Vº Centenario del nacimiento de Santa Teresa

Mons. Juan José OmellaMons. Juan José Omella       Con este motivo y con fecha del 15 de octubre, fiesta litúrgica de santa Teresa, el Papa Francisco ha enviado un mensaje – precioso y muy sugerente – al Obispo de Ávila, del que entresaco el siguiente fragmento, para lectura y meditación de todos los lectores de “Pueblo de Dios”.

Dice así:”La Iglesia, madre de puertas abiertas, está siempre en camino hacia los hombre para llevarles aquel agua viva que riega el huerto de su corazón sediento. La experiencia mística que vivió nuestra Santa con gran intensidad no la separó del mundo ni de las preocupaciones de la gente. Al contrario, le dio nuevo impulso y coraje para la acción y los deberes de cada día, porque también “entre los pucheros anda el Señor”.

“Ella, continúa el Papa, vivió las dificultades de su tiempo – tan complicado – sin ceder a la tentación del lamento amargo, sino más bien aceptándolas en la fe como una oportunidad para dar un paso más en el camino. Hoy Teresa nos dice: Reza más para comprender bien lo que pasa a tu alrededor y así actuar mejor. La oración vence el pesimismo y genera buenas iniciativas”.

“Ya es tiempo de caminar”, fueron palabras de la Santa de Ávila, pronunciadas nada menos que a punto de morir, que constituyen la mejor síntesis de su vida y se convierten para nosotros en una preciosa herencia que hemos de conservar y enriquecer. ¡Ya es tiempo de caminar, andando por los caminos de la alegría, de la oración, de la fraternidad, del tiempo vivido como gracia!”.

La Iglesia, con ocasión de este año jubilar, nos trae a la memoria, una vez más, con palabras de san Pablo que “éste es el tiempo oportuno: éste es el día de la salvación” (2 Cor 6,2), y nos ofrece un espacio de penitencia y conversión.

Para recibir la gracia de lo alto, que nos ayude a recorrer el camino de nuestra vida de la mano de santa Teresa, he dispuesto lo siguiente:

– Que en las catedrales de Calahorra, Santo Domingo y en la concatedral de la Redonda se pueda ganar la indulgencia jubilar.

– Que la parroquia del Carmen de Logroño, el santuario del Carmen de Calahorra, los monasterios de las Carmelitas Descalzas de Tricio, de Logroño, de Calahorra y de Cervera del Río Alhama, sean también lugares jubilares.

– Los fieles diocesanos podrán ganar, una vez al día, la indulgencia plenaria observando las condiciones acostumbradas, que son la confesión sacramental, la Comunión Eucarística y la oración por las intenciones del Papa, visitando con ánimo peregrino algunos de los lugares señalados más arriba.

– Los que estuvieren impedidos por la edad o por alguna otra razón, podrán ganar la indulgencia plenaria si, arrepentidos de sus pecados, ante alguna imagen de santa Teresa, se unieren espiritualmente a las celebraciones jubilares, y rezaren el Padrenuestro y el Credo.

Termino con las palabras del Papa tan sugerentes: “Las huellas de santa Teresa nos conducen siempre a Jesús”.

Con mi afecto y bendición,

+ Juan José Omella Omella,

Obispo de Calahorra y la Calzada-Logroño

Card. Juan Jose Omella
Acerca de Card. Juan Jose Omella 338 Articles
Mons. Juan José Omella Omella nació en la localidad de Cretas, provincia de Teruel y archidiócesis de Zaragoza, el 21 de abril de 1946. Estudió en el Seminario de Zaragoza y en Centros de Formación de los Padres Blancos en Lovaina y Jersualén. El 20 de septiembre de 1970 recibía la ordenación sacerdotal. En su ministerio sacerdotal, trabajó como Coadjutor y como Párroco y entre 1990 y 1996 como Vicario Episcopal en la diócesis de Zaragoza. Durante un año fue misionero en Zaire. El 15 de julio de 1996 fue nombrado Obispo auxiliar de Zaragoza. Fue ordenado Obispo el 22 de septiembre de ese mismo año. El 27 de octubre de 1999 fue nombrado Obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, de la que tomó posesión el 12 de diciembre de 1999. Entre el 24 de agosto de 2001 y el 19 de diciembre de 2003 fue Administrador Apostólico de Huesca y entre el 19 de octubre de 2001 y el 19 de diciembre de 2003, también Administrador Apostólico de Jaca. El día 8 de abril de 2004 es nombrado Obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Es miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social desde febrero de 2002. Con anterioridad, desde 2000 fue Presidente en funciones de esta misma Comisión Episcopal. Es también Consiliario Nacional de Manos Unidas.