“No te rindas”, evangeliza “a tiempo y a destiempo”

ZornozaBoyRafaelMons. Rafael Zornoza        La Virgen del Pilar nos ha recordado en este fin de semana las raíces de nuestra fe, la de España, porque nos recuerda a la primera evangelización, la de Santiago. Ahora que tanto escuchamos hablar y hablamos de Nueva Evangelización, recordar el episodio del Pilar es muy ilustrativo. Porque en nuestra tarea de ser evangelizadores nos puede pasar lo mismo que le pasó al Apóstol Santiago: frustrados por la falta de respuesta de nuestros oyentes y cansados de un esfuerzo aparentemente inútil, nos echamos a la orilla del río y que el trabajo lo pase otro.

Pues si eso le pasó a él, que conoció al Maestro cara a cara, que estaba lleno del Espíritu Santo y que, de vuelta en su tierra, no dudó en dar la vida por el Evangelio, ¿cómo no nos va a pasar a nosotros?

Pues a él se le apareció la Virgen con un mensaje de ánimo y de esperanza. Que no se preocupara, que aquella gente de duras entendederas, que parecía que no le había escuchado, iba a invocar también al Señor y que la fe de aquel pueblo iba a ser tan estable como la columna sobre la cual se había aparecido. Y eso que le dijo entonces al apóstol, nos lo dice también a nosotros hoy, ante nuestros cansancios, luchas, frustraciones y desesperanzas.

Ante esta actitud tan humana de querer ver los resultados, y cuanto antes mejor, ante esta actitud tan nuestra de inquietarnos y descorazonarnos cuando no vemos los frutos de nuestro trabajo, la Virgen nos dice: “No te rindas”. Nos dice que nuestro trabajo es ser los sembradores de la Palabra, no los segadores. De eso ya se encargarán otros. O mejor dicho, ya se encargará Otro: Jesucristo. En nuestro trabajo de anunciadores del Evangelio no podemos desfallecer. Debemos evangelizar “a tiempo y a destiempo”, como le decía San Pablo a Timoteo.

Pero para ser evangelizadores primero hay que ser evangelizados. Esto es lo que estamos promoviendo en nuestra diócesis con la Escuela de Evangelizadores para iniciar una gran misión y acciones misioneras que están comenzando ya entre nosotros. Y esto es un trabajo difícil. Pero, una vez más tenemos que repetírnoslo, para que cale: “No te rindas”. Pidamos juntos al Señor la fuerza, el ánimo y confianza en El para llevar a todos el gozo de creer y el amor de Cristo.

+ Rafael Zornoza Boy

Obispo de Cádiz y Ceuta

@ZornozaBoy

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 332 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.