«Solamente se podrá alcanzar la paz mediante una solución política»

GAzaPor su interés, reproducimos la entrevista publicada por Ayuda a la Iglesia Necesitada con su corresponsal en  Oriente Medio  quien cuenta, en una entrevista, la situación de Tierra Santa en estos momentos de conflicto. 

 P.-¿Cuál ha sido el desencadenante de conflicto entre Israel y Gaza? 
R.- Bueno, en un principio, comenzó con el secuestro de tres jóvenes judíos y su asesinato, a mediados de junio, cerca de la ciudad de Hebrón. Israel responsabilizó a Hammas y en la búsqueda de los jóvenes secuestrados, destruyó la mayor parte de la infraestructura de la organización islamista en Cisjordania. Fue entonces cuando comenzó la ofensiva con misiles, lenta al principio, pero ahora, ha experimentado un espectacular aumento. A principios de la semana pasada, Israel inició la operación militar «Margen protector». Desde entonces, el ejército israelí ha atacado a más de 1300 objetivos en Gaza. De acuerdo con Israel, se han lanzado cerca de 1000 misiles desde Israel a Gaza.
 
P.-¿Por qué Hammas ha decidido involucrarse tanto? 
R.- Hammas quería el conflicto porque está atravesando graves dificultades políticas y económicas. En Siria, los islamistas, al apoyar a los rebeldes, en contra de Assad, han apostado por el caballo perdedor. Como consecuencia de ello, Irán, su patrocinador, dejó de apoyarlos. El derrocamiento del Hermano Musulmán, Mursi, en Egipto, deterioró aun más, la situación de Hammas. En ese momento decidieron que no tenían mucho que perder. Querían restablecer su reputación entre los palestinos y los árabes como movimiento de resistencia en contra de Israel. Por otra parte, a cambio del alto al fuego, piden un precio político y económico muy alto. Por ejemplo, la apertura de la frontera con Egipto, que está casi cerrada, los beneficiaría. Pero, básicamente, la guerra viene del conflicto no resuelto entre Israel y los palestinos, que se agudiza en Gaza por su situación humanitaria. Sin una solución política al conflicto, habrá rondas de violencia una y otra vez.
P.-El Gabinete de Seguridad Israelí aceptó la propuesta de alto al fuego de Egipto. Esto ha dado a los enemigos, 12 horas para parar la lucha, desde las 9 de la mañana (hora isrelí). ¿Qué pasará ahora? 
R.- Bueno, todo depende de Hammas. Si lo aceptan, los conflictos se acabarían pronto. I no lo hacen, y continúan los ataques, Israel se verá legitimado internacionalmente para responder con fuerza. Hasta ahora, las cosas para Hammas no ha ido bien. No pudieron hacer daño a Israel de manera significativa, ya que se interceptaron la mayoría de sus misiles. Por el contrario, fueron muy debilitados militarmente por los ataques israelís. Sin embargo, aun así dudan, porque quieren negociar el precio político y económico el más alto posible. (Seis horas después del alto al fuego, Israel ha reanudado el alto al fuego, tras la negativa de Hammas)
P.-¿Cómo es la vida en Israel ahora? 
R.-Depende de la región a la que nos refiramos. Las zonas cerca de la Franja de Gaza están en situación de emergencia. El sonido de las sirenas es permanente, y la gente corre a buscar refugio a los búnkeres. En lugares más lejanos, como Jerualem, Tel Aviv o Haifa, también se han producido ataques y se ha oído la alarma antiaérea. Esto muestra cómo Hammas podría ampliar el rango de sus misiles. A pesar de esto, en estas zonas, la gente no se siente amenazada de manera inmediata, los ataques son sólo esporádicos y la cúpula de hierra intercepta los misiles. Gracias a ella, los israelís se sienten relativamente seguros. Hasta ahora, no hay bajas directas.
P.-¿Cómo es la situación en Gaza? 
R.- En Gaza, el ambiente es muy diferente. En esta pequeña, pero muy poblada zona, no hay búnkeres ni sirenas. Las armas y los lanzacohetes a menudo se disponen en áreas residenciales. En total, más de 175 personas han muerto por los ataques israelís. Cáritas estima que más del 70 de las víctimas eran civiles. Además, creen que más de 1200 personas han resultado heridas. Cientos de hogares han sido destruidos completa o parcialmente, de modo que cientos de familias se han quedado en la calle. La situación del abastecimiento está empeorando: la electricidad y el agua potable están disminuyendo.
P.-¿Qué pasa con los cristianos de Gaza? 
R.- Sufren, como el resto de personas. Hasta ahora, no hay ningún informe de bajas cristianas. Pero el Párroco católico de Gaza tiene miedo de que los grupos islamistas intenten beneficiarse de la situación de anarquía para volverse en contra de los cristianos.
 
P.-¿Cuántos cristianos hay en Gaza? 
R.- Solamente una pequeña minoría. De 1,8 millones de habitantes que hay en Gaza, solamente 1300 personas son cristianos. La mayoría pertenecen a la Iglesia Greco-ortodoxa, que tiene un Arzobispo viviendo en la ciudad de Gaza. Solamente 170 son cristianos católicos. Según se estima, más de la mitad de la población cristiana de Gaza ha huido, desde 2005.
P.-¿Cuál es la posición de la Iglesia Católica al respecto? 
R.-La Iglesia Católica en Tierra Santa, lógicamente, llama al alto el fuego inmediato. Pero la Iglesia pide más. Quiere que se implante la paz justa y no otro inestable alto el fuego. La comisión Justitia et Pax de la Asamblea Católica de Ordinarios, ha publicado un documento hace poco, en el que expresa: La situación actual en Gaza es el reflejo de un ciclo de violencia que no tiene fin, en ausencia de una visión de un futuro alternativo. Romper este ciclo es deber de todos, de tanto los opresores como los oprimidos, victimas y torturadores. Para poder comprometerse con este fin, todos deben ver en el otro, a un hermano o hermana al que querer y cuidar, en vez de un enemigo al que odiar y eliminar.
(AIN)
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41106 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).