Preparando el nuevo curso…

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas      Pensando en el nuevo curso, que de hecho iniciamos esta semana, preparando el retorno al “cole”, escogiendo actividades, asumiendo responsabilidades , celebrando la Diada nacional de Cataluña, organizando nuevamente la vida de cada día, he recordado las recomendaciones que san Pablo hace a los cristianos de Filipos:

¡Alegraos siempre en el Señor!, os lo repito, ¡alegraos! Que vuestra mesura la conozca todo el mundo. El Señor está cerca. Nada os preocupe; sino que en toda ocasión, en la oración y en la súplica, con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios. Y la paz de Dios, que supera todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Finalmente, hermanos, todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable, todo lo que es virtud o mérito, tenedlo en cuenta… Y el Dios de la paz estará con vosotros” (Fl 4, 4-7).

– Alegraos siempre. No se trata de una alegría cualquiera, sino de aquella que proviene del Evangelio, de vivir acompañados por Jesús, de confiar en Él, de dejarnos transformar por Él. Una alegría que no es resultado del éxito, de la fama, del reconocimiento, de la suerte, sino del amor recibido y ofrecido y
del sentido que tiene nuestra vida.

– Tratemos bien a toda persona, tanto las que nos son más próximas como las más alejadas por sus posiciones y talantes…
En todos los niveles de nuestra relación familiar, vecinal o social, no hemos de responder a las descalificaciones con otras, sino valorar la diferencia manteniendo el respeto mutuo. Debemos preservar la convivencia sabiendo que la diferencia es un patrimonio colectivo. Hemos de saber construir puentes de “comunión”, exigencia fundamental para nosotros los cristianos.

– Interesaos por todo aquello que es auténtico, respetable, justo, amable… todo lo que es virtuoso y digno de elogio… pensando en Cataluña (11 de septiembre) y en todos nosotros, ciudadanos de Cataluña. Seamos conscientes de que nadie es propietario del país, y de que no hay una única cultura ni una sola forma de amarlo. Es prioritario esforzarse en la búsqueda del bien común más allá de la propia manera de pensar y más allá de cualquier
estrategia. Concretamente, se debe defender lo que sinceramente creemos que es mejor para los ciudadanos, pero al mismo tiempo siendo respetuosos, justos, amables respecto de las personas y grupos que tienen posturas diversas en relación con Cataluña y su encaje en España. Al mismo tiempo, es necesario el discernimiento, la información, el raciocinio y la posibilidad de decisión… Considero vigente mi reflexión del 8 de septiembre del
pasado año (2013). Conocer lo que deseamos los ciudadanos es fundamental para asumir decisiones, sean las que sean, y para configurar el presente y el futuro.

– El Señor está cerca. Nada os preocupe… la preocupación por lo que viviremos o nos pasará este curso es normal en todos los ámbitos de la vida. Pero, al mismo tiempo hemos de sentirnos acompañados por el Señor y fiarnos de su promesa: “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos”. No es que su presencia solucione automáticamente los problemas, pero si que configura nuestras actitudes y sentimientos.

– Y acudamos a la plegaria para dar gracias y pedir. No dudemos de la fuerza de la plegaria. Si aprendemos a convertir en plegaria los problemas, las debilidades, los interrogantes, las necesidades, las razones del sufrimiento, las dudas… nuestra comprensión respecto a las personas y los hechos será nueva y distinta.

¿Por qué no lo intentamos?

+ Francesc Pardo i Artigas
Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 404 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.