Urgell celebra su jornada diocesana de las Familias bajo el lema "La familia: esperanza del mundo"

Jornada de las FamiliasLas familias de la diócesis de Urgell celebraron su encuentro anual en el Santuario del Santo Cristo de Balaguer el pasado domingo 9 de marzo en un ambiente festivo de fe. Bajo el lema «La familia: esperanza del mundo» unas 200 personas de todas las edades procedentes de toda la diócesis participaron en este encuentro. 

Desde las diez y media de la mañana las familias fueron llegando a la explanada frente al Santuario. A las once, los niños fueron al parque del santuario para compartir , divididos por edades, diversas actividades acompañados por un grupo de monitores, mientras los adultos entraron al Santuario para escuchar durante
una hora varios testimonios de familias que de una manera muy sincera y emotiva compartieron la huella que la fe deja a sus hogares ya sus vidas. Aunque cada pareja habló de diversos aspectos, casi todas coincidieron en destacar la fuerza que da al matrimonio la fe cristiana, que hace posible un estilo familiar basado en la esperanza y en el amor.

Después de una pequeña pausa , la comunidad de clarisas y las jóvenes de la escuela de danza de Balaguer ofrecieron una bella representación de la leyenda del Santo Cristo de Balaguer a través del baile y la música. El arzobispo de Urgell, Mons. Joan- Enric Vives presidió la celebración eucarística y al estilo del Papa Francisco en sus discursos, desarrolló tres grandes ideas: misericordia, conversión y vida.

El Hotel Santuario acogió la comida de hermandad de un centenar de los participantes, una buena parte de los cuales por la tarde visitaron varios lugares de interés histórico de la explanada donde se encuentra el Santuario y cerraron la jornada en el iglesia gótica de Santa María de Balaguer.

(Archidiócesis de La Seo de Urgell)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44604 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).