La visita “AD LÍMINA APOSTOLORUM”

Mons. Ginés García BeltránMons. Ginés García Beltrán     Queridos diocesanos:

La próxima semana -3 al 8 de marzo-, realizaré la visita “Ad Límina Apostolorum” a Roma, junto a todos los obispos de España. Será mi primera Visita Ad Límina como Obispo.
Esta visita que realizan a Roma todos los obispos del mundo cada cinco años es un signo de comunión entre los que presiden en la caridad cada una de las iglesias particulares extendidas por todo el mundo y el Obispo de Roma, centro y signo de la unidad de la Iglesia. Es un encuentro marcado por la fraternidad y la solicitud por todas las iglesias, encargo que es propio del ministerio de los obispos.
La finalidad de esta visita es venerar los sepulcros de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y encontrarse con el Papa como Sucesor del apóstol Pedro, además de visitar los distintos organismos de la Curia romana, como colaboradores que son del Santo Padre en el gobierno de la Iglesia universal.
Antes de realizar la visita, cada Obispo ha enviado a Roma un informe extenso sobre el estado de la Diócesis en los últimos cinco años, lo llamamos “Relación quinquenal”. A través del este informe el Papa conoce cada diócesis y puede ofrecer una palabra de luz y de aliento al Obispo para que esa Iglesia continúe con su misión evangelizadora. Espero con mucha ilusión lo que el Papa quiera decirnos.
La visita que el Obispo realiza a Roma no es un acto administrativo, ni una visita de cortesía o control, es el encuentro que hace visible la comunión de la Iglesia. No se encuentran instituciones sino personas; la Iglesia no son sus instituciones sino la comunión de los bautizados. Es bueno conocerse y expresar la fe, la esperanza y el amor que nos une. El abrazo entre Pedro y los demás sucesores de los apóstoles es muy fecundo para la Iglesia
A esta visita, el Obispo no va sólo. Lo acompaña toda la comunidad diocesana. El Obispo lleva en su corazón y en sus palabras, para transmitirlas al Papa, las ilusiones y las esperanzas, las angustias y los sufrimientos de todos vosotros. El día que hable con el Papa estaréis presentes todos vosotros, ninguno se quedará fuera; desde los lugares más pequeños hasta los más grandes, los que sois practicantes y los que no lo son. Estoy seguro que el Papa Francisco sabrá que en el corazón del Obispo cabe todo su pueblo, que sus palabras son las vuestras y sus sentimientos los vuestros.
 En la visita Ad Límina quiero expresar y transmitir lo que ha sido y es un signo de identidad de esta Iglesia accitana: la fidelidad, unión y adhesión al Sucesor de Pedro. Muchos siglos de historia que miran al futuro con esperanza e ilusión, convencidos de que en nuestra pobreza, en nuestras limitaciones, reside la fuerza del Resucitado que nos invita a continuar anunciando su Nombre a nuestros contemporáneos. La figura del Papa nos recuerda que no estamos solos, que formamos parte de una gran familia que se extiendo por todo el mundo y a lo largo de la historia hasta llegar al cielo donde están los que nos han precedido en la aventura de la fe y la evangelización.
Queridos hermanos y hermanas, os pido que me acompañéis en esta visita  con vuestra oración y con el ofrecimiento de vuestros sufrimientos. Venid espiritualmente a Roma para hacer la profesión de fe en los sepulcros de los que han sido columnas del cristianismo, Pedro y Pablo; escuchemos lo que el Papa nos quiere decir, y renovemos el amor a la iglesia, que es nuestra madre.
Pongo esta visita, experiencia de comunión, bajo el amparo de la Virgen Santísima, ella que acompaña el camino de la Iglesia, acompañe el nuestro para ser en medio del mundo testigos del amor de Dios.
Con mi afecto y bendición.
 + Ginés García Beltrán,
Obispo de Guadix.
