Mons. García Aracil: “La especial necesidad de colaboración entre los pastores y los fieles es notoria”

Mérida-Badajoz Mons. Santiago García AracilUn total de 240 personas, 60 de ellas religiosas y 180 laicos, eran designados Ministros Extraordinarios de la Eucaristía por parte del Arzobispo de Mérida-Badajoz, Mons. Santiago García Aracil, en el transcurso de la Eucaristía de Acción de Gracias por la Canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II en la Catedral el primer domingo de mayo.

Estos Ministros podrán distribuir la Comunión tanto en el transcurso de la Eucaristía como a los enfermos en sus casas. Reciben un encargo temporal de ayudar a los sacerdotes en esa parcela de la Pastoral.

En su Homilía el Arzobispo afirmó que los Ministros Extraordinarios de la Eucaristía son un regalo de Dios y aseguró que es notoria la necesidad de colaboración entre los sacerdotes y los fieles, al tiempo que pedía mayor compromiso de los laicos en terrenos como la familia, la cultura o la política.

Entre los consejos a los Ministros les dijo que deben amar cada día más “el admirable misterio de la Eucaristía”, “sed personas de oración”, “cuidad con esmero la forma de llevar al Señor” y “vivid este servicio con alegría y agradecimiento”.

Los Ministros Extraordinarios

Antonia Parreño es Hermana de la Providencia de GAP. El domingo renovaba su compromiso como Ministra Extraordinaria de la Eucaristía. “Distribuyo la Comunión sobre todo a los enfermos en sus casas –nos cuenta-. Suelo ir los días de diario por la tarde porque los enfermos a los que atiendo se levantan a media mañana”. Nos cuenta que, cuando lleva la comunión, aprovecha para estar un ratito con ellos hablando. “Eso lo agradecen mucho porque hay mucha soledad”. Además está integrada en la Pastoral de la Salud en el Hospital Perpetuo Socorro, visitando a los enfermos que se encuentran solos.

Domingo Vinagre es de La Codosera, Ministro Extraordinario de la Eucaristía desde hace seis años. “Estamos -dice- al servicio de los que no pueden asistir a la misa dominical, los enfermos, los impedidos. Es una satisfacción, una alegría y un privilegio llevarle a Jesús a sus casas”. Atiende, junto a dos compañeros, a entre 12 y 14 enfermos. Ademas de la Comunión, se establece un lazo y acuden a visitar a los enfermos periódicamente. “A veces -comenta- abrimos camino, hablamos con la gente y le comunicamos al sacerdote el interés del enfermo y la familia. Él acude a visitarlos, los confiesa y se acerca a ellos”.

Paqui Arranz es de Valdelacalzada. Afirma que su servicio a la Parroquia como Ministra Extraordinaria de la Comunión “ha sido la experiencia más gratificante de mi vida, pues nunca, ni en mis mejores sueños, hubiera imaginado que yo pudiese llevar al Señor de un lugar a otro y dar la Comunión”. Junto a la gratitud por llevar al Señor con ella para entregárselo a los demás, Paqui destaca también el trato humano con las personas que sufren. “El contacto con los enfermos y el cariño recibido por su parte y la de sus familias es algo que tampoco puedo olvidar. Y doy gracias por ello”, nos cuenta.

(Iglesia en Camino – Archidiócesis Mérida-Badajoz)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).