La Exhortación del Papa Francisco “EVANGELII GAUDIUM”

Mons. Salvador Gimenez VallsMons. Salvador Giménez Valls    Recordaba hace unos domingos que esta comunicación semanal con todos vosotros tenía varias finalidades. Una de ellas era la de informar sobre documentos de la Iglesia. Y quiero continuar en esta línea para presentaros ahora la Exhortación Apostólica Evangelii gaudium del papa Francisco, que se dio a conocer durante los primeros días del pasado mes de diciembre. El comentario sobre La luz de la fe, su primera carta encíclica, apareció en el diario MENORCA (12.julio.2013) porque estaba diseñada la programación del FULL para todo el verano.

No deseo llamar costumbre al hecho de informaros sobre estos textos papales tan importantes. Prefiero decir que es una beneficiosa obligación personal porque su lectura me permite interiorizar su contenido y, al mismo tiempo, pensar en una explicación para los demás con el fin de suscitar interés para acercarse a su conocimiento.

Esta breve presentación no puede sustituir la lectura del citado documento papal. Os la aconsejo vivamente. Enriquecerá vuestra cultura religiosa y os dará razones para seguir al Señor y para colaborar en las diversas tareas eclesiales.

El mismo título La alegría del evangelio ya es significativo y encierra una actitud básica que todo cristiano ha de pretender poseer, la alegría, para su propio interior y su vivencia personal de la fe y también para anunciar al mundo el evangelio. En las primeras líneas podemos leer lo siguiente: “El gran riesgo del mundo actual… es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada”, para invitarnos a la alegría del encuentro con Cristo. Alude a varios textos bíblicos que fundamentan la referida actitud con personajes que la han sabido vivir para llegar a esta primera conclusión:”Es la alegría que se vive en medio de las pequeñas cosas de la vida cotidiana como respuesta a la afectuosa invitación de nuestro Padre Dios”

Algunos comentaristas afirman que este documento es una especie de programa del pontificado que el papa Francisco ha comenzado hace unos meses. Y quiere compartir con todos su experiencia de fe y de servicio a la Iglesia en una perspectiva alegre y confiada. Por otra parte atrae el Papa hacia sí las simpatías de millones de personas, creyentes o no, por sus palabras y gestos que son comentados con admiración y respeto.

Desearía que los cristianos de Menorca no se quedaran en esa inicial simpatía sino que leyeran sus escritos para conocer más de cerca su pensamiento y su ministerio. La prosa del papa Francisco es tersa, directa y muy fácil de entender. Requiere un pequeño esfuerzo que todo cristiano debe intentar realizar para sí y para trasladar a los demás componentes de su familia o de su grupo parroquial una admiración mejor fundamentada.

No da para más este espacio. Sólo aconsejaros vivamente la lectura de este texto que contiene los siguientes capítulos, tras una breve presentación-motivación:
1.- La transformación misionera de la Iglesia.
2.- En la crisis del compromiso comunitario.
3.- El anuncio del evangelio.
4.- La dimensión social de la evangelización.
5.- Evangelizadores con espíritu.

† Salvador Giménez Valls,

Obispo de Menorca

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 187 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.