"El sacerdote es un cristiano que vive, ora, lucha y se entrega por su Ministerio a los fieles"

Huesca Miguel Luis GásquezEl diácono Miguel Luis Gásquez Caravias, recientemente incardinado en la Diócesis de Huesca, será ordenado presbítero al servicio de esta Iglesia Diocesana, en Argentina su tierra natal, el próximo sábado 7 de junio. Será ordenado por el Obispo de la Diócesis de San Francisco.

Miguel Luis Gásquez Caravias nació en el año 1970, en la ciudad de San Francisco, en Argentina. Sus padres eran catequistas de adultos en su Parroquia. Marcaron su vida sus dos primeros párrocos, hombres trabajadores, sencillos, entregados, de vida austera, siempre disponibles. Más tarde, sintió la llamada a la vida misionera y se trasladó a Venezuela, para colaborar como laico en una Parroquia en el centro del país. Pasados unos años allí, tomó la decisión de comenzar estudios sacerdotales, para el Vicariato Apostólico de Puerto Ayacucho, en el Amazonas venezolano, en el Seminario “Jesús, Buen Pastor” de los Padres Operarios Diocesanos.

– ¿Qué supone este paso en tu vida?

Paso fundamental, trascendental, pero no el último paso. No es una meta, como si de una carrera se tratase. El sacerdote es un cristiano que vive, ora, lucha y se entrega por su Santo Ministerio a los fieles, sin perder de vista el llamado a la santidad que nos pide Nuestro Señor Jesucristo en el Evangelio y lo pone de manifiesto en la sed de almas.

– ¿Cómo conociste la Diócesis de Huesca y cómo decidiste presentar su disponibilidad para trabajar entre nosotros como sacerdote?

Estando en Venezuela, tuve como profesor a un sacerdote aragonés quien me hablo de la situación de la Diócesis de Huesca, de la falta de vocaciones, de la magnitud del trabajo; fue así que entré en contacto con Mons. Julián Ruiz Martorell, quien, de común acuerdo con mi anterior Obispo, me acogió paternalmente.

– ¿Cómo han sido estos meses de trabajo como diácono en la Diócesis de Huesca?

Han sido dos experiencias muy enriquecedoras, positivas, al llegar fui destinado a la Parroquia de Adahuesca y pueblos vecinos en el Somontano; de allí tengo recuerdos imborrables de tanta gente buena y sencilla, cordiales, generosos. En la actualidad me encuentro en la zona de los Monegros, atendiendo Lalueza, Poleñino, Sodeto, Alberuela de Tubo y San Lorenzo del Flumen: nuevos retos, nuevos desafíos y situaciones pastorales.

– ¿Qué pides a Dios y a la comunidad diocesana con motivo de tu ordenación presbiteral?

Les pediría que me acompañen con sus oraciones. Si bien siento vuestra cercanía y cariño, vuestra oración es fundamental para mantenerme en fidelidad y perseverancia en este camino de servicio y entrega.

Quiero caminar junto a todos vosotros, dejarme guiar por Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, y apoyarme en el “Santo Pilar” de Nuestra Santísima Madre.

(Pueblo de Dios – Diócesis de Huesca)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).