El Sínodo de la Familia

Mons. Julian LópezMons. Julián López     Queridos diocesanos:

El domingo 5 de octubre, solemnidad de San Froilán, nuestro Patrono, se inaugura en Roma una Asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos bajo el título “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”. La asamblea, que será clausurada el 19 de octubre, tendrá continuidad en otra pero ya de carácter ordinario en octubre de 2015. La de ahora va a estar dedicada al análisis de la problemática actual de la familia y del matrimonio y a recoger testimonios y propuestas para revitalizar estas realidades verdaderamente vitales para la persona.

La importancia de esta asamblea es muy grande a causa de los retos que tiene planteados hoy la institución familiar, como las situaciones de convivencia y uniones de hecho, de personas separadas o divorciadas, de divorciados vueltos a casar y de sus hijos, de los que están en condiciones de “irregularidad canónica”, de las madres solteras, de los que piden casarse por la Iglesia sin ser creyentes, etc. Se pretende no tanto hacer un diagnóstico de los problemas como destacar el papel de la familia “célula fundamental de la sociedad” y lugar donde se aprende a convivir en la diferencia y en la pertenencia mutua, y como espacio privilegiado de valores como el amor, la fraternidad, la dignidad de las personas, el respeto y la solidaridad entre generaciones, la búsqueda del bien común, etc.  El Sínodo trabajará sobre la base de un documento elaborado a partir de un amplio y detallado cuestionario que han respondido obispos, expertos en la vida familiar,  matrimonios y equipos de pastoral familiar de todos los continentes. Nuestra diócesis ha participado también a través de la delegación diocesana de Pastoral Familiar.

La primera parte del documento al que se puede acceder en internet,está dedicada al evangelio de la familia según el designio de Dios manifestado en la ley natural, en la revelación bíblica y en la tradición cristiana, y acogido por la comunidad de los fieles a pesar de las diferencias geográficas y culturales. La belleza de la vida familiar, para los creyentes, parte de la vida trinitaria y se refleja en la Sagrada Familia de Nazaret, constituyendo un estilo de vida común en la relación de pareja y con los hijos. La segunda parte del documento afronta precisamente los desafíos pastorales como la crisis de fe, las presiones externas y las situaciones de convivencia, la preparación para el matrimonio, las uniones de hecho, los problemas de las personas separadas o divorciadas, de los divorciados vueltos a casar y de sus hijos, de los que están en condiciones de “irregularidad canónica”, de las madres solteras, de los que piden casarse por la Iglesia sin ser creyentes o practicantes, etc.

 

La tercera parte, sin perder de vista la belleza del matrimonio y de la familia, se ocupa también de la apertura a la vida, de la práctica sacramental y de las sugerencias pastorales. Se pretende ante todo definir una pastoral de la misericordia que proponga sin imponer, que acompañe sin rechazar, que invite sin expulsar y que interrogue sin desilusionar. Como veis, una temática apasionante que pide nuestro interés y nuestra plegaria sincera por el fruto de esta gran asamblea. Con mi cordial saludo y bendición:

 

+ Julián López,

Obispo de León

 

Mons. Julián López
Acerca de Mons. Julián López 166 Articles
Mons. D. Julián López Martín nace en Toro (Zamora) el 21 de abril de l945. Estudió en el Seminario Diocesano de Zamora y en el P. Instituto de San Anselmo de Roma, donde obtuvo el doctorado en Teología Litúrgica en 1975, como alumno del P. Colegio Español y del Centro Español de Estudios Eclesiásticos anexo a la Iglesia Nacional Española de Roma. Recibió la ordenación sacerdotal en Zamora el 30 de junio de 1.968. CARGOS PASTORALES Fue coadjutor de Villarín de Campos y cura ecónomo de Otero de Sariegos (1968-1970), coadjutor de la parroquia de Cristo Rey en Zamora (1973-1989) y, desde 1978, canónigo Prefecto de Sagrada Liturgia de la Catedral de Zamora y delegado diocesano de Pastoral Litúrgica, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores desde 1984. Ha sido también consiliario diocesano del Movimiento Familiar Cristiano (1976-1986) y consiliario de la Zona Noroeste de este Movimiento (1980-1983). Profesor de Religión en el Instituto "Claudio Moyano" (1975-1976) y en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado en Zamora (1981-1983). Ha sido director del Centro Teológico Diocesano "San Ildefonso" y de la Cátedra "Juan Pablo II" (1984-1992); delegado diocesano para el IV Centenario de la Muerte de Santa Teresa de Jesús (1980-1982); Año de la Redención (1983-1984); Año Mariano Universal (1987-1988); V Centenario (1992) y Congreso Eucarístico de Sevilla (1993). Profesor de Liturgia y Sacramentos de la Universidad Pontificia de Salamanca (1975-1981 y 1988-1994), ha sido también Presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia (1992-1995), habiendo impartido clases en las Facultades de Teología de Burgos (1977-1988) y de Barcelona (1984-1989). El 15 de julio de 1994 fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo por el Papa Juan Pablo II, tomando posesión el 25 de agosto del mismo año. Cargo que desempeñó hasta su nombramiento como Obispo de León el día 19 de marzo de 2002, tomando posesión el 28 de abril. El 6 de julio de 2010 Benedicto XVI le nombró miembro de la congregación para el Culto Divino de la Santa Sede. En la CEE ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 1996 a 1999. De 1993 a 2002 formó parte de la Comisión de Liturgia y desde 2002 a 2011 fue Presidente de dicha Comisión. Desde 2011 es miembro de ella