La Catedral de la Laguna vuelve a abrirse tras doce años de reformas

obispo aplausosLa diócesis nivariense vivió el pasado viernes una jornada histórica en la reapertura de la Catedral y la celebración de la eucaristía casi doce años después de su cierre para realizar obras en las cubiertas.

La imagen de la patrona y titular de la Catedral, Nuestra Señora de los Remedios, salía poco después de las cinco y media de la tarde desde la que hasta hoy era sede provisional de la Catedral, la parroquia de La Concepción. Al llegar la procesión al exterior del templo catedral tenía lugar el acto civil en el que intervinieron el alcalde de la ciudad, el subdelegado del Gobierno, el presidente del Cabildo de Tenerife y el presidente del Gobierno de Canarias. Allí estaban también los dos obispos de las diócesis del archipiélago. Fue el prelado nivariense quien posteriormente dio el primer saludo a los presentes para invitar a abrir la puerta principal del templo a las autoridades citadas.

Fue un momento de singular emoción la reapertura del templo que permanecía hasta entonces cerrado. Ya en el interior el arquitecto-director de la obra, José Miguel Márquez, exponía las líneas fundamentales de las obras realizadas en las cubiertas de la Catedral. Por su parte, el canónigo penitencial, Vicente Cruz, explicaba el sentido teológico-pastoral de una Catedral.

Al inicio de la Eucaristía, el Obispo se sentó por vez primera en su Cátedra ya no provisional, arrancando un sentido aplauso de los fieles presentes. Posteriormente leyó un mensaje y la bendición que el Papa Francisco había enviado con ocasión del primer centenario del templo y de la reapertura al culto de la Santa Iglesia Catedral. “El Santo Padre, al considerar el sentido de ese edificio sagrado, centro de la vida de la Diócesis, signo de magisterio y de la unidad de los fieles en la fe que se proclama desde la Cátedra, les invita a confesar con la palabra y la vida a Jesucristo, Hijo de Dios vivo, edificando, como piedras vivas, una vigorosa comunidad cristiana, que sea fiel reflejo de la Iglesia plantada por los apóstoles, en estrecha comunión con las otras comunidades, con el Pastor de la Diócesis y con el Sucesor de Pedro” – indica la misiva papal que concluye impartiendo la bendición apostólica.

Bernardo Álvarez bendijo, a continuación, la obra nueva y a los presentes. El mismo centró, fundamentalmente, su homilía en dar gracias a las personas, instituciones públicas, privadas, eclesiales que habían hecho posible llegar felizmente a esta jornada. El Obispo comenzaba este capítulo haciendo referencia a los trabajadores que habían ejecutado la obra,  a los artesanos de nuestra tierra que han puesto aquí con su cariño, lo mejor de su saber y de su hacer – indicó- Posteriormente fue citando a distintas personas que a lo largo de estos doce años contribuyeron decisivamente a las obras de la Catedral hoy reabierta. En otro momento recordó que hay que seguir haciendo un esfuerzo económico: “Lo nuestro es pedir siempre. Se la pedimos a los fieles en general. Pero no para nosotros». Para, por ejemplo citó, que tengamos espacios como éste. Esta Catedral es de todos y para todos, sostuvo Álvarez.

En otro momento de la homilía un emocionado obispo Nivariense sostuvo que esta reapertura era una “buena ocasión para mirar al pasado, robustecer el presente y construir el futuro. Mirar al pasado, a tantas personas que habían entrado en este lugar para encontrarse con el Señor. Al presente, puesto que la reapertura de templo es una oportunidad para “convertirse en un fuerte estímulo espiritual para asumir el presente con alegría y afrontar la tarea que todo bautizado tiene hoy de ser discípulo y misionero de Cristo”. Y, en tercer lugar, construir el futuro. “Asumamos el reto de mirar al futuro con esperanza. ¡Que nadie nos robe la esperanza!, sostuvo citando al obispo de Roma. “Del encuentro con Cristo a través de los sacramentos y la oración, los fieles católicos reciben fuerzas para dar testimonio por doquier del amor que Dios nos tiene, en cualquier ambiente donde nos encontremos y con todos los que nos rodeen, en especial con los más desfavorecidos” – expuso.

Después de la comunión se vivió otro momento especialmente solemne y significativo: El traslado del Santísimo hasta el Sagrario Catedral. En procesión el prelado nivariense trasladó el Santísimo hasta la capilla de Los Remedios y lo reservó en el Sagrario.

El Deán de la Catedral tomó la palabra para dar gracias a los vecinos que habían sufrido molestias por las obras y a la asociación de amigos de la Catedral, al tiempo que recordó que la parroquia  reiniciaba su vida habitual.

Tras él, el secretario general del Obispado, Víctor Álvarez, leía el decreto episcopal por el que se declaraba unAño Jubilar en el templo Catedral a celebra entre el 27 de abril de 2014, segundo domingo de pascua, y el 12 de abril de 2015, con el deseo de que el mayor número de fieles posibles, de todos los lugares de la diócesis puedan peregrinar a la Santa Iglesia Catedral para orar por el Papa, la Iglesia Universal, el Obispo y la Iglesia diocesana, así como para obtener las gracias y beneficios espirituales que la Santa Sede Apostólica concede para esta ocasión.

Por último, el obispo impartió la bendición apostólica y agradeciendo a Dios y a los presentes todo despidió una tarde inscrita ya en la historia de la diócesis de S. Cristóbal de La Laguna.

(Diócesis de Tenerife – La Laguna)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).