Próxima ordenación de diáconos y Día del Seminario

eusebiohernandezobtarazonaMons. Eusebio Hernández      Queridos hermanos y amigos:

Con gran alegría os anuncio que el próximo domingo día 16 de marzo, en la Santa Iglesia Catedral de Tarazona, a las 5 de la tardeordenaré de diáconos a dos seminaristas de nuestra diócesis. Os invito a todos los que podáis a acompañarnos en esta celebración. Nuestra diócesis debe estar contenta de que el Señor nos siga concediendo nuevos ministros que nos acompañen en la camino de la fe. No es, pues, una celebración privada que sólo implica a los sacerdotes o seminaristas es una celebración en la que todo el pueblo de Dios manifiesta su gozo y alegría por el don de la vocación que se concede a favor de todos. Orad especialmente en esta semana por ellos.

Los ordenandos son Bayron-David Albizures Ortega y César-Augusto Gómez García. Ambos han recibido la formación en nuestro Seminario y están unidos a los Misioneros de Betania, asociación de fieles que se ha formado en nuestra diócesis y que con tres sacerdotes ya ordenados y formados también en nuestro Seminario atienden varias parroquias del Arciprestazgo del Huecha.

Tanto Bayron como César están en el último curso de los estudios teológicos que, como os decía, han realizado en el Estudio Teológico de la Inmaculada. Es un motivo de alegría ver los frutos del trabajo del equipo de formadores del Seminario y de los profesores que han participado en su formación. Que Dios pague el valioso trabajo que desde el Seminario y el Estudio Teológico realizan distintos sacerdotes de nuestra diócesis y de fuera para la formación de los futuros sacerdotes.

Como bien sabéis en este mes de marzo se celebra el día 19, solemnidad de San José, el día del Seminario, aunque al no ser festivo este año lo adelantamos al domingo 16. Siempre que puedo insisto en que todos debemos considerar el Seminario como una de las obras más importantes de la diócesis, para mí, como obispo lo es. Tener un Seminario abierto es un don de Dios y contar con 11 seminaristas, como tenemos este año, lo debemos considerar como una bendición que debemos agradecer y cuidar con todo amor.

Me gustaría que todos -sacerdotes, religiosos y laicos- compartierais conmigo la importancia y ayuda que debemos prestar al Seminario, en él nos jugamos nuestro futuro como diócesis, necesitamos sacerdotes que nos garanticen los sacramentos y el crecimiento en la fe. Sed pues colaboradores de esta obra: rezad por los seminaristas, por sus formadores y profesores, valorad con cariño lo que en él se está realizando y colaborad con vuestra generosidad en la campaña de ayuda económica que realizaremos estos días.

Con María podemos hacer nuestras sus palabras en el Magníficat: Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;porque ha mirado la humillación de su esclava. Sí, con el don del Seminario y con estos dos nuevos diáconos el Señor mira nuestra pequeña diócesis y la bendice.

Con todo afecto os saludo y os bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR

Obispo de Tarazona

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 270 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.