Instituciones como Cáritas y Jesús Abandonado atienden a más de 92.000 personas de la región de Murcia

Cartagena Inauguración MambréLa labor social que realiza la Iglesia, a través de instituciones como Cáritas y Jesús Abandonado, ayuda a paliar las necesidades de millones de familias en España. A falta de conocer los datos de Cáritas en Murcia, más de 92.000 personas, en los grandes núcleos de población de la Región de Murcia, se beneficiaron de estas ayudas durante el 2013.

Comedores sociales, almacenes de alimentos, roperos, albergues o economatos, tras los que, en la mayoría de las ocasiones, está Caritas, y tras esa ayuda, los 2.000 voluntarios que ejercen su labor en toda la Diócesis, teniendo como única recompensa la satisfacción de saber que han ayudado a quienes más lo necesitan. 

Cáritas y Jesús Abandonado son dos de las instituciones a través de las cuales se están paliando las necesidades de miles de personas en nuestra Región: familias en el umbral de la pobreza, indigentes y muchos de los que en estos últimos años están acusando las consecuencias de una larga crisis económica.

Cáritas gestiona un economato y un comedor social en la ciudad de Cartagena

Ubicado en Cartagena, el comedor “Jesús, maestro y pastor” cumplirá en mayo su primer año. Está gestionado por Cáritas y en sus inicios contó con la colaboración de Jesús Abandonado, colaboración que aún perdura compartiendo remesas de alimentos. Este comedor, situado en la calle Juan Fernández, ha ofrecido, desde su inauguración más de 30.000 comidas, 120 comidas diarias. 

Los niños no pueden comer en el comedor, con lo cual sus padres recogen la comida y se la llevan a casa, según explica D. Antonio Pedreño, organizador del comedor:” con tal fin se preparan al día 35 ó 40 comidas, que van destinadas a niños cuyos padres no tienen recursos suficientes para
alimentarlos”. 

Según Pedreño, detrás de un servicio como el que ofrece este comedor solidario “existe un grupo de voluntarios que lo hacen funcionar”.  En total son 130 personas las que, en turnos minuciosamente organizados, hacen posible que cada día, fines de semana inclusive, muchas personas puedan
comer acercándose al comedor “Jesús, maestro y pastor”.

No muy lejos de allí, en la calle Carlos V de Cartagena se ubica el economato “El pan y los peces”, gestionado por Cáritas. Se puso en marcha hace cuatro años para ayudar a aquellas familias que, por diferentes cuestiones, no pueden abastecer sus despensas comprado en supermercados o en las tiendas del barrio.

En 2013 fueron 6.316 familias las que se beneficiaron de este servicio, donde el que acude paga sólo el 25% del valor de la compra, el resto es financiado por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Cartagena o por la parroquia, dependiendo de si han llegado al economato por indicación del Ayuntamiento o por la parroquia de su zona. Sólo en el mes de diciembre
del pasado año 225 familias fueron atendidas por indicación de las parroquias.

Todas las personas que hacen posible este servicio son voluntarios, en total 68 personas que se encargan de las labores de secretaría y tesorería, acogida de las familias y de asesoramiento a la hora de iniciarse en la compra de los alimentos. La mayor parte de los voluntarios proceden de las
distintas cofradías de Cartagena y del grupo de voluntarias de San Vicente de Paúl, que se encarga de acoger a las familias y puntuar sus necesidades.

El economato “Los panes y los peces” también cuenta con el apoyo de la figura de los “padrinos” que son personas que ofrecen el pago del 75% de la compra a aquellas personas que ya han agotado las demás ayudas. 

Cáritas Lorca atiende a los más necesitados a través del economato Mambré, el almacén de alimentos Kilicala y el albergue de transeúntes

En Lorca, Cáritas inter parroquial desarrolla diferentes proyectos dirigidos a ayudar al más necesitado, ocupándose del funcionamiento de un economato, un almacén de alimentos y un albergue de transeúntes.

En el municipio lorquino, este organismo de la Iglesia tiene abiertas tres vías por las que acercar los alimentos a los más necesitados. Así pues, en el albergue de transeúntes se ofrece: alojamiento; ropa de vestir y de cama; servicio de ducha; así como desayuno y cena. Durante el 2013, Cáritas atendió en este albergue a 618 personas, de las que 381 eran de nacionalidad española.

Cáritas de Lorca ofrece también su servicio a través del almacén de alimentos Kilicala, en el que durante el año pasado fueron atendidas 7.308 familias, es decir, 26.586 personas, de las que 1.305 eran niños menores de 2 años y 4.681 de edades comprendidas entre los 2 y 9 años. La media de familias atendidas por día fue de 32, derivadas a este servicio desde Cáritas inter parroquial (San Mateo, Santiago Apóstol y Cristo Rey) y también desde el Ayuntamiento de Lorca. 