Mons. Ginés García Beltrán
Acerca de Mons. Ginés García Beltrán 90 Articles
S. E. R. Mons. Ginés Ramón García Beltrán, nació en Lorca (Murcia), siendo natural de Huércal-Overa (Almería), el día 3 de octubre de 1961. Después de cursar estudios de Enseñanza Media en el Instituto de Huércal-Overa de 1975 a1979, ingreso en el Seminario Conciliar de San Indalecio, de Almería. Cursó estudios de Teología en la Facultad de Teología de la Compañía de Jesús en Granada. Tras obtener la graduación de Bachiller en Teología en 1984, es ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1985. Licenciado en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en 1986. En 1987 cursó estudios de doctorado en Derecho Canónico en la misma Universidad, y especialización en derecho matrimonial en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Ha desempeñado el ministerio sacerdotal como párroco de Mojácar (1987-1989), Rioja (1993-1994), «Santa María de los Ángeles», de la Capital (1994-996). Capellán de las Religiosas de la Inmaculada Niña «Divina Infantita» (1993-1994) y de las Religiosas Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazón de Jesús (1990-1992 y 2004 -2005). Arcipreste en la Capital (1994-1996). En 1996 Mons. D. Rosendo Álvarez Gastón le nombra Vicario General y Moderador de Curia, cargos en los que es confirmado en 2002 hasta 2005, por Mons. Adolfo González Montes, quien le nombra Canónigo Doctoral en 2003. Administrador parroquial de La Cañada y Costacabana (2005-2006); y de nuevo párroco de la importante parroquia de San Sebastián de la Capital de Almería, desde 2006. De 1989 a 1992 ejerció como Vicerrector del Seminario, Formador y Director espiritual en los Seminarios Mayor y Menor de Almería. Defensor del Vínculo y Promotor de Justicia (desde 1989). Delegado Episcopal en el Colegio Diocesano de San Ildefonso (1991-1994). Profesor (desde 1990) y Rector en el «Instituto Teológico San Indalecio» para la formación teológica y pastoral diocesana (1993-1997). Delegado Episcopal del IV Sínodo Diocesano (1996-1999). En el «Centro de Estudios Eclesiásticos» del Seminario Conciliar (afiliado a la Facultad de Granada) ha sido Jefe de Estudios (1996-2003), Profesor de Teología (1997-2003), y es actualmente Profesor Ordinario de Derecho Canónico (desde 2005). En el «Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Almería» (adscrito a la Universidad Pontificia de Salamanca), ha sido Profesor de Derecho Canónico y Síntesis teológica (2007-2008). Entre otros cargos que ha desempeñado, el Obispo de Guadix fue durante años Profesor de Religión en diversos Institutos de Enseñanza Media (1989-1994). Responsable de Formación Espiritual de grupos de matrimonios. Como miembro del Tribunal Eclesiástico, ha sido en diversas causas Juez instructor y «ad casum»; entre ellas en la Causa de los Mártires de Almería (2003). Representante del Obispado de Almería en Unicaja (2001-2007). Miembros del Consejo Presbiteral (1995-2006), Consejo Pastoral Diocesano (1995-2006), Colegio de Consultores (desde 1995), Consejo Diocesano de Asuntos Económicos (2003-2005) y Consejo Diocesano de Arte y Patrimonio (1997-2005). El 3 de diciembre Su Santidad el Papa Benedicto XVI nombró a Mons. Ginés Ramón García Beltrán como nuevo obispo de Guadix. El 27 de febrero de 2010 fue consagrado obispo en la Plaza de Las Palomas, de la ciudad accitana. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Permanete y Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, desde el 12 de marzo de 2014. Anteriomente había sido miembro de la CEMCS y de la Comisión Episcopal de Patrimonio, desde 2010 a 2014. En la Asamblea de Obispos del Sur de España es el Obispo delegado para los Medios de Comunicación Social. El 13 de julio de 2016 fue nombrado miembro de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede.