de Siervas de María, Ministras de los Enfermos, invitan a todos a la Misa de Acción de Gracias, el día 9 de noviembre a las 12:30 horas, en la Parroquia de San Francisco de Asís. La solemne eucaristía será presidida por el Obispo diocesano de Barbastro-Monzón, Mons. Alfonso Milián.

Madrid y Barbastro en sus orígenes Su nombre es el de “Siervas de María, Ministras de los enfermos”. Su Fundadora fue Santa Soledad Torres Acosta, nacida en Madrid, año 1826, segunda en la lista de cinco hermanos. La Congregación fue fundada en 1851 y “las Siervas” están en Barbastro desde dos años después de la muerte de su fundadora en 1887.

Los inicios

Tres canónigos de la Catedral de Barbastro, que habían oído cómo en otros lugares estas monjas estaban prestando grandes servicios a los enfermos, pensaron que también podrían venir a Barbastro. Se pusieron en comunicación con la Superiora de Zaragoza y con la Madre General y al llegar a Barbastro, el 31 de octubre de 1889, se instalaron en la calle La Seo, número 4, piso primero. Más adelante, las cuatro primeras Hermanas pasaron a la calle Las Fuentes, número 31, y allí continuaron desde el 1 de febrero de 1895.

Salida y reconstrucción de la casa

Tuvieron que abandonar la casa en julio de 1936,por la inseguridad de la ciudad en esas fechas de guerra civil, y otras Hermanas regresaron en 1938. Encontraron la casa totalmente deteriorada y no había más remedio que proceder a su derribo. Mientras se construía la nueva, en el mismo sitio de la anterior, la comunidad de Hermanas residió en las dependencias del entonces llamado puesto municipal de socorro, en la calle Teruel, cedido por el Ayuntamiento, y pudieron volver a la nueva casa, totalmente rehecha, en octubre de 1984.

Misión de las Siervas

El Papa Pablo VI, en la ceremonia de la canonización de la Fundadora, -25 de enero de 1970-, habló del rasgo específico y de la forma característica de la caridad de Santa Soledad indicando que es “la asistencia prestada a los enfermos en su domicilio familiar”. Y añadía Pablo VI en su homilía que esta forma tan concreta de caridad nadie la había ideado antes en forma sistemática subrayando además que, hasta entonces, nadie había creído posible confiar este ministerio de la Iglesia a religiosas pertenecientes a instituciones canónicamente organizadas.

Su extensión

Al morir la Fundadora, en 1887, su obra se había extendido por toda España y ya contaba con 30 casas y casi quinientas religiosas. Luego vinieron tiempos de mayor expansión, saliendo de España y llegando a otros países de Europa, África y América. Actualmente hay algo más de mil setecientas en todo el mundo y alrededor de doscientas cincuenta en la Provincia eclesiástica a la que pertenece la Casa de Barbastro en la que se incluyen las Comunidades de Navarra, Aragón y Valencia y las Casas que hay en las ciudades italianas de Génova y Milán.

Predicando con el ejemplo

La Madre Soledad fue la primera en atender a los enfermos. Se conserva un testimonio de una familia de Madrid que resume perfectamente el espíritu de la fundación. “Nosotros tuvimos la dicha de que en nuestra casa asistiera a un miembro de la familia la Madre Soledad. Era un caso de viruela imponente; pero imposible que haya más abnegación y sacrificio como el que ella practicó en casa, no sólo con el enfermo, sino con todos nosotros. Por temer que nos contagiáramos, nunca permitió que nadie de casa limpiara ningún utensilio que perteneciese al enfermo, y cuando se retiraba a descansar nos decía: “Si hay que hacer o dar algo al enfermo, llámenme para dárselo yo”. Así que no pasaba de dos horas o tres lo más que descansaba a diario. Todos quedamos edificados de su modestia en su porte exterior, siendo afable con todos y con un modo de ser que infundía respeto y veneración”.

(Iglesia en Barbastro-Monzón)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41516 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).