El viaje del Papa a Tierra Santa

Mons. Lluís Martínez SistachMons. Lluís Martínez Sistach     Del 24 al 26 de mayo el Papa hace una peregrinación a Tierra Santa. Este viaje apostólico se realiza en conmemoración de los 50 años de la famosa peregrinación de Pablo VI a Israel y Palestina en enero de 1964, durante la celebración del Concilio Vaticano II.

De todos los actos realizados por el Papa en aquel viaje memorable, el más recordado fue el encuentro y el abrazo de Pablo VI y el anciano patriarca Atenágoras de Constantinopla en la Delegación vaticana de Jerusalén.

Fue un momento histórico, y hoy podemos decir que fue un verdadero acontecimiento ecuménico. Terminó una época y empezó una nueva. Desde entonces, las Iglesias ortodoxas de Oriente y la Iglesia católica -y en general todas las Iglesias y confesiones cristianas- se han sentido más hermanadas, más abiertas al diálogo y a la colaboración, más respetuosas unas de otras. Un primer fruto de ese nuevo clima se vio cuando, un año después, durante la ceremonia de clausura del Concilio, fueron levantadas las excomuniones mutuas que se habían lanzado Roma y Constantinopla.

Para revivir aquel encuentro de Jerusalén, el papa Francisco decidió hacer la actual visita a Tierra Santa. Amman, Belén y Jerusalén son las tres etapas de este viaje a Jordania, a Palestina y a Israel. Durante su estancia en la Ciudad Santa, el Papa tiene previsto un encuentro con el patriarca ecuménico, Bartolomé I, en la sede de la Delegación apostólica del Vaticano con la firma de una declaración conjunta. Después habrá un encuentro ecuménico en la Basílica del Santo Sepulcro.

Al día siguiente, último día de la visita, el Papa tiene previstos unos actos especialmente significativos en el campo de las relaciones interreligiosas, con la visita al muftí de Jerusalén sobre la explanada del Templo, la visita al Muro de las Lamentaciones, el encuentro con los principales rabinos y la visita al museo del Holocausto; y con el encuentro con el presidente y el primer ministro de Israel, como también se habrá reunido en Amman con los reyes de Jordania y en Belén con el presidente de la primera autoridad de Palestina.

En una perspectiva de peregrinación religiosa, en Jordania, Francisco tiene programada la visita al lugar del bautismo de Jesús, en la orilla del río Jordán, y un encuentro con refugiados y jóvenes discapacitados. En Belén, una misa ante la basílica de la Natividad. Y durante la estancia en Jerusalén, una oración en Getsemaní con sacerdotes, religiosos y seminaristas, y una misa en el Cenáculo, el lugar donde Jesús instituyó la Eucaristía.

Se trata de un viaje breve, intenso, lleno de dificultades y también de esperanzas, porque los problemas de la zona son graves y las necesidades urgentes. El Papa pide a menudo que recemos por él. Me parece que especialmente estos días debemos acompañarlo con nuestra oración y con nuestra confianza en los resultados sobre todo para la paz en toda la zona visitada.

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Artículos
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.