¡Volviendo de la Visita ad limina, en comunión con el Papa Francisco!

Mons. VivesMons. Joan E. Vives     Los días 3 al 8 de este mes he vivido en Roma unas jornadas realmente emotivas, durante la Visita «ad limina Apostolorum«, junto con los Obispos de Cataluña, cerca del Santo Padre Francisco y los dicasterios de la Curia. Han sido días de fe celebrada, días de reavivar la esperanza y días llenos de alegría cristiana. ¡El Papa Francisco nos ha animado a vivir el Evangelio de la alegría! Días de comunión profunda con el Papa y entre nosotros, los obispos. Sobre todo quiero destacar el encuentro fraternal con el Sucesor de Pedro, sentados a su alrededor, hablando distendidamente de muchas cuestiones. Os puedo decir que la pasión por anunciar el Evangelio de la misericordia así como el amor por los sacerdotes, los laicos, los pobres, los jóvenes… llena el corazón del Papa. Y nos lo comunica a los obispos. También su preocupación por el momento tan doloroso de crisis económica y de paro juvenil, el amor compasivo por todos, y su solicitud por los pobres, los necesitados, los ancianos, los niños… pidiéndonos iniciativas concretas de caridad efectiva en las Diócesis.

Han sido días de celebración en los lugares santos de Roma, cerca de los sepulcros de S. Pedro y S. Pablo, donde he pedido por toda nuestra querida Diócesis de Urgell. Y con todos los Obispos hemos proclamado nuestra fe católica en la Basílica de San Sebastián, y en San Bartolomé de la isla Tiberina, donde se encuentra el memorial de los mártires del siglo XX. Allí llevé, lleno de emoción, las reliquias de nuestros sacerdotes mártires Mn. Josep Tàpies y compañeros, que ahora estarán en este memorial testimoniando la fe y la fidelidad hasta la sangre, junto con tantos otros relicarios de mártires que nos animan a ser firmes y entregados, hasta la muerte.

En las Congregaciones de la Curia Romana, que ayudan al Papa en el gobierno de la Iglesia universal, hemos podido compartir lo que nosotros vivimos y contrastarlo con el trabajo que la Curia va disponiendo, con buena acogida y con comprensión por nuestras realidades: doctrina de la fe, culto divino, obispos, clero y seminarios, vida consagrada, laicos, cultura, medios de comunicación social, familia, nueva evangelización, Secretaría de Estado… Compartir con hermanos que más allá de los tópicos están bien preparados y son trabajadores, aportan una rica experiencia de universalidad y conocen la vida y los retos actuales de la Iglesia. Ha participado, pues, en una realidad de comunión viva. ¡La Iglesia es comunión, y nos arraiga en Dios mismo, que es Trinidad!

Ahora que se cumple un año de su elección, oremos unidos por el Papa Francisco, por su ministerio de confirmar en la fe a los hermanos, por su fortaleza al frente del Pueblo de Dios, guiándolo y animándolo constantemente en la alegría y la esperanza. Los Obispos de Cataluña iniciamos junto a él la Santa Cuaresma, con la procesión de S. Anselmo en Sta. Sabina y la Eucaristía de inicio del tiempo de conversión y camino hacia la Pascua. Una experiencia única… Traté de tener el pensamiento en todos vosotros, los fieles diocesanos; os llevaba conmigo, ya que como dice S. Ignacio de Antioquía, «donde está el obispo, allí está la comunidad, y así mismo, donde está Jesucristo, allí está la Iglesia católica» (Esm. VIII, 2).

¡Vivamos a fondo esta Cuaresma! Dios nos abre sus brazos y nos acoge misericordioso, en su casa. ¡Renovémonos y renovemos nuestro amor!

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 380 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).