La comunicación para el encuentro

atilanoRodriguezMartinezMons. Atilano Rodríguez      Cuarenta días después de la gozosa noticia de la Pascua de nuestro Señor Jesucristo, la Iglesia celebra la Solemnidad de su Ascensión a los cielos. En este último encuentro con los suyos antes de subir al Padre, Jesús les muestra una vez más su amistad, les regala el don de la paz y los envía en misión hasta los confines de la tierra. Hay una buena noticia, un Evangelio, que es preciso anunciar a todos los hombres.

En este marco de la fiesta de la Ascensión, celebramos también la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. En el mensaje del Santo Padre para la ocasión, se hace una cordial invitación a todos los comunica-dores a crear una “cultura del encuentro”. Mediante la búsqueda de caminos para el encuentro, será posible establecer relaciones de mutua cercanía, construir lazos sólidos entre los miembros de la familia humana y “buscar la solidaridad y el compromiso serio por una vida más digna para todos”, superando así los conflictos y enfrentamientos.

Ahora bien, para que la comunicación en general y la nueva cultura digital en particular favorezcan el “encuentro” entre las personas, los comunicadores han de buscar en todo momento la verdad para servirla con gozo y diligencia a los demás de forma que los ayude a ser más libres. Esto exigirá profundizar en el conocimiento de la

persona, en el análisis paciente de la realidad, en el ofrecimiento de una comunicación más serena y en el amor sincero a las personas, a las que nos dirigimos.

La Iglesia no puede estar al margen de las grandes redes sociales. Por encargo de su Señor, tiene que salir para comunicarse con el hombre de hoy con el objetivo de descubrir sus esperanzas, responder a sus dudas y ofrecerle el Evangelio. La Palabra de Dios será siempre el mejor medio para mantener una relación fluida con Dios, para establecer relaciones de fraternidad entre todos los miembros de la familia humana y para ofrecerles una palabra convincente a sus muchos interrogantes.

En este sentido, será preciso tener muy presente que la propuesta de Jesucristo como plenitud de sentido para la existencia humana, a través de las redes sociales, no se consigue mediante el bombardeo de mensajes religiosos sino, como nos decía el Papa Benedicto XVI el año pasado, “a través de la responsabilidad para responder pacientemente y con respeto a sus dudas y preguntas en el camino de la búsqueda de la realidad y del sentido de la existencia humana”.

Pidamos al Señor en este día que nos ayude a todos a transformar este mundo en un lugar de encuentro, en el que habite la ternura, la proximidad y la comunicación sincera. Oremos especialmente por los responsables de los medios de comunicación social y por los profesionales de la comunicación para que permanezcan atentos a los que sufren, para que entiendan su difícil trabajo como un verdadero servicio a la dignidad de la persona y para que busquen en todo momento el bien común de la sociedad.

Con mi sincero afecto y estima, feliz día de la Ascensión del Señor

+ Atilano Rodríguez

Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Mons. Atilano Rodríguez
Acerca de Mons. Atilano Rodríguez 316 Artículos
Mons. D. Atilano Rodríguez nació en Trascastro (Asturias) el 25 de octubre de 1946. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario de Oviedo y cursó la licenciatura en Teología dogmática en la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1970. El 26 de febrero de 2003 fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo, sede de la que tomó posesión el 6 de abril de este mismo año. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostado Seglar y Consiliario Nacional de Acción Católica desde el año 2002. Nombrado obispo de Sigüenza-Guadalajara el día 2 de febrero de 2011, toma posesión de su nueva diócesis el día 2 de abril en la Catedral de Sigüenza.