Con renovada energía

Mons. Alfonso MiliánMons. Alfonso Milián      Con renovada energía comenzamos otro curso pastoral. Espero que el descanso os haya ayudado a tomar impulso para afrontar de nuevo la Propuesta pastoral diocesana, de la que os hablaré en una próxima carta. Para su elaboración se ha contado con las aportaciones de los miembros de los Consejos Presbiteral y Pastoral, cuyos puntos de vista han ayudado mucho a discernir las principales tareas en las que hemos de fijar nuestra atención.

Recientemente peregrinamos, como todos los años, al Santuario de Nª Sª de Lourdes con los enfermos. Fueron tres días de grata convivencia bajo la amorosa mirada de la Virgen. A ella dirigimos nuestras súplicas y nuestro agradecimiento, con la promesa de volver el próximo año. En nuestra oración estuvisteis presentes todos los diocesanos y nuestras tareas evangelizadoras del próximo curso.

Mañana, 8 de septiembre, fiesta de la Natividad de la Virgen, muchos pueblos celebráis vuestras fiestas en su honor. Pongamos en sus manos nuestros proyectos y deseos y, sobre todo, nuestra confianza. Ella, «que fue aprisa a la montaña» para ayudar a su prima Isabel, nos anima a salir al encuentro de las necesidades de nuestros hermanos para compartir con ellos lo que nosotros hemos recibido de Dios.

También tuvo lugar, en La Puebla de Castro en el último sábado de agosto, la Romería con las imágenes de la Virgen que veneráis en los pueblos de Ribagorza.

Como siempre, muy animada y fervorosa. La Virgen nos da ejemplo y fortaleza para gastar nuestra vida en bien de los hermanos. El papa Francisco sigue invitándonos a ser misioneros con entusiasmo evangelizador, sabiendo que el Evangelio responde a las necesidades más profundas de las personas, porque hemos sido creados para la amistad con Jesús y para el amor fraterno. En todos sigue actuando el Espíritu Santo para suscitar el deseo, a veces inconsciente, de conocer la verdad de Dios.

Los sacerdotes de la Diócesis han participado en los Ejercicios Espirituales y, al final de los mismos, han celebrado las Bodas de Oro y Plata de los que fueron ordenados hace 50 y 25 años, respectivamente. Además, cuatro sacerdotes cumplen 60 años de vida sacerdotal ¡Enhorabuena y gracias por vuestra entrega! No dejemos de pedir a Dios que nos conceda las vocaciones que tanto necesitamos.

El próximo mes tendrán lugar las Jornadas de Convivencia Sacerdotal, que todos los años celebramos al comienzo del curso. Es un momento importante para la vida de nuestra Diócesis. En esta ocasión hay un tema especialmente atractivo: reflexionar sobre la exhortación del papa Francisco Evangelii gaudium (El gozo del Evangelio). El Presbiterio diocesano con su Obispo confía en el apoyo de vuestras oraciones.

Por último, quiero recordaros que, en el próximo mes de octubre, comenzará el Sínodo sobre Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización.

Es un acontecimiento muy importante para la Iglesia universal, en el que el Papa ha puesto muchas esperanzas. Muchos laicos y sacerdotes, además de los Obispos, han participado en la consulta preparatoria. Espero que todos participéis también con la oración para que el fruto sea abundante.

Ante un panorama tan amplio y esperanzador, pidamos la bendición de Dios, que con afecto os transmito.

+ Alfonso Milián Sorribas
Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Alfonso Milián Sorribas
Acerca de Mons. Alfonso Milián Sorribas 101 Articles
Mons. Alfonso Milián Sorribas nació el 5 de enero de 1939 en La Cuba, provincia de Teruel y diócesis de Teruel y Albarracín. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza y fue Ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962. En 1992 obtuvo la Licenciatura en Teología Catequética por la Facultad de Teología ‘San Dámaso’ de Madrid, con la tesina «La iniciación a la dimensión contemplativa del catequista por medio de la oración de Jesús». La segunda parte de la misma fue publicada en 1993, en la revista ‘Jesus Cáritas’ con el título «La invocación del nombre de Jesús, camino de encuentro con el Padre». Además del español, conoce el francés. Después de su ordenación, ha desempeñado los siguientes cargos: - 1962–1969:Párroco de Azaila (Teruel); - 1962–1967:Coadjutor de la Parroquia de La Puebla de Hijar (Zaragoza); - 1967–1969:Encargado de las Parroquias de Vinaceite (Teruel) y Almochuel (Zaragoza); - 1969–1983:Párroco de ‘San Pío X’ en Zaragoza; - 1970–1976:Delegado de Cáritas de Arrabal (Zaragoza); - 1978–1990:Miembro del Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1980–1981:Consiliario del Movimiento ‘Junior’; - 1982–1990:Vicario Episcopal de la Vicaría IV de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1992–1996:Delegado Diocesano de Apostolado seglar y Consiliario Diocesano del Movimiento ‘Junior’; - 1992–1998:Delegado Diocesano de Pastoral Vocacional; - 1996–2004:Vicairo Episcopal de la Vicaría II; - 1998–2004:Consiliario de ‘Manos Unidas’; - Nombrado Obispo Auxiliar de Zaragoza el 9 de noviembre de 2000 y elegido para la sede titular de Diana, recibió la ordenación Episcopal el 3 de diciembre de 2000. - El 11 de noviembre de 2004, el Nuncio Apostólico en España comunicó al Administrador Diocesano el nombramiento de Don Alfonso Milián para la sede barbastrense-montisonense, de la que tomó posesión el 19 de diciembre de 2004 en la catedral de Barbastro. - En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Episcopal de Asuntos Sociales y Obispo Delegado para Cáritas Española.