Xiskya Valladares "La gente que está en las redes es la misma que está a nuestro lado en el mundo real"

Xiskya Valladares_misionLa llaman la “monja tuitera”, tiene más de 20.000 seguidores en Twitter, red social en la que se mueve con más frecuencia. Xiskya Valladares es una religiosa de Pureza de María, filóloga y periodista, con una inquietud clara: llevar el Evangelio a todas las personas que se encuentran en el vasto “continente digital” como ella lo llama. En este continente coincidió con sacerdotes, religiosos y laicos que compartían esta idea: su fuerza misionera les llevó a crear iMisión, un grupo de católicos de distintos movimientos, congregaciones, familias religiosas… de todos los estados de vida: laicos, consagrados y sacerdotes, que comparten esta misma inquietud y llamada: evangelizar en Internet.

Desde los inicios se habló de un Congreso que impulsara esta evangelización digital y hoy, en Madrid, comienza el I Congreso de Evangelización en Internet “Misioneros EnRedados” y con este motivo, Agencia SIC ha entrevistado a Xiskya Valladares, una religiosa con una idea clara: evangelizar donde está la gente, en internet.

P.- Tiene uno de los perfiles más seguidos del panorama católico español en Twitter, y ya la cononcen como «la monja tuitera». Más allá de su presencia y labor personal a través de la red ¿Cómo se pasa de esta inquietud evangelizadora a través de la red a formar un grupo como iMisión y a llevar a cabo un congreso de estas características?

R.- En realidad es un salto muy pequeño. Daniel Pajuelo y yo nos conocimos a través de Twitter y fue ahí donde empezamos a hablar del tema, de evangelización. Se nos ocurrió que había que hacer algo de manera que la Iglesia pudiese estar más visible en Internet y, como nuestro ámbito de movimiento más frecuente era Twitter, precisamente por ser una red social más abierta que te permitía dialogar con mucha más gente aunque no te siguiera o no la siguiera, elegimos esa red.

Desde el primer momento hablamos de un congreso. Era el sueño desde ese día y es lo que empezamos a trabajar desde hace dos años, primero formando un equipo, creando el ambiente, poniendo en marcha diferentes iniciativas y ya en el último año trabajando de lleno en el congreso.

 P.- En el Congreso se van a llevar a cabo ponencias, talleres.. un amplio programa en el que participan, entre otros, el experto en ciberteología Antonio Spadaro sj o el obispo de San Sebastián, Mons. Munilla, conocido tuitero también entre otros. ¿A quién se dirige el Congreso? ¿Qué acogida ha tenido?

R.-“Misioneros EnRedados”se dirige principalmente a católicos interesados en el mundo de la Evangelización en Internet. No hace falta que sea gente que domine la técnica pero si que tenga ganas de ser misionero en el continente digital. En el Congreso nos vamos a reunir unas 250 personas, el perfil mayoritario es de gente joven, pero también viene gente mayor que quiere eso: una reflexión conjunta sobre lo que es para nosotros urgente en este momento que es estar donde está la gente, que es internet, que es Twitter en concreto o Facebook.

La finalidad de este encuentro es, por un lado, la formación que nos van a  dar los talleres y por otro lado la reflexión conjunta que es lo que nos van a proporcionar las ponencias y las mesas redondas.

Evidentemente, después del congreso hay que continuar. Vamos a ver cómo resulta el congreso, cuál es la respuesta de la gente y dependiendo de eso decidiremos la vía y acciones que podamos tomar después.

P. – Hay quien se pregunta si realmente se puede evangelizar a través de las redes sociales o no son nada más que fogonazos superficiales, que no llegan a un a interiorización real, especialmente por la parquedad de Twitter. Sin embargo, iMisión nace con esta inquietud de evangelización a través de estos medios. ¿Es posible entonces esa evangelización 2.0?

R.-Nosotros pensamos que si se puede evangelizar a través de las redes sociales porque la vida es una sola. La gente que está en las redes es la misma que anda por la calle, que está a nuestro lado en el mundo real.

El mundo virtual es un concepto, nada más,  en realidad es una simple prolongación de la vida real y un modo diferente de estar.

Por otro lado, nosotros no queremos que ese acercamiento se quede en el mundo virtual, siempre queremos dar el salto a la vida real: a la parroquia, a la Iglesia, a la comunidad de fieles. En ese sentido es cuando se puede continuar esa evangelización de una manera más profunda.

P.- ¿Habéis conocido personas que se hayan acercado a la Fe por estas redes?

R.-Si. De hecho yo conozco un chico que se bautizó, y otros casos de personas que no crían, o que creían que no creían y ahora han asumido la Fe, van a Misa, se confiesan… etc. Creo que confesarse o ir a Misa es un paso más allá… sí que conozco algunas historias.

En realidad, lo más importante de esta iniciativa es que los católicos nos sintamos unidos  y que tengamos la ilusión de poder transmitir el Evangelio con nuestro testimonio en la red, esa ilusión que a veces nos falta porque si nos vemos solos nos da miedo, porque enseguida nos atacan, pero si vemos que somos muchos nos sentimos apoyados.

P.- El miedo a «ser atacado» o insultado a través de la red a perder «amigos» es una de las causas de que muchos católicos no manifiesten sus posiciones en la red o incluso las escondan. También existe el temor a enzarzarse en una dialéctica sin sentido, discusiones  etc. Es evidente que, cuando se manifiesta una posición católica, especialmente en algunos temas, los ataques vienen casi al instante ¿Cómo responder cristianamente ante esos insultos’ 

R.- Creo que por un lado siempre hay que tener en cuenta lo que dijo Jesús en el Evangelio “Amad a los que os maldicen”, perdonar, y por otro lado, hay que tener muy claro hasta qué punto se puede dialogar con una persona que es lo que se conoce por un troll en la red. Hay un margen que no se puede pasar, cuando se pierde el respeto o la dignidad hay que bloquear a esa persona. Al principio me sentía mal, porque no me gusta bloquear a la gente en Twitter, pero luego te das cuenta que es la única manera; que esa persona también tiene que aprender a respetar y que como no quiera hacerlo te toca bloquear.

P.- El papa Francisco es una de las cuentas más influyentes de Twitter. A través de las cuentas de @pontifex en los distintos idiomas el Papa, según algunos estudios, alcanza una mayor notoriedad a través de esta red que cuentas de líderes de estado como la de Barack Obama. ¿Qué supone para iMisión el ejemplo, antes del papa benedicto XVI y ahora de Francisco que, con sus perfiles han demostrado su preocupación por estar «donde esta la gente»?

R.- Para nosotros fue una alegría enorme cuando Benedicto XVI abrió su perfil de Twitter ya que justo 4 meses antes habíamos creado el grupo de iMision. Ahora el papa Francisco no tuitea una vez a la semana sino que tuitea mucho más y es el ejemplo, el referente, está ahí al pie del cañón. Todos los documentos que tanto Benedicto XVI como Francisco han publicado refiriéndose a la evangelización del continente digital son preciosos; los mensajes para las Jornadas de las Comunicaciones Sociales de cada año están centrados en la red últimamente. Los leemos con mucho interés y los reflexionamos conjuntamente en quedadas tuiteras y ¡nos encanta! se pueden sacar muchas pautas pata vivir con un enfoque más claro de esos documentos.

(Mª José Atienza – Agencia SIC)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44270 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).