La diócesis de León organiza las III Jornadas de debate y oración en solidaridad con las víctimas de la crisis

Clasped hands on troubled manPor tercer año consecutivo la Diócesis de León promueve la celebración de las “Jornadas de Debate y Oración en solidaridad con las víctimas de la crisis”, que organiza la Vicaría de Pastoral para hoy miércoles día 29 y mañana jueves día 30 bajo el lema “La persona es lo primero. Unidos mantenemos la esperanza”.

La primera cita de estas “III Jornadas de Debate y Oración” tendrá lugar hoy miércoles día 29 a partir de las 19,30 h. en el Salón de Actos del Seminario Conciliar de San Froilán con la celebración de una mesa redonda en la que, bajo el título “Escuchamos a las víctimas”, participarán representantes de los ámbitos de la inmigración, la juventud, la familia y el sector minero para exponer la situación de estos colectivos y cómo les está afectando la crisis. El debate se cerrará con una intervención de Francisco Puertas, técnico de la Inspección de Trabajo y agente del Equipo de Pastoral Obrera (EPO) de la parroquia de Santa Ana, quien abordará las propuestas que frente a la crisis se plantean desde la Doctrina Social de la Iglesia.

La segunda cita, que servirá para clausurar estas “III Jornadas de Debate y Oración en solidaridad con las víctimas de la crisis”, tendrá lugar mañana jueves día 30 a partir de las 19,30 h. en la Plaza de Botines, donde se desarrollará un acto público de concentración en apoyo a las personas que están sufriendo la crisis. A continuación, todos los participantes acudirán a la Parroquia de Nuestra Señora del Mercado para tomar parte en la vigilia de oración que cerrará estas III Jornadas con las que la Diócesis de León apela a la esperanza cristiana y a un modelo social que sitúa en primer plano a la persona frente a la economía.

(Diócesis de León)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41936 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).