"La Fe sin obras no es Fe, por eso tenemos que intentar actuar para que crezca”

Huesca jóvenes voluntariadoCon el verano llegan las vacaciones y, por ende, más tiempo libre. Como Benjamin Franklin escribió una vez, “el tiempo es oro” y debemos aprovecharlo porque es uno de los mayores tesoros que tenemos. Existen diversas maneras en las que emplear nuestro tiempo libre, pero no todas provocan las mismas satisfacciones. ¿Has dedicado tu tiempo libre alguna vez para ayudar a los demás? ¿Has colaborado como voluntario?

No son pocos los que se animan a compartir su tiempo con otras personas, necesitadas o no. Este es el caso de tres jóvenes oscenses: Beatriz Pérez, de 17 años, Marina Usieto, de 16 años y Alberto Gómez, de 17 años. Los tres colaboran como monitores en la Escuela de Verano, que realiza Cáritas Huesca hasta el 25 de julio, para niños que han participado en su actividad de Apoyo a menores durante este curso.

Hace tres años, Beatriz y Marina descubrieron esta opción de voluntariado, gracias a un comentario de su catequista de Confirmación. “Quedamos con el responsable de la Escuela, nos explicó en qué consistía y nos gustó”, afirma Marina. Esta experiencia tan agradable llevó a las jóvenes a animar a otros chavales del grupo para que colaboraran con ellas. Alberto es uno de los nuevos voluntarios que se han incorporado al equipo este año.

Los tres coinciden en que es una labor satisfactoria. “Los niños son muy agradables y cuando te ven por la calle te saludan, son muy cariñosos”, explica Beatriz. Marina confiesa que lo que más le gusta es “pasar tiempo con los niños, porque, además, te cuentan sus cosas y confían en ti. Eso me encanta”. Alberto también insiste en que le resulta curioso “el contacto que tienes con los niños, te hacen sentir como si fueras un profesor de los que tú tenías”.

La jornada de estos voluntarios de la Escuela de Verano comienza, normalmente, a las 10 de la mañana ayudando a los chicos a hacer los deberes que les han mandado en el colegio para las vacaciones. Hay tiempo para todo, ya que también les dan el almuerzo y realizan actividades, como talleres, juegos de correr, juegos de agua, películas, etc. “Cada día intentamos hacerles cosas distintas para que no sigan una rutina, un poco de todo”, apunta Beatriz.

Son jóvenes, responsables, cristianos y comprometidos que se preocupan por su entorno y que aseguran que la fe estuvo relacionada con su decisión de emprender esta experiencia. De hecho, Marina explica: “nuestra fe nos animó a hacer esto, porque si no fuera por el grupo de Confirmación, yo por lo menos, no hubiera conocido esta opción de voluntariado”. Alberto añade: “la fe sin obras no es fe, por eso tenemos que intentar actuar, de la forma que veamos, para que la fe crezca”.

Los tres participaron en la convivencia de fin de curso de Acción Católica General y ahora en la Escuela de Verano de Cáritas. No obstante, el verano de estos jóvenes no termina el 25 de julio, Marina y Beatriz están preparando colonias de verano para niños en Salinas de Jaca, del 1 al 6 de agosto. Alberto tiene pensado ir con varios amigos a los encuentros de Taizé, del 17 al 24 de agosto, que promueve Pastoral Juvenil de la Diócesis. Los tres tienen muchos planes para compartir su tiempo en otras actividades, con sus amigos y con su familia.

(Diócesis de Huesca)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41089 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).