Dos nuevos Santos: JUAN XXIII Y JUAN PABLO II

Mons. Salvador Gimenez VallsMons. Salvador Giménez      El domingo 27 de abril, solemnidad de la Divina Misericordia, el papa Francisco canonizará en la plaza de san Pedro, ante una inmensa multitud de fieles que ha venido de todas partes del mundo, a dos antecesores suyos y que son muy recordados y conocidos por todos nosotros.

Parecen de nuestra propia familia porque los hemos visto actuar, los reconocemos y han causado admiración por sus múltiples virtudes cristianas.

El primero de ellos se llamó Juan Bautista Roncalli y lo conocemos todos por el nombre que tomó cuando fue elegido Papa, JUAN XXIII. Lo recuerdan con mucha simpatía las personas más mayores de nuestra diócesis y ha dejado una estela posterior de hombre extraordinario de bonhomía, de paz y de amor universal que ha llegado hasta las generaciones más jóvenes.

El segundo se llamó Karol Wojtyla y escogió el nombre de JUAN PABLO II, cuando accedió a la Cátedra de Pedro. Su vida ha coincidido con la nuestra porque falleció hace muy pocos años, lo hemos visto muchas veces en las pantallas de televisión y ha sido admirado por su capacidad de conectar con grandes masas humanas, por su ánimo ante el sufrimiento, la enfermedad y la muerte y por su coraje en las denuncias de toda injusticia humana.

Los dos han dado un gran ejemplo a los católicos de una profunda y recia espiritualidad.
Eran hombres de oración constante, de una inmensa confianza en el Señor y de una sabia dirección de la Iglesia para que se encontrara a sí misma en medio del mundo contemporáneo y que éste reconociera de nuevo el mensaje central del Maestro y Pastor de Galilea como expresión del amor de Dios a la humanidad.

Este espacio del FULL no admite un extenso comentario sobre la larga y bien valorada biografía de cada uno de ellos. Sólo me atrevo a definirlos como dos sabios cristianos del siglo XX. Dios ha llenado sus vidas de sabiduría cristiana en los distintos órdenes de su personalidad, de sus estudios y de su servicio eclesial. Han sido dos sabios pastores de nuestra Iglesia y ahora ésta los define como santos y nos los presenta como modelos para todos los cristianos.

Sabios y santos que, a partir de ahora, intercederán por la Iglesia para que sepa responder con paciencia, con coraje, sin miedo a los retos que le plantea la actual situación social y económica de nuestro mundo. A todos los diocesanos de Menorca os pido que os acerquéis a sus biografías y que leáis algunos escritos suyos. Os harán un gran bien.

En estos últimos meses se han editado muchas publicaciones sobre ellos y en cualquier librería encontraréis abundancia de reseñas sobre sus obras. Os pido sobre todo que deis gracias a Dios por esta doble canonización. Y por las vidas de los dos santos.

Para todos nosotros es de una alegría inmensa y de una gratitud sin límites tener a dos santos de nuestra época a los que podemos imitar en nuestro caminar hacia Dios, en nuestro trato con los demás, sin importar categorías sociales o diferencias culturales o religiosas, y en el profundo amor a la Iglesia.

Juan XXIII nació en 1881 en Sotto il Monte (Bérgamo. Italia). Ordenado sacerdote en 1904, obispo en 1931 y elegido Papa en 1958. Convocó e inauguró el Concilio Ecuménico Vaticano II en 1962. Falleció el día 3 de junio de 1963. Fue beatificado el día 3 de septiembre de 2000.

Juan Pablo II nació en 1920 en Wadowice (Cracovia. Polonia). Ordenado sacerdote en 1946, obispo en 1958 y elegido Papa en 1978, a los 58 años. Recorrió el mundo en visitas pastorales. Falleció el día 2 de abril de 2005. Fue beatificado el día 1 de mayo de 2011.

Salvador Giménez Valls,

Obispo de Menorca

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 168 Artículos
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.