El Evangelio de la familia

Mons. Saiz MenesesMons. Àngel Saiz Meneses      Con el tema “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”, comienza este domingo en Roma la asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos que se prolongará hasta el 19 de octubre. Dos semanas de intenso trabajo, que se deberán completar con el asamblea ordinaria que está previsto que se reúna de nuevo –y en torno al mismo tema- en el otoño de 2015.

El Papa ha manifestado un especial interés tanto para la institución sinodal –que está llamada a ser una expresión de un estilo de gobierno más participativo, o más conjunto- como por el tema que va a ser tratado.

El objetivo del Sínodo extraordinario sobre la familia, en palabras del arzobispo Bruno Forte, que es un reconocido teólogo, es escuchar los problemas y expectativas que hoy en día se viven en tantas familias, mostrándonos cercanos a estos problemas y ofreciéndoles de manera creíble la misericordia de Dios y la belleza de la respuesta a su llamada.

Mi deseo es ampliar algo estas últimas palabras; es decir, proponer la belleza de la respuesta al plan de Dios sobre la familia, la belleza de la familia o, como se ha dicho recientemente, la belleza y la fecundidad de vivir “el Evangelio de la familia”.

No se trata de desconocer los retos y los problemas reales de las familias cristianas en las diversas situaciones culturales en que ésta vive. El Papa ha pedido que todas las diócesis respondan a una consulta amplia, que sin duda será el punto de partida de las deliberaciones sinodales.

Pero creo que acertaba Mons. Vincenzo Paglia, presidente de la Pontificia Comisión para la Familia, al decir –en una visita suya a Barcelona- que lo más urgente es proclamar “el Evangelio de la familia”. El documento preparatorio de esta asamblea sinodal también insiste en este aspecto. La Buena Noticia del Dios que es amor –recordemos aquella bella encíclica de Benedicto XVI titulada “Dios es amor”- ha de ser proclamada a todas las personas que viven esta experiencia humana fundamental de la vida matrimonial, abierta al don de los hijos, que es la comunidad familiar.

La doctrina de la fe sobre el matrimonio y sobre la familia ha de ser presentada de manera comunicativa y eficaz, para que sea capaz de alcanzar los corazones y de transformarlos según la voluntad de Dios que se nos ha manifestado en Jesucristo.

La belleza del mensaje bíblico sobre la familia tiene su fundamento en la creación del hombre y la mujer, ambos hechos a imagen y semejanza de Dios, como nos revela el libro del Génesis. Unidos por un vínculo sacramental indisoluble, los esposos están llamados a vivir la belleza del amor humano santificado por Cristo en un sacramento, la belleza de la paternidad, de la maternidad y de la dignidad suprema de participar así en la obra creadora de Dios.

La vivencia del “Evangelio de la familia” o la realización existencial del modelo cristiano de la misma no está en modo alguno agotada, sino que quizá en algunos de sus aspectos, está todavía inédita. Mucho nos jugamos y mucho hemos de esperar de este Sínodo. Recemos por quienes han de trabajar en él las próximas dos semanas.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 391 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.