Encuentro Diocesano de Jóvenes y Encuentro Regional de Laicos

Mons. Carlos EscribanoMons. Carlos Escribano       Después de la celebración de la Semana Santa, y a lo largo del tiempo Pascual, volvemos a tomar el pulso a las actividades programadas para este curso en la vida de las parroquias y de la diócesis.

Son muchos los niños y niñas que en las próximas semanas recibirán por primera vez a Jesús en el Sacramento de la Eucaristía en las parroquias de nuestros pueblos y ciudades. También un buen número de jóvenes culminará su iniciación cristiana con la recepción del Sacramento de la Confirmación. Os pido una oración por todos ellos y por sus familias. Para que este momento de gracia, que es la recepción de un sacramento, ayude a esas familias cristianas a vivir con más intensidad su seguimiento a Jesús.

También retomamos el trabajo en el desarrollo de nuestro plan diocesano de pastoral. Como sabéis uno de los puntos que se están cuidando este año es la especial atención a los jóvenes cristianos de nuestra diócesis para ayudarles a descubrir el tesoro de la fe. A lo largo del curso se han desarrollado una serie de actividades, entre las que cabe desatacar la presencia de la de la cruz de los jóvenes en los siete arciprestazgos de nuestra diócesis. En todos ellos y en distintas parroquias de los mismos, se han hecho actividades en torno a la cruz y al mensaje de las bienaventuranzas que han permitido acompañar y motivar, de algún modo, a nuestros jóvenes en su camino de fe.

Esta peregrinación culminará el próximo 18 de Mayo, con un encuentro diocesano de jóvenes en el Colegio de las Viñas, organizado por la Delegación de Pastoral Juvenil. A él están invitados a participar los jóvenes de nuestras parroquias, comunidades y colegios, los chicos y chicas que se están preparando ahora para confirmarse o lo han hecho en cursos anteriores y todos aquellos que quieran participar en este momento de encuentro de fe y fraternidad.

Estoy seguro que será un encuentro gozoso y alegre en el que nuestros chicos tendrán la oportunidad de encontrarse con Jesús. Os animo a invitar a muchos jóvenes a participar en este encuentro diocesano.

También dentro del mes de Mayo, el día 24 sábado, tendrá lugar el segundo encuentro del laicado de Aragón. Será en Zaragoza y se celebrará bajo el lema “Id vosotros también a trabajar a mi viña”. Esta organizado por las Delegaciones de Apostolado Seglar de las diócesis aragonesas y será una ocasión magnífica para seguir tomando conciencia de la importancia que tienen los seglares en la acción evangelizadora de la Iglesia y especialmente ahora que estamos llamados a vivir en “estado de misión permanente” en feliz expresión del Papa Francisco.

Los Movimientos y Asociaciones del Apostolado Seglar y los laicos de las parroquias que tanto y tan bien trabajáis en el anuncio del evangelio estáis especialmente invitados a participar en este encuentro que debe servir para reavivar nuestra conciencia misionera en el hoy de nuestras diócesis.

Como veis son muchos los retos que tenemos por delante. Espero que se conviertan en un estímulo que nos permita culminar de manera adecuada este curso y nos ayuden a vivir con ilusión los horizontes a los que la Iglesia nos llama en este momento.

+ Carlos Escribano Subías,
Obispo de Teruel y de Albarracín

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 175 Artículos
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.