Ante las fiestas patronales de Zaragoza en honor de Nuestra Señora, La Santísima Virgen del Pilar

Mons. Manuel UreñaMons. Manuel Ureña     El próximo domingo, día 12 de octubre, celebraremos en Zaragoza la fiesta de nuestra patrona la Santísima Virgen del Pilar. Un año más detenemos la mirada en el contenido nuclear de la tradición pilarista: en María de Nazaret, la madre del Señor Jesús. Ésta, antes de su asunción al Cielo en cuerpo y en alma, vino milagrosamente a Cesaraugusta, en la segunda noche del día 1 de enero del año 40, para confortar al apóstol Santiago el Mayor, que libraba aquí los duros trabajos del Evangelio. Y se encontró con él a orillas del río Ebro, en donde el Apóstol descansaba con los ocho primeros convertidos.

En recuerdo de aquel acontecimiento, se levantó más tarde en el lugar referido una modesta capilla en honor de Nuestra Señora, en donde, hasta el día de hoy, se venera su imagen sobre una columna. Aquella pequeña y primitiva capilla, con el correr de los siglos, se ha convertido en la grandiosa basílica actual, que acoge, como centro vivo y permanente de peregrinaciones, a innumerables fieles, los cuales, desde todas las partes del orbe, vienen a rezar a la Virgen, “a ver a la Virgen”, como decimos tan familiarmente los zaragozanos.

Este año de 2014, las fiestas patronales de Zaragoza van a tener un significado especial, pues serán el pórtico de la celebración del 1975º aniversario de la venida de la Virgen en carne mortal a Zaragoza.

En efecto, con motivo de cumplirse en 2015 tan gran efemérides, el Excmo. Cabildo Metropolitano me ha propuesto celebrar con toda solemnidad el antedicho acontecimiento mediante un Año Jubilar. Pues bien, asumida gratamente la petición recibida, he establecido por decreto la celebración de un Año jubilar extraordinario en torno a la imagen de Nuestra Señora del Pilar, en su Catedral Basílica, que se extenderá desde el día 11 de octubre, víspera de la solemnidad de la Virgen del Pilar del presente año de 2014, hasta el 13 de octubre de 2015.

Más todavía: dispuesto a enriquecer este Año jubilar con la gracia del perdón completo de los pecados, he dirigido a Su Santidad el Papa Francisco la súplica de la concesión, para este Jubileo extraordinario, de la indulgencia plenaria, la cual podremos lucrar todos, siempre que cumplamos, con el corazón verdaderamente contrito, las tres condiciones necesarias y la obra prescrita.

Como signo visible del triunfo en las almas de la caridad de Cristo durante el Año jubilar que ahora comienza, el Cabildo Metropolitano, con la ayuda de la Archidiócesis y de todos los fieles, hijos de la Virgen del Pilar, ofrecerá a la comunidad diocesana dos obras singulares: la restauración y rehabilitación de la capilla lateral de san Lorenzo en la Catedral Basílica y la construcción del templo de la parroquia recientemente constituida de san Ignacio Clemente Delgado en el barrio zaragozano de Valdespartera.

1. La capilla de san Lorenzo se debe en su actual morfología al pintor de Daroca D. Francisco del Plano y al arquitecto D. Ventura Rodríguez. Esta capilla es de iguales dimensiones que las otras del templo del Pilar. Francisco del Plano pintó en la cúpula una representación de la subida de san Lorenzo a la Gloria. La pintura estaba muy deteriorada por antiguas goteras que ocasionaron grandes pérdidas. Muy deficientemente restaurada tras la Guerra Civil, la pintura ha sido ahora objeto de una restauración científica, lo que permitirá que volvamos a disfrutar de la visión de la pintura original. Francisco del Plano es también el autor de los dos inmensos lienzos que decoran las paredes laterales de la capilla. Las pinturas representan el martirio de san Lorenzo y a éste ante el emperador Valeriano. Por su parte, el arquitecto Ventura Rodríguez proyectó el altar de la capilla, cuyos trabajos de cantería, mármoles y albañilería serían realizados por Juan-Bautista Pirlet. La escultura fue confiada a Juan Fita. Finalmente, son preciosos los zócalos, esos dos espléndidos arrimaderos de cerámica valenciana situados bajo los lienzos.

La capilla de san Lorenzo, cuyas obras están ya terminadas, será bendecida e inaugurada el próximo sábado día 11 de octubre, víspera de la fiesta de Nuestra Señora del Pilar, en el marco del tradicional claustro magno que allí se celebra en tal fecha. El acto será presidido por Su Eminencia el Cardenal aragonés D. Santos Abril y Castelló, Prefecto de la Basílica Liberiana o de Santa María la Mayor y Presidente de la Comisión cardenalicia de vigilancia del Instituto para las Obras de la Religión (=IOR). Agradecemos a la empresa Acciona, particularmente a su Presidente, el Excmo. Sr. D. José-Manuel Entrecanales, haber sido el medio a través del cual María del Pilar nos ha devuelto, luminosa y esplendente, esta joya arquitectónica de la Basílica.

2. Y, respecto de la iglesia parroquial de Valdespartera, os pido a todos colaboremos con nuestras mejores fuerzas a hacer posible, con la ayuda de la Virgen, la construcción de dicho templo. Su coste se aproxima a un millón de euros. Ya por anticipado damos las gracias al Excmo. Cabildo Metropolitano y a su Deán y Vicario General de la Archidiócesis, Mons. Manuel Almor Moliner, por estar dispuestos a sufragar esta obra. ¡Ojalá podamos ofrecer a la Virgen, antes del 13 de octubre del próximo año de 2015, fecha de clausura del Jubileo, la consagración e inauguración del templo parroquial de san Ignacio Clemente Delgado en Valdespartera!

