La libertad del hombre, don de Dios

Cartagena Lorca PlanesMons. José Manuel Lorca     La Palabra de Dios dice cosas bellísimas esta semana. Las tres lecturas ofrecen un conjunto de reflexiones de gran actualidad porque nos presentan una serie de claves para entender la vida cristiana, especialmente necesarias para conocernos mejor. La primera lectura del libro del Eclesiástico resalta como el Señor ha creadoal hombre concediéndole uno de los más hermosos dones, el de la libertad, para que pueda tomar sus propias decisiones en la vida: “si quieres, guardarás sus mandatos”. Tiene delante muerte y vida, el mal y el bien, en sus manos está la decisión, “de modo que busque a su Creador sin coacciones y, adhiriéndose a Él, llegue libremente a la plena y feliz perfección”. (GS 17)

Este tema es vital en la convivencia humana, por eso, el cristiano debe tener muy claras las ideas y actuar en la vida y en sus responsabilidades según ese don de Dios, porque un hombre libre busca hacer siempre el bien y es responsable. Claramente lo dice el Catecismo de la Iglesia Católica, (n. 1731): “La libertad es en el hombre una fuerza de crecimiento y de maduración en la verdad y en la bondad. La libertad alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios, nuestra bienaventuranza”.

Cuando escuchemos el salmo nos daremos cuenta de que una persona que ha ejercido su libertad eligiendo a Dios ha acertado en la vida, porque esa será la explicación de su felicidad; una dicha que nace en la fidelidad a Dios, que manifiesta su voluntad por medio de la ley. El apóstol Pablo va más allá y explica como el creyente alcanza una sabiduría especial por haberse fiado de Dios, conocer el plan salvífico de Dios.

En el Evangelio de San Mateo podremos ver que se presenta a Cristo como el verdadero intérprete de la ley, lejos de la forma que tenían los fariseos. Pero no se debe caer en el simplismo de que rompe con todo, por eso, dice que “él ha venido a cumplir y dar plenitud hasta la última letra o tilde”. La conclusión que plantea es la de que hay que vivir en fidelidad y coherencia total con la voluntad de Dios, porque quien actúa así va más allá de la ley. Las seis antítesis que pone el Evangelio nos enseñan como debe afinar el que se deja llevar por la voluntad de Dios; en estos ejemplos se ponen de relieve las exigencias profundas de la voluntad de Dios, que sin quedarse en las minucias, nos enseña la fina sensibilidad para alcanzar la salvación, para pertenecer al Reino.

+ José Manuel Lorca Planes

Obispo de Cartagena

Mons. José Manuel Lorca
Acerca de Mons. José Manuel Lorca 341 Articles
Mons. D. José Manuel Lorca Planes nació en la localidad murciana de Espinardo, diócesis de Cartagena, el 18 de octubre de 1949. Curso los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor "San Fulgencio“ de Murcia. Es licenciado en Teología Bíblica por la Facultad de Teología de Granada. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1975. Recibió la ordenación episcopal en Teruel el 6 de marzo de 2004. Nombrado Obispo de Cartagena el 18 de julio de 2009, tomó posesión el 1 de agosto de ese mismo año. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades.