Un hospital de campaña para el alma

Mons. Lluís Martínez SistachMons. Lluís Martínez       El papa Francisco, con su extraordinaria capacidad comunicativa, ha dicho que querría una Iglesia que escuche y que salga a la calle, que sea como «un hospital de campaña para el alma». En el libro que recoge el diálogo que mantiene con su amigo, el rabino Abraham Skorka, le dice que «el diálogo entre la religión y la cultura es clave, y ya lo planteó el Concilio Vaticano II».

He recordado estos pensamientos del Papa a la hora de escribir sobre el Congreso Internacional de Pastoral de las Grandes Ciudades, que iniciaremos en Barcelona este mes de mayo. La idea nació de una conversación que mantuve con el papa Francisco, que es muy sensible a esta cuestión porque ha regido durante quince años la archidiócesis de Buenos Aires, una ciudad que es uno de los centros urbanos más poblados del mundo.

Esta preocupación por la evangelización de las grandes ciudades ya ha tenido dos precedentes en nuestra archidiócesis de Barcelona. Durante la Cuaresma de 2012, en doce ciudades europeas, entre las cuales la nuestra, se celebró la Misión Metrópolis, una iniciativa pastoral promovida por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización. Y durante los días 17 y 18 de mayo del mismo año se celebró aquí una sesión del llamado Atrio de los Gentiles, una propuesta de Benedicto XVI para fomentar el diálogo de los cristianos con las culturas de hoy sobre las grandes cuestiones humanas, que en esta ocasión versó sobre «Arte, belleza y trascendencia».

Esta nueva iniciativa tiene la forma de un congreso de estudio y de presentación de experiencias, realizado en dos fases separadas en el tiempo, aunque dentro de este mismo año. La primera se celebrará en Barcelona del 20 al 22 de mayo, y tendremos ocasión de escuchar a expertos de varios continentes sobre cómo ven el futuro de la fe cristiana y la función que debe realizar la Iglesia en las grandes concentraciones urbanas. Los ponentes son sociólogos y también hay expertos en la acción pastoral. Me complace agradecer a todos la gran disponibilidad con que han aceptado mi invitación. He aquí sus nombres: Manuel Castells (Berkeley y Universitat Oberta de Catalunya), Marc Augé (París) y Javier Elzo (Bilbao) serán los ponentes del primer día. El segundo día escucharemos a los profesores Angelo di Berardino (Roma), Benjamín Bravo (México) y Luca Bressan (Milán). Y el tercer día nos hablarán Jean- Bosco Mataud (Kinshasa), Alphonse Borras (Lieja) y Carlos María Galli (Buenos Aires).

La segunda sesión la tendremos el próximo mes de noviembre y consistirá en una reflexión entre cardenales y arzobispos de grandes concentraciones urbanas del mundo que vendrán a nuestra ciudad. Me complace expresar mi agradecimiento al papa Francisco, que ha bendecido esta iniciativa y ha dicho que nos recibirá, a los pastores participantes, cuando vayamos a Roma al final de la segunda sesión del congreso para poner en sus manos nuestros trabajos y escuchar sus orientaciones.

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Artículos
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.