ANTE EL SÍNODO DE LA FAMILIA – El anuncio del evangelio de la familia

Mons. Vicente Jiménez ZamoraMons. Vicente Jiménez  Zamora      Ante el próximo Sínodo de los Obispos sobre la familia, convocado por el Papa Francisco, que se celebrará en Roma desde el 5 al 19 de octubre de este año, en esta breve carta pastoral presento algunas consideraciones sobre el evangelio de la familia.

El anuncio del evangelio de la familia es parte integrante de la misión de la Iglesia, porque la revelación de Dios ilumina el misterio del matrimonio y de la familia.

En los tiempos actuales, la difundida crisis cultural, social y espiritual constituye un serio desafío para la evangelización de la familia.

El Sínodo de los Obispos sobre la familia con el tema: Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización, está llamado a reflexionar sobre el camino que se ha de seguir para comunicar a todos los hombres la verdad del amor conyugal y de la familia, respondiendo a los múltiples desafíos, a los que alude el Papa Francisco en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, n. 66.

La familia es un recurso inagotable y una fuente de vida para la pastoral de la Iglesia. Por ello, su finalidad primaria es el anuncio de la belleza de la vocación al amor, gran potencial también para la sociedad. Ante esta urgencia, los Obispos reunidos en Sínodo presididos por el Sucesor de Pedro el Papa Francisco, se disponen a escuchar con docilidad al Espíritu Santo, para reflexionar sobre los desafíos pastorales actuales.

La Iglesia, consciente de que las dificultades no condicionan el último horizonte de la vida familiar y de que las personas no se encuentran solas frente a los problemas nuevos, anuncia el evangelio de la familia y ofrece ayuda y acompañamiento a las familias en dificultades, con fidelidad al mandato del Señor.

El Papa Francisco, en sus frecuentes encuentros con las familias, estimula siempre a mirar con esperanza el propio futuro, recomendando aquellos estilos de vida a través de los cuales se cuida y se hace crecer el amor en familia: pedir permiso, agradecer y pedir perdón, sin dejar jamás que el sol se oculte antes de resolver un litigio o una incomprensión, sin tener la humildad de excusarse.

Desde el comienzo de su pontificado, el Papa Francisco ha insistido: “Dios jamás se cansa de perdonar, pero nosotros, a veces, nos cansamos de pedir perdón” (Ángelus del 17 de marzo de 2013). Este hincapié en la misericordia ha suscitado un notable impacto también en relación a las cuestiones referidas al matrimonio y a la familia, en cuanto más allá de todo moralismo rígido, confirma y abre horizontes en la vida cristiana, a pesar del pecado cometido. La misericordia de Dios abre el camino a la conversión y al continuo renacimiento.

Oremos al Señor por el Sínodo, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco y de la Secretaría del Sínodo.

+ Vicente Jiménez Zamora

Obispo de Santander

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 254 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria. El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017. Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014. El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.