Se constituye el Consejo Diocesano de Pastoral

Mons. Juan José AsenjoMons.  Juan José Asenjo        Queridos hermanos y hermanas: El próximo 15 de noviembre constituiremos el Consejo Diocesano de Pastoral, órgano colegiado de carácter consultivo, al que como instrumento de comunión y animación de la vida pastoral de la Archidiócesis compete promover la conciencia evangelizadora de todos los bautizados y servir de instrumento al ejercicio de la corresponsabilidad de los fieles con sus obispos.

Su finalidad es descubrir, estudiar y valorar los problemas generales de la pastoral diocesana para trazar un plan orgánico en el que se señalen las prioridades, los instrumentos y los medios de acción, todo ello bajo la autoridad de los obispos y en espíritu de diálogo y discernimiento, de ayuda y colaboración con el ministerio jerárquico, con el objetivo último de dinamizar la pastoral diocesana. El Consejo Diocesano de Pastoral es además el órgano al que corresponden los trabajos preparatorios del Plan Pastoral Diocesano, cuyo estudio y posterior aprobación se someten al Consejo Episcopal y a los Consejos del Presbiterio y de Arciprestes.

Los documentos que aluden al Consejo Pastoral Diocesano son el decreto Christus Dominus del Concilio Vaticano II, que señala sus funciones y constitución, y el motu proprio Ecclesiae Sanctae. Ninguno lo urge como obligatorio. Más taxativa y completa es la carta circular de la Congregación para el CleroOmnes Christifideles de 25 de enero de 1973, en el que se dice que este órgano diocesano debe estar integrado por sacerdotes y laicos, procurando que no predominen los sacerdotes. También debe integrase a  los religiosos, de modo que esté representada toda la Iglesia diocesana. 

Forman el Consejo aquellos fieles cristianos, sacerdotes, miembros de institutos de vida consagrada y laicos, que estando en plena comunión con la Iglesia y destacando por su fe, vida cristiana y prudencia, sean designados de acuerdo con los propios estatutos del Consejo. En él deben estar representados los arciprestazgos y vicarías. Los miembros de este organismo son natos, designados y elegidos, si bien el número de natos y designados no sobrepasará 50 por 100 de sus miembros. Entre ellos hay que contar a los miembros del Consejo episcopal, Rector del Seminario, Director de Caritas Diocesana, cuatro miembros de la Vida Consagrada, dos miembros de las Hermandades y cuatro designados por el Arzobispo. Serán miembros elegidos un sacerdote diocesano y un laico por cada uno de los seis Consejos Pastorales de las Vicarías, un Delegado Diocesano de Pastoral por cada una de las cuatro unidades de acción pastoral, elegidos por los Delegados Diocesanos encuadrados en cada unidad, cuatro laicos, miembros activos de distintos movimientos o asociaciones de apostolado seglar, elegidos por el Consejo Diocesano de Apostolado Seglar, un miembro del Cabildo de la Catedral, elegido por dicho Colegio, y un miembro del Consejo Diocesano de Asuntos Económicos. Todos ellos desempeñarán su función por un período de cuatro años. El Pleno del Consejo se reunirá en sesión ordinaria dos veces al año y en sesión extraordinaria cuantas veces lo juzgue necesario el Presidente, que es el Arzobispo.

Para todos, mi saludo fraterno y mi bendición.

+ Juan José Asenjo Pelegrina

Arzobispo de Sevilla

Mons. Juan José Asenjo
Acerca de Mons. Juan José Asenjo 340 Articles
Mons. D. Juan José Asenjo Pelegrina nació en Sigüenza (Guadalajara) el 15 de octubre de 1945. Fue ordenado sacerdote en 1969. Es Licenciado en Teología por la Facultad Teológica del Norte de España, sede de Burgos (1971). Amplió estudios en Roma donde realizó, desde 1977 hasta 1979, los cursos de Doctorado en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, y las Diplomaturas en Archivística y Biblioteconomía en las Escuelas del Archivo Secreto Vaticano y de la Biblioteca Apostólica Vaticana. CARGOS PASTORALES Los primeros años de su ministerio sacerdotal los desarrolló en su diócesis de origen, en Sigüenza-Guadalajara, donde trabajó en la enseñanza y en la formación sacerdotal. Estuvo vinculado especialmente al Patrimonio Cultural como Director del Archivo Artístico Histórico Diocesano (1979-1981), Canónigo encargado del Patrimonio Artístico (1985-1997) y Delegado Diocesano para el Patrimonio Cultural (1985-1993). En 1993 fue nombrado Vicesecretario para Asuntos Generales de la CEE, cargo que desempeñó hasta su ordenación episcopal, el 20 de abril de 1997, como Obispo Auxiliar de Toledo. Tomó posesión de la diócesis de Córdoba el 27 de septiembre de 2003. El 13 de noviembre de 2008 fue nombrado Arzobispo Coadjutor de Sevilla y el día 5 de noviembre de 2009 comenzó su ministerio como Arzobispo metropolitano de Sevilla, al aceptar el Santo Padre la renuncia del Cardenal Amigo Vallejo. Por delegación de los Obispos del Sur, es el Obispo responsable de la Pastoral de la Salud de Andalucía. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE preside la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural, cargo para el que fue elegido el 15 de marzo de 2017. Ya había presidido esta Comisión de 2005 a 2009. Otros cargos en la CEE: vicesecretario para Asuntos Generales (1993-1997); secretario general y portavoz de la CEE (1998-2003); miembro del Comité Ejecutivo (2009-2017). Fue copresidente de la Comisión Mixta Ministerio de Educación y Cultura-Conferencia Episcopal Española para el seguimiento del Plan Nacional de Catedrales de 1998 a 2003. Ejerció de coordinador Nacional de la V Visita Apostólica del Papa Juan Pablo II a España el 3 y 4 de mayo de 2003. Ha sido miembro de la "Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia" y de la "Junta Episcopal Pro V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús".