Objetivos Pastorales Diocesanos

Mons. Salvador Gimenez VallsMons. Salvador Giménez       En el artículo de la semana pasada, el primero de este curso, saludaba a todos con la apertura de un nuevo período pastoral y pedía una actitud renovada para afrontarlo con buen ánimo y profunda alegría.

En hoja aparte de este FULL se incluye el texto de los objetivos pastorales diocesanos que, con la colaboración de los distintos organismos, han sido elaborados. Espero que su lectura os resulte provechosa. Os pido, además, que los sintáis como propios y os comprometáis en su desarrollo.

En estas primeras semanas ruego al Señor, como Pastor diocesano, que nuestra Iglesia responda con humildad y coraje a su mandato, que trabaje sin descanso por la unidad de todas las comunidades que la forman y que presente el mejor rostro del Maestro a todos los que viven junto a nosotros.

sa es la pretensión más importantede los objetivos pastorales, cuyas características paso a recordar:

1. Hay un único objetivo general que sigue la línea marcada por el papa Francisco en la Exhortación Apostólica La alegría del Evangelio. Ya que había sido muy difundida y estudiada por muchos cristianos durante los últimos meses, convenía que fuera el estandarte para todas las comunidades.

2. Para desarrollar lo anterior nos hemos propuesto siete objetivos específicos que inciden en la formación pastoral de todos los estamentos diocesanos, en la atención a la problemática de la familia, en mantener vivo el interés y el entusiasmo por una vida cristiana auténtica y misionera y a
intensificar nuestra colaboración con los más pobres de la sociedad a través de Caritas diocesana.

3. Se ha considerado oportuno utilizar dos cursos pastorales para poner en marcha la relación de objetivos de modo que este tiempo nos permita afrontar con sencillez y sin precipitaciones los retos de la evangelización.

4. Estos objetivos requieren unas acciones programadas para todos y que serán notificadas a través del calendario diocesano. Sus impulsores son los distintos secretariados y movimientos apostólicos. No se especifican las actividades de cada una de las parroquias porque las anuncian a escala propia y están preparadas para sus propios feligreses. Muestran la gran variedad y riqueza de toda la comunidad. El calendario se distribuye a todos en los distintos lugares de culto.

5. El texto acaba con una conclusión sincera y transparente para mantener alto el nivel de ilusión que toda comunidad cristiana debe poseer a pesar de las dificultades actuales, los rechazos ideológicos o la indiferencia religiosa de muchos de los que nos rodean.

6. El lenguaje es sencillo y recoge las aportaciones de muchos de vosotros. Se ha evitado la confección de un plan pastoral que conlleva más complicaciones en su elaboración y en su evaluación. Se ha hecho una breve introducción y se resalta la celebración de dos acontecimientos importantes a los que os invito a todos: los 50 años de la constitución de CARITAS DIOCESANA y el Año de la Vida Consagrada para la Iglesia universal.

Desde aquí pido vuestras oraciones y vuestra colaboración.

Salvador Giménez Valls

Obispo de Menorca

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 183 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.