La presencia de los cristianos en Irak está «en peligro, necesita la ayuda de todos»

20140702095419El Arzobispo de Mosul confirma la ocupación del Arzobispado, y afirma que la presencia de los cristianos en Irak está «en peligro, necesita la ayuda de todos».

La presencia de los cristianos en Irak, particularmente en el área de Mosul, está «en peligro». Según el prelado, no hay noticias nuevas sobre el destino de las dos hermanas y sus hijos secuestrados. Además apela al país y a la comunidad cristiana, ya que junio ha sido el mes con mayor número de víctimas en 2014.
El nuevo llamamiento del Papa «es importante por la cercanía y el apoyo mostrado por el Papa” , pero también es una señal «evidente del alcance de la crisis y el riesgo de muerte» que se cierne sobre la minoría en Irak. Esto es lo que dice Mons. Shimoun Emil Nona, arzobispo caldeo de Mosul, donde cerca de 500 mil personas, cristianos y musulmanes, han huido el mes pasado. En mayo del año pasado, mucho antes del rápido avance del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL o EIIS), el prelado ya había dado la voz de alarma sobre el «drama» experimentado por Irak y su pueblo. «Sabíamos lo que la situación era grave – dijo el arzobispo -, pero nadie hablaba de esta parte del mundo, nadie habló de Mosul, y estos son los resultados.»
En los últimos días, los militantes de ISIL han ocupado la sede de la archidiócesis caldea de Mosul, saqueando y destruyendo todos los símbolos cristianos. Una acción llevada a cabo a pesar del llamamiento al respeto de los lugares de culto por parte del imán de una mezquita cercana, y que se ha repetido en la Iglesia de San Efrén, en Mosul, sede del arzobispado ortodoxo siríaco.
«Hace dos días entraron y plantaron la bandera en la sede del arzobispo», dice Monseñor a Nona a AsiaNews, y «una vez ocupada, la situación no ha cambiado». No tenemos más noticias hoy, dice, pero «si se trata de ellos, su actitud y comportamiento hacia las minorías, hacia el resto de miembros, manda una señal muy negativa».
Mientras que en Qaraqosh y otros pueblos algunas familias han podido regresar, Mosul sigue bajo el control de la milicia. «La realidad es grave -advierte el prelado- especialmente para las familias que se encuentran con cada vez menos recursos para sobrevivir, no confían en nada.»
El arzobispo de Mosul también advierte que no hay «ninguna noticia» sobre el destino de las dos hermanas y tres hijos secuestrados en los últimos días, por lo que «estamos haciendo todo lo que podemos, pero tenemos información certera sobre su paradero.» Las hermanas y sus tres hijos, hospedados en el orfanato, iban camino a Mosul cuando cayeron en las redes de la milicia.
«Me gustaría hacer un llamamiento a toda la clase política y al poder – dijo el prelado – para que puedan encontrar una salida a esta grave situación, y así salvar al país del peligro de la división. Rezo para que los cristianos puedan encontrar apoyo y ayuda.»
Mientras tanto, en Bagdad se reune hoy, por primera vez desde las elecciones de abril, el nuevo Parlamento. La Asamblea tendrá que hacer frente a la crisis provocada por el avance de la ISIL y crear un gobierno de unidad nacional, para dar respuestas concretas al país y sus habitantes. En la mesa, la designación del nuevo Primer Ministro, con la confirmación del primer ministro saliente, Nuri al-Maliki, cada vez más en riesgo. Según los críticos, él sería uno de los responsables de la violencia actual y las divisiones sectarias en Irak. Fuentes de la ONU confirman finalmente con cifras, el drama de la situación en Irak: con 2.417 muertes, junio se convirtió en el mes más mortífero del año. Este es el punto más alto de la crisis desde que en diciembre de 2011 las tropas estadounidenses abandonasen el país. En el cálculo total no están incluidas las muertes de la provincia de Anbar, en manos de los milicianos suníes.
(AIN)
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39285 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).