El tercer catecismo de la iniciación cristiana

Mons. Alfonso MiliánMons. Alfonso Milián      Tengo la satisfacción de poner en vuestras manos de padres, sacerdotes y catequistas el tercer catecismo de la Iniciación Cristiana, que lleva por título “Testigos del Señor”. Lo hago en este domingo primero de octubre dedicado a la educación en la fe, con la esperanza de que vosotros lo entregaréis a vuestros hijos, feligreses y catequizandos para ayudarles a crecer en la fe una vez que ya han recibido la Eucaristía y durante el tiempo en el que se están preparando para la Confirmación.

Deseo lo mejor para vosotros y vuestros hijos; deseo vuestra felicidad y daros a conocer el sentido de la vida: que os encontréis con Jesucristo, amigo, guía y maestro de un nuevo estilo de vivir; deseo que le conozcáis y le améis plenamente.

Cuando en el año 1992 se publicó el Catecismo de la Iglesia Católica, compendio y síntesis de la fe de la Iglesia, se presentó como base y referencia segura
para los catecismos adaptados a las diversas edades, que en cada país debían redactar las correspondientes Conferencias Episcopales. Este nuevo catecismo, “Testigos del Señor”, redactado por la Conferencia Episcopal Española presenta la fe de la Iglesia de un modo accesible a los niños que ya han sido iniciados en la Eucaristía y a los adolescentes que están en camino hacia la Confirmación. Es, pues, un catecismo para los niños y adolescentes de nuestro país que están entre los diez y los catorce años de edad.

Con él se culmina la Iniciación Cristiana, que comenzó en el Bautismo. Para aquellos primeros momentos, los Obispos españoles pusimos en las manos de las familias y de las parroquias un primer catecismo: “Los primeros pasos en la fe”, orientado a despertar el sentimiento religioso y cristiano en los niños menores de seis años. Después ofrecimos el catecismo “Jesús es el Señor”, para los niños de entre los seis y los diez años, edades en las que se preparan para iniciarse en la Eucaristía. Este nuevo catecismo “Testigos del Señor” pretende continuar el crecimiento en la fe a partir de los diez años y culminarlo con el sacramento de la Confirmación.

Los tres catecismos forman el conjunto catequético de la iniciación en la fe de los niños y adolescentes y ofrecen unos valiosos instrumentos para el aprendizaje de la vida cristiana, inseparable de los sacramentos del Bautismo, Confirmación y Eucaristía.

Recordad que el catecismo no es un libro cualquiera. Presenta el tesoro de la fe de la Iglesia y requiere ser leído en compañía de la Iglesia: sacerdotes, catequistas, familia y comunidad cristiana. Con estas palabras del papa Francisco os animo a recibirlo: «Anunciar a Cristo significa que creer en él y seguirlo no es solo algo verdadero y justo, sino también bello, capaz de colmar la vida de un nuevo resplandor y de un gozo profundo, aún en medio de las pruebas».

Pido a María, la Virgen, que, como buena madre, os acompañe a conocer y querer más y más a Jesús y a seguir sus pasos para ser muy felices y hacer felices a todos.

Con mi afecto y bendición.

+ Alfonso Milián Sorribas
Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Alfonso Milián Sorribas
Acerca de Mons. Alfonso Milián Sorribas 101 Articles
Mons. Alfonso Milián Sorribas nació el 5 de enero de 1939 en La Cuba, provincia de Teruel y diócesis de Teruel y Albarracín. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza y fue Ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962. En 1992 obtuvo la Licenciatura en Teología Catequética por la Facultad de Teología ‘San Dámaso’ de Madrid, con la tesina «La iniciación a la dimensión contemplativa del catequista por medio de la oración de Jesús». La segunda parte de la misma fue publicada en 1993, en la revista ‘Jesus Cáritas’ con el título «La invocación del nombre de Jesús, camino de encuentro con el Padre». Además del español, conoce el francés. Después de su ordenación, ha desempeñado los siguientes cargos: - 1962–1969:Párroco de Azaila (Teruel); - 1962–1967:Coadjutor de la Parroquia de La Puebla de Hijar (Zaragoza); - 1967–1969:Encargado de las Parroquias de Vinaceite (Teruel) y Almochuel (Zaragoza); - 1969–1983:Párroco de ‘San Pío X’ en Zaragoza; - 1970–1976:Delegado de Cáritas de Arrabal (Zaragoza); - 1978–1990:Miembro del Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1980–1981:Consiliario del Movimiento ‘Junior’; - 1982–1990:Vicario Episcopal de la Vicaría IV de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1992–1996:Delegado Diocesano de Apostolado seglar y Consiliario Diocesano del Movimiento ‘Junior’; - 1992–1998:Delegado Diocesano de Pastoral Vocacional; - 1996–2004:Vicairo Episcopal de la Vicaría II; - 1998–2004:Consiliario de ‘Manos Unidas’; - Nombrado Obispo Auxiliar de Zaragoza el 9 de noviembre de 2000 y elegido para la sede titular de Diana, recibió la ordenación Episcopal el 3 de diciembre de 2000. - El 11 de noviembre de 2004, el Nuncio Apostólico en España comunicó al Administrador Diocesano el nombramiento de Don Alfonso Milián para la sede barbastrense-montisonense, de la que tomó posesión el 19 de diciembre de 2004 en la catedral de Barbastro. - En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Episcopal de Asuntos Sociales y Obispo Delegado para Cáritas Española.