Sed todos bienvenidos a Zaragoza, la dulce tierra de María.

Manuel Ureña,

Arzobispo de Zaragoza

Mons. Manuel Ureña
Acerca de Mons. Manuel Ureña 137 Articles
Manuel Ureña Pastor nació en Albaida (Valencia) el 4 de Marzo de 1945. Realizó sus estudios de Enseñanza Primaria en las Escuelas Nacionales de su pueblo natal. En Septiembre de 1959 ingresó en el Seminario Metropolitano de Moncada (Valencia), en donde cursó el Bachillerato Elemental y el Bachillerato Superior, y, posteriormente, el quinquenio de Estudios Eclesiásticos, obteniendo en junio de 1970 el título de Bachiller en Teología. Entre los años 1968 y 1973, cursó Estudios Superiores de Historia y de Geografía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Literaria de Valencia. En 1973 obtuvo la Licenciatura en Teología en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca con una tesina sobre “El tema de Dios en el joven Leibnitz”. El 14 de Julio de aquel mismo año, 1973, recibió la ordenación sacerdotal en Valencia de manos del entonces Sr. Arzobispo Metropolitano, S.E. Rvdma., Mons. José María García Lahiguera. A partir de septiembre de aquel año ejerce el ministerio sacerdotal, como coadjutor, en la parroquia de Nuestra Señora del Olivar de Alacuás (Valencia) y, al mismo tiempo, imparte clases de Teología pastoral, de Teología Fundamental y de Teología de la fe en la Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia. En Septiembre de 1976 es enviado a Roma para cursar estudios superiores de Filosofía en la Pontificia Universidad de Santo Tomás. Allí obtendrá en abril de 1984 el grado de Doctor en Filosofía con una Tesis Doctoral sobre el pensamiento del filósofo neomarxista alemán Ernst Bloch titulada: “Ernst Bloch:una interpretación teleológica –inmanente de la realidad” que mereció la máxima calificación académica. En 1980, es nombrado Director del Colegio Mayor "San Juan de Ribera", de Burjasot (Valencia), y profesor de Metafísica y de Historia de la Filosofía Antigua en la Facultad de Teología de Valencia. Durante dos semestres impartiría también las asignaturas de Filosofía de la Religión y de Historia de la Filosofía medieval. En 1987 es nombrado miembro de la Blochsgesellschaft, en la entonces República Federal de Alemania. El 8 de Julio de 1988 el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo de la Diócesis de Ibiza, siendo consagrado el 11 de septiembre de aquel mismo año. Y, desde el 20 de abril de 1990, simultaneó su ministerio episcopal en Ibiza con el de Administrador Apostólico de la Diócesis de Menorca. En Julio de 1991, el Papa Juan Pablo II lo trasladó a la Diócesis, entonces recien creada, de Alcalá de Henares, nombrándolo, al mismo tiempo, Visitador Apostólico de los Seminarios Mayores de las provincias eclesiásticas de Andalucía y Administrador Apostólico de la Diócesis de Ibiza. En 1992, el entonces Presidente de la Conferencia Episcopal Española y Arzobispo de Zaragoza, S. E. Rvdma., Mons. Elías Yanes Álvarez, lo nombró Consiliario Nacional de la Adoración Nocturna Española, cargo que sigue ejerciendo en la actualidad. En Julio de 1998 es nombrado Obispo de la Diócesis de Cartagena, Administrador Apostólico de la diócesis de Alcalá de Henares y Gran Canciller de la Universidad Católica de Murcia. Promovido al Arzobispado de Zaragoza el 2 de abril de 2005, comenzó a ejercer aquí su ministerio de sucesión apostólica el 19 de junio del mismo año, al tiempo que era nombrado Administrador Apostólico de la diócesis de Cartagena y Gran Canciller de la Universidad San Jorge de Zaragoza. En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Pastoral Social, de Seminarios y Universidades, y del Comité Episcopal ‘Pro vita’. En la actualidad es miembro de la Comisión Episcopal de para la Doctrina de la Fe. Su investigación filosófica gira en torno al pensamiento marxista y al pensamiento postmoderno. En teología, ha trabajado bastante el pensamiento de los teólogos católicos Karl Rahner y Hans Urs von Balthasar; y, en teología protestante, ha familiarizado mucho con los teólogos protestantes Karl Barth y Dietrich Bonhoeffer. Sus trabajos científicos son ya más de 60. Y su principal publicación es el libro Ernst Bloch, ¿un futuro sin Dios? (BAC MAIOR (Madrid) 1986). Reconocimientos: Hijo Predilecto de Albaida, Medalla de Oro de la ciudad de Murcia, Defensor de Zaragoza 2008, Premio IACOM (Instituto Aragonés de Comunicación). Premio Fundación Carlos Sanz 2010. Caballero de Honor de Ntra. Sra. del Pilar. Encargos pastorales: Miembro de la Comisión de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal, trienios (1993-1996; 1996-1999; 1999-2002; 2002-2005; 20005-2008; 2008-2011). Miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (2011-2014). Gran Canciller de la Universidad San Jorge de Zaragoza. Doctor Honoris Causa por la Universidad Católica San Antonio de Murcia.