Han pasado diez años

Mons. Saiz MenesesMons. Àngel Saiz Meneses      El Papa San Juan Pablo II constituyó la diócesis de Terrassa el día 15 de junio de 2004. Han pasado diez años. A lo largo de este tiempo hemos ido “construyendo” la diócesis entre todos: laicos y laicas, miembros de la vida consagrada, diáconos, presbíteros, obispos. Ciertamente, ha sido un reto apasionante y al mismo tiempo una tarea fructífera llevada a cabo en comunión y corresponsabilidad. Ahora, al llegar al primer decenio de vida diocesana, damos gracias a Dios por todos los dones recibidos.

Desde el primer momento hemos procurado dinamizar la vida de la comunidad diocesana y dar respuesta a los retos del momento presente. Somos conscientes de que nos hallamos inmersos en un proceso de secularización y globalización que genera cambios profundos en la sociedad y en las personas. A través de los planes pastorales, hemos procurado plantear nuestra acción en clave evangelizadora en todos los ámbitos y en todos los momentos, desde las celebraciones más solemnes o los proyectos formativos y sociales más complejos, hasta los actos  administrativos más sencillos. Esto significa hacerlo siempre en clave de acogida, de propuesta y de anuncio.

Hemos dedicado una atención especial a las personas afectadas por la crisis económica ofreciendo una respuesta solidaria, haciendo presente el amor de Dios en medio del mundo con obras concretas. Además de los muchos proyectos que ya existían, durante estos años hemos inaugurado en distintos lugares de la diócesis, pisos para mujeres abandonadas y para hombres sin techo, comedores sociales, un piso para presos de tercer grado, despensas solidarias, etc. Cáritas diocesana y las Cáritas  arciprestales y parroquiales hacen un esfuerzo extraordinario, como no se había visto jamás, con la colaboración de todas las comunidades cristianas, de las diferentes instituciones y administraciones, y también de las propias familias.

El reto de la escasez de sacerdotes y la falta de vocaciones sacerdotales era y es también una cuestión preocupante. Nuestra respuesta fue arriesgada y sobre todo esperanzada: la constitución del Seminario de San Juan Bautista, con fecha de 29 de junio de 2006, solemnidad de los apóstoles san Pedro y San Pablo.

Podríamos hacer memoria de otras actuaciones, de muchas iniciativas que son fruto de la vida diocesana. Doy gracia a Dios y a todas aquellas personas que hacen posible que nuestra  pequeña barca continúe avanzando mar adentro. La visita pastoral es una ocasión privilegiada para mí y para el Obispo Auxiliar, Monseñor Salvador, de conocer más de cerca esta vitalidad. Constatamos que somos pobres en muchos aspectos. Ahora bien, gracias a Dios, podemos decir que no estamos en un período de decadencia o de bajón. Aun siendo pobres y pequeños, vivimos un momento de anuncio, de propuesta, de salir a las plazas y a las calles a anunciar el Evangelio, en un sentido teológico y pastoral, y podríamos decir que también físico y exterior, haciendo visible la Iglesia, el Pueblo de Dios, en el espacio público.

Hace justo un año saludé por primera vez al Santo Padre Francisco en la Plaza de San Pedro de Roma. En aquella ocasión le pedí una palabra para la diócesis. Él insistió mucho en que no tuviéramos miedo de las dificultades, que viviéramos el dinamismo misionero que trae la Buena Nueva al mundo, que no apagáramos el Espíritu, que mantuviéramos la audacia y la firmeza espiritual; y sobre todo, que confiáramos siempre en el Señor. Así seguiremos haciéndolo de la mano de María, Virgen de la Salud, que congrega la familia diocesana en la concordia y la unidad.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 329 Artículos
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.