David Escoín, seminarista: "Cuánta felicidad y sentido da Dios a través de los sacerdotes"

¿Dónde hacemos las fotos? “En la capilla, que es donde está lo esencial”. David Escoín (Castellón, 1979), seminarista en segundo de teología en la diócesis de Segorbe-Castellón tiene claro por qué está en el Seminario desde 2009 y Quien le ha traído aquí. Le faltan dos cursos de teología para acabar la formación, y este año ha tenido una idea diferente para dar su testimonio de vocación a alumnos de secundaria y bachillerato: Será él quien pregunte.

– La semana que viene darás testimonio a alumnos de secundaria y bachillerato del Mater Dei. ¿Cómo se te ocurrió cambiar el método?

-Estábamos en misa hace dos semanas, y escuchando las lecturas acabó de cuajar una idea que iba rumiando desde la habitación: en vez de someterme a un interrogatorio sobre mi vocación, empezaría a preguntar yo y a buscar las  inquietudes que los jóvenes tienen. Es como el sembrador que primero mira el terreno para saber qué es lo mejor al empezar a trabajar.

¿Cómo despertar el interés vocacional en un joven?

-Creo que haciéndoles protagonistas y rezando. Que pongan los pies en el suelo y vean la realidad con sus propios ojos sin dejarse llevar por los demás, buscar el sentido propio de su vida. También tenemos que salir a la calle y hacer ruido, como dice el Papa Francisco: ir a institutos, buscar en otras realidades de la Diócesis, entrar en diálogo por las redes sociales y en los ámbitos donde se mueven, viven y hacen su vida normal. Pero lo fundamental es darse cuenta de que son hijos de Dios amados por Él: eso es lo que realmente cambia la persona.

¿Qué te lo despertó a ti?

-El testimonio de unas personas que vinieron a casa. Eran cristianos, compartimos una comida, y me invitaron a hacer un poco de oración. Accedí y se despertó mi interés por Dios, por querer ir a misa, conocer poco a poco a Cristo. Después, el Señor me llamó. Fue hace diez años y lo esencial estuvo en la oración y sentir esos signos de los tiempos que el Señor te va poniendo.

¿Qué gana un joven siendo sacerdote?

-No soy todavía sacerdote, pero pienso que es compartir esa perla preciosa que Dios regala para poder dar sentido pleno a la vida de los demás. Siendo sacerdote vas a encontrar ese sentido que aparece en el Génesis: los hombres estamos llamados a darnos a los demás en el amor. Poder mediar en la gracia de Dios a través de los sacramentos… y cuánta felicidad y sentido está dando el Señor en el mundo a través de los sacerdotes.

¿Qué se necesita para responder a la llamada de Dios?

-Precisamente es una de las preguntas que he preparado para los jóvenes. Pero ya doy la respuesta: ser desprendido, dócil y vivir una verdadera caridad.

(Diócesis de Segorbe-Castellón)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41069 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).