Somos GPS con destino a Jesús

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas     Hoy día, la mayoría de los conductores, si podemos, utilizamos el GPS, especialmente si nos dirigimos a un lugar desconocido. Marcamos destino, —ciudad o pueblo, calle o plaza, número… — y adelante, hasta llegar al lugar deseado. 

Dado que estamos en vísperas de la fiesta de los Reyes Magos, hagamos servir la imaginación. A los cristianos nos han dejado un sobre cerrado, adornado con sumo cuidado, con la indicación “urgente”. Abrimos el sobre y encontramos una carta de los Reyes. Dice así: 

“Nosotros, para conseguir llegar hasta Jesús, fuimos siguiendo una estrella. Fue nuestro GPS. Hemos de reconocer que, en algunos momentos la señal que nos guiaba desapareció, situación que provocó un cierto desconcierto y preocupación. Fue entonces cuando acudimos a los escritos, a la Palabra de Dios, y al consejo de aquellos que mejor nos podían orientar para continuar el camino. Finalmente logramos hallar a Jesús, el rey de los judíos. Su pequeñez y pobreza no nos hicieron dudar, le ofrecimos nuestros presentes: oro, incienso y mirra. 

Ahora, hoy, tú eres el GPS que puede conducir a Jesús. ¿Cómo? 

Has de estar dispuesto a que de formas diversas, incluso sin  pronunciar su nombre, te pregunten por él; que, viendo tu talante, tu forma de vida, se atrevan a preguntarte por tu forma de ser y de actuar. 

Puede que, de entrada, no escuches la expresión  JESÚS, pero si  que te pidan dónde pueden hallar amor, vida, sentido, felicidad, fuerza, perdón, amabilidad, alegría… tal como tu lo vives. Has de saber interpretar que a quien de verdad buscan es a JESÚS y todo lo que él ofrece. Es entonces cuando has de estar dispuesto a guiarles hasta él. 

Una última reflexión: ¿Cuál o cuáles satélites harán posible que seas un GPS operativo y fiel para iniciar el camino? ¿Qué fuente de energía te alimentará para convertirte en un guía eficaz? 

Tus satélites son la Palabra de Dios, especialmente el Nuevo Testamento. Leerla, meditarla, orar, buscar quien puede ayudarte a saborearla… es fundamental. 

También es imprescindible que te alimentes con la Eucaristía y te rehagas con el sacramento de la Penitencia. Y si es necesario también con el de la Unción de los Enfermos. 

Con frecuencia has de conectar con el Señor por medio de la plegaria, y dejarte ayudar por otros hermanos y hermanas que también han hallado a Jesús. 

Entonces, a aquellos a los que has de guiar, ponlos en comunicación con los que tienen experiencia por su misión, pues puede que tu señal se apague o sea insuficiente. 

En algún momento, contemplarás con alegría como aquellos a los que has guiado hasta Jesús ya no le ofrecen oro, incienso y mirra, sino su propia vida. 

¡Ah! Y no olvides que debes ser GPS desde los primeros años de todo niño o niña y a lo largo de todas las etapas de la vida. 

Respuesta: gracias, queridos Reyes. He comprendido que hoy en día somos nosotros los que hemos de indicar el camino hacia Jesús.

+Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 411 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.