El V Centenario de Santa Teresa de Jesús

Mons. Julian LópezMons. Julián López     Queridos diocesanos:

El próximo día 15, fiesta de Santa Teresa de Jesús (Teresa de Cepeda y Ahumada), se inaugura en España el V Centenario del nacimiento de la reformadora de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo, una mujer verdaderamente extraordinaria bajo muchos aspectos, pero de manera especial como maestra de oración y de vida espiritual. Había nacido en Ávila el 28 de marzo de 1515 siendo bautizada en la parroquia de san Juan Bautista el día 4 de abril. En 1535 entró como carmelita en el monasterio de la Encarnación. En la cuaresma de 1554 se produjo su conversión ante un Cristo “muy llagado” iniciándose su experiencia de gracias místicas. En 1562 inauguró el convento de San José de Ávila y la reforma teresiana. En los años siguientes fundó nuevos conventos y escribió sus célebres obras y cartas que la han hecho acreedora del título de Doctora de la Iglesia, otorgado por el próximo beato Pablo VI en 1970. Fue canonizada en 1622.

Santa Teresa bien merece ser mejor conocida tanto en su personalidad humana como en la hondura de sus escritos de elevado valor religioso y literario, en los que da testimonio con gran vigor y nitidez de la presencia de Dios en su vida. Teresa escribía no para hacer literatura, aunque la hacía al lograr describir lo que sucedía en su alma, sino para mostrar la gran bondad divina y su asombro al contemplar la grandeza de Dios y su misericordia. Su obra cumbre, El Castillo interior o Las Moradas,  es un verdadero tratado de teología mística desde el propio proceso espiritual que ella vivió. Sus poesías, aunque ella no se sentía poeta, reflejan también una intensa vida interior. ¿Quién no ha leído o escuchado su célebre “Vivo sin vivir en mí…” en el que resuena la expresión de san Pablo: “Vivo yo, más no yo, es Cristo quien vive en mí” (Ga 2, 20), etc. 

 En León hay también una huella teresiana. Son sus hijas las carmelitas de la carretera de Asturias y varias congregaciones religiosas que se inspiraron en la Santa Abulense. En la catedral tenemos también una hermosa imagen de ella. Aprovechemos este centenario para acercarnos a la persona, la vida, la obra y las enseñanzas de Santa Teresa de Jesús. No faltarán programa y ocasiones. El papa Francisco ha concedido a las diócesis españolas un Año Jubilar Teresiano con gracias especiales. Me remito al decreto en el que señalo la catedral, el convento de las MM. Carmelitas y la iglesia parroquial de San Lorenzo como lugares para beneficiarse de esas gracias. Con mi cordial saludo y bendición:

+ Julián López,

Obispo de León

 

 

Mons. Julián López
Acerca de Mons. Julián López 164 Articles
Mons. D. Julián López Martín nace en Toro (Zamora) el 21 de abril de l945. Estudió en el Seminario Diocesano de Zamora y en el P. Instituto de San Anselmo de Roma, donde obtuvo el doctorado en Teología Litúrgica en 1975, como alumno del P. Colegio Español y del Centro Español de Estudios Eclesiásticos anexo a la Iglesia Nacional Española de Roma. Recibió la ordenación sacerdotal en Zamora el 30 de junio de 1.968. CARGOS PASTORALES Fue coadjutor de Villarín de Campos y cura ecónomo de Otero de Sariegos (1968-1970), coadjutor de la parroquia de Cristo Rey en Zamora (1973-1989) y, desde 1978, canónigo Prefecto de Sagrada Liturgia de la Catedral de Zamora y delegado diocesano de Pastoral Litúrgica, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores desde 1984. Ha sido también consiliario diocesano del Movimiento Familiar Cristiano (1976-1986) y consiliario de la Zona Noroeste de este Movimiento (1980-1983). Profesor de Religión en el Instituto "Claudio Moyano" (1975-1976) y en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado en Zamora (1981-1983). Ha sido director del Centro Teológico Diocesano "San Ildefonso" y de la Cátedra "Juan Pablo II" (1984-1992); delegado diocesano para el IV Centenario de la Muerte de Santa Teresa de Jesús (1980-1982); Año de la Redención (1983-1984); Año Mariano Universal (1987-1988); V Centenario (1992) y Congreso Eucarístico de Sevilla (1993). Profesor de Liturgia y Sacramentos de la Universidad Pontificia de Salamanca (1975-1981 y 1988-1994), ha sido también Presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia (1992-1995), habiendo impartido clases en las Facultades de Teología de Burgos (1977-1988) y de Barcelona (1984-1989). El 15 de julio de 1994 fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo por el Papa Juan Pablo II, tomando posesión el 25 de agosto del mismo año. Cargo que desempeñó hasta su nombramiento como Obispo de León el día 19 de marzo de 2002, tomando posesión el 28 de abril. El 6 de julio de 2010 Benedicto XVI le nombró miembro de la congregación para el Culto Divino de la Santa Sede. En la CEE ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 1996 a 1999. De 1993 a 2002 formó parte de la Comisión de Liturgia y desde 2002 a 2011 fue Presidente de dicha Comisión. Desde 2011 es miembro de ella