La visita ad limina apostolorum (I)

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas      Desde mañana 24 de febrero hasta el día 8 de marzo los obispos de las diócesis españolas hemos de hacer la visita ad limina apostolorum, expresión latina que significa la visita “a los sepulcros de los apóstoles”, en Roma. Concretamente, los obispos de las diócesis con sede en Cataluña tenemos asignada la visita para los días del 1 al 8 de marzo.

¿En qué consiste la visita y cuál es su motivo?

Todos los obispos de las diócesis o iglesias particulares de todo el mundo tenemos el deber —en principio cada cinco años— de ir a Roma para venerar los sepulcros de los apóstoles Pedro y Pablo y reunirnos con el Papa, el obispo de Roma y sucesor de san Pedro, que preside en la caridad todas las Iglesias.

No se trata de un mero acto jurídico o administrativo, como si se tratase del cumplimiento de una obligación ritual o protocolaria, sino que lo que manifiesta es que  somos una Iglesia de comunión y en comunión.

En la celebración eucarística manifestamos que estamos en comunión con el Papa y con el Obispo, y una manifestación importante de esta comunión de los obispos con el Papa y entre ellos es la visita ad limina.

Está establecido que la visita se haga cada cinco años, aunque hace nueve que no se ha celebrado. La última fue la de Mons. Carles Soler, en su momento obispo titular de Girona, en la que fue una de las últimas visitas recibidas por el beato Juan Pablo II.

La Iglesia es comunión, y por ello todos debemos sentirnos protagonistas de la visita.

Preparación de la visita

Cada uno de los obispos hemos preparado un extenso informe —abarca desde el año 2004 hasta el 2013—, sobre la vida cristiana, la misión y situación de nuestra Iglesia, contando para ello con la colaboración de los organismos de la curia, delegaciones episcopales y otras instituciones como Caritas, patronatos benéficos, asociaciones piadosas… Además de la información, también se nos pide que hagamos una valoración resaltando las energías evangelizadoras, los valores pastorales y, al mismo tiempo, los déficits y necesidades.

 

Este informe ya ha sido enviado a Roma para que las diversas congregaciones romanas, a semejanza de nuestras delegaciones, que ayudan al Papa en su servicio a la Iglesia, lo puedan estudiar y preparar las entrevistas y diálogos que tendremos en Roma a lo largo de la visita. En la próxima carta os ofreceré un resumen del informe, al menos de algunos capítulos, ya que consta de 280 páginas.

La audiencia con el papa Francisco, que nos permitirá un conocimiento personal, también de nuestra diócesis, será un momento especialmente importante ya que podremos escuchar sus sugerencias y propuestas.

Los obispos también visitaremos las cuatro basílicas mayores donde celebraremos la Eucaristía y oraremos. Os pido que oréis por esta visita ad limina, que es también la vuestra.

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 375 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.