Tres puntales educativos importantes: Familia, Escuela y Parroquia

Mons. VivesMons. Joan E. Vives      En estos días ya se están llevando a cabo las inscripciones para la matriculación en la Escuela de los niños y adolescentes de nuestras familias. Un momento importante para discernir cómo queremos ayudarlos desde la familia, con qué estilo de escuela que procura la excelencia de la enseñanza pero que debe tender a buscar la imagen de persona y de sociedad que queremos que conozcan para que puedan hacérsela suya, y el tipo de persona comprometida con su entorno y con los valores personales y comunitarios que nos gustaría que recibieran las generaciones jóvenes. Esto requiere una complementariedad entre familia, escuela y parroquia. Hoy quiero llamar vuestra atención sobre el lugar tan importante que para niños y adolescentes ocupa la escuela, y que conviene que nos preocupemos de cómo funciona, qué valores e ideario transmite, y cómo son los profesores que el niño tendrá de acompañantes durante estos años tan definitivos para su vida. La escuela es el lugar donde niños y jóvenes pasarán mucho tiempo y representa su dedicación más importante en estas edades. Escuela, familia y parroquia se necesitan mutuamente.

Al terminar el Año de la Fe los Obispos de Cataluña hemos publicado el documento «Transmitir el tesoro de la fe»con el que reflexionamos sobre algunos aspectos de la transcendental misión de transmitir y vivir la fe que tiene la Iglesia, y precisamos algunos de sus caminos en la actual situación religiosa y social. Los Obispos invitamos nuevamente a los padres y madres «a acoger y participar de las propuestas pastorales de las parroquias y los movimientos cristianos; también, a ejercer su derecho a pedir la clase de religión católica, porque la enseñanza de la religión en los centros educativos es una aportación imprescindible de cara a la transmisión y la educación de la fe». Asimismo, recordamos que la escuela de inspiración cristiana debe convertirse en un ámbito «donde los padres y madres se sientan escuchados y ayudados de cara a facilitar a sus hijos una atmósfera propicia al descubrimiento de la fe». La Iglesia y los cristianos hace siglos que estamos comprometidos con el derecho a la educación de calidad para todos; entre otras cosas, mediante la promoción de escuelas cristianas abiertas a todo el que se interese por el proyecto educativo católico. Algunos santos de nuestra Diócesis como José de Calasanz, José Manyanet o Anna Maria Janer se implicaron intensamente en la enseñanza de los niños y jóvenes de su tiempo. Las congregaciones por ellos fundadas, junto con muchas otras, han dedicado grandes esfuerzos a la educación en todo el mundo. Hoy, en nuestro país, esta presencia se encuentra particularmente representada por la Escuela Cristiana de Cataluña que agrupa escuelas de titularidad privada pero concertadas en los niveles educativos donde el concierto está generalizado. Esto significa enseñanzas parcialmente financiadas con fondos públicos que las hacen más accesibles a todos.

Ahora que muchas familias deberán elegir escuela para sus hijos, con más o menos opciones según el lugar donde viven, os animo a tener muy en cuenta la escuela con ideario cristiano, y también en la opción por la escuela pública, de gran calidad entre nosotros, que no dejemos de interesarnos por elegir la asignatura de religión católica como elemento importante de formación integral de los niños y jóvenes. Os animo, pues, a todas las familias a actuar de manera informada, consciente y responsable cuando penséis en la mejor Escuela para el bien de los pequeños y de los jóvenes.

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 306 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).