Otra vía de ayuda fue la que se puso en marcha con motivo de los terremotos de mayo del 2011, en el economato Mambré se atendieron el pasado año a 439 familias (1.864 personas) y se realizaron 13.532 entregas de alimentos.

Durante su primer año, 161 familias han sido atendidas en el economato de Torre Pacheco 

El 19 de marzo del 2013 se inauguró el economato de Torre Pacheco “Corazón reparador” y desde entonces ha ayudado a satisfacer las necesidades más básicas del día a día a 161 familias, y todo ello gracias a las personas que trabajan como voluntarios realizando las labores de acogida de las familias en Cáritas y valorando su situación, entregando los carnés, reponiendo los productos y realizando los pedidos. 

“Corazón reparador” está enfocado a proporcionar ayuda a las familias que lo necesiten, siempre en actitud de acogida y asistencia. Detrás de este empeño, encontramos a Cáritas de Torre Pacheco, que a su vez cuenta con la colaboración de las religiosas Reparadoras del Sagrado Corazón y las imprescindibles aportaciones que realiza la parroquia Ntra. Sra. del Rosario, que permiten que el proyecto siga adelante.

En este año de funcionamiento, la ayuda a estas 161 familias ha generado un gasto de 66.139 euros. De esta cifra las familias beneficiarias han aportado el 25% del valor de los artículos, 16.534,75 euros; el resto, 49.604,25 euros, ha sido sufragado por el economato.

El economato de Torre Pacheco abre la posibilidad de ayudar apadrinando familias; una familia de dos miembros supone al mes 30 euros; una de cuatro, 60 euros; y de seis, unos 80 euros.

En este economato colaboran unos 70 voluntarios de edades comprendidas entre los 30 y 80 años. “La edad no se mide por los años que se cumplen sino por las ganas de vivir y trabajar por los demás, y de eso hay mucho en este economato”, asegura una de las voluntarias.

Jesús Abandonado dispensó el año pasado 269.691 comidas

Desde hace 35 años, Jesús Abandonado ofrece en Murcia alimentos y techo a los más necesitados y ha participado en la puesta en marcha de la mayor parte de los comedores sociales, economatos y almacenes de alimentos que se distribuyen por la geografía murciana. 

Su objetivo es el de satisfacer las necesidades y demandas de las personas en situación de exclusión social, facilitar una atención integral y específica según cada persona y acompañar al necesitado para paliar cualquiera de sus deficiencias básicas: interviniendo en la calle (Proyecto Encuentro y pensión social); dando atención e intervención social personalizada desde el equipo de Trabajo Social (Oficina de atención y acogida de personas sin hogar); cubriendo necesidades de ropa o salud (ropería, enfermería, etc.); y cubriendo necesidades básicas de alojamiento y comida (centro de acogida y comedor social).

En 2013, en el centro de acogida (en la carretera Santa Catalina, 55 de Murcia) se sirvieron 50.044 desayunos a personas que pernoctaron por carecer de hogar y 46.609 desayunos a residentes. 

El pasado año, en el comedor social, entre comidas y cenas, se ofrecieron 173.078 servicios, 30.647 más con respecto al año anterior y 53.358 más que en 2010. Los meses de octubre y noviembre de 2013 fueron en los que más comidas y cenas se ofrecieron: 16.007 y 17.227 servicios. El resto de los meses el número de beneficiados rondó los 14.000. 

Entre los desayunos del centro de acogida y las comidas y cenas del comedor social se realizaron en total, durante el 2013, 269.691 servicios.

Muchas personas regalan su tiempo al servicio de Jesús Abandonado como voluntarios, pero esta institución cuenta también con personal especializado: equipo médico y de administración y trabajadores sociales, que realizan su labor solidaria 365 días al año.

El comedor social de Alcantarilla reparte cada día 45 comidas y 52 meriendas

El comedor social de Alcantarilla acaba de cumplir un año y sirve cada día 45 comidas, en dos turnos. Está regentado por la asociación Beata Piedad de Alcantarilla y cuenta con el apoyo espiritual de la Congregación de las Hermanas Salesianas

Esta asociación viene realizando en Alcantarilla labores de caridad desde hace siete años. Comenzaron poniendo en marcha un ropero y un almacén de alimentos, pero al tiempo comprobaron, según cuenta su presidente, D. Juan Martínez, que muchas de las personas que se acercaban a pedir comida no podían cocinarla, por esta razón se puso en marcha el comedor.

Un total de 62 personas desarrollan labores de voluntariado en esta asociación que en la actualidad cuenta con 280 socios.

Tras descubrir hace unos meses, según Martínez, que en Alcantarilla había muchos niños con falta de alimento se comenzaron a dar, todas las tardes, unas 52 meriendas, para niños con edades comprendidas entre los 3 y 12 años.

Cada niño recibe además una bolsa con un batido y un bollo para el desayuno del día siguiente.

(Diócesis de Cartagena)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39185 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).