Carta a los niños con motivo del inicio de la Catequesis 2013

Mons. José Leonardo LemosMons. J. Leonardo Lemos     Mis queridos amigos y amigas:

Al inicio de un nuevo curso de catequesis me dirijo a vosotros para recordaros, con toda mi alma, que la fe es uno de los grandes regalos que hemos recibido. El buen Dios nos lo entregó por medio de nuestros padres, abuelos, sacerdotes, catequistas y profesores, ¡dadle gracias!

Muchas veces, a lo que más vale no le damos importancia, sin embargo, la tiene, ¡y mucha! Cuando asistimos a la catequesis en la parroquia –el lugar adecuado para ella- no sólo aprendemos cosas, sino que nos enseñan a vivirlas dentro de ese ámbito maravilloso que es la Iglesia, a la que debemos querer, a pesar de lo que nos digan de ella o de lo que podáis contemplar en algunos de aquellos que la representan visiblemente. ¡La Iglesia es más que aquello que vemos!

Quisiera pediros, como padre y hermano, amigo y obispo, que me preocupo del bien de vuestra vida, que no dejéis de asistir a la catequesis. No permitáis que os atrapen otras cosas que, siendo en sí buenas, siempre tenemos muchos momentos a lo largo de la semana para realizarlas. Sin embargo, la asistencia a la catequesis y a la Misa dominical es una cita que todos tenemos con ese gran amigo que es Jesús, que por amor a todos se entregó en la cruz, sufrió la muerte y hoy está vivo entre nosotros, alegrándonos con su presencia a través del don de la Iglesia, de los sacramentos, de su Palabra, del sacerdote, de los catequistas, ¡de todos!

En la catequesis aprenderéis a descubrir y a vivir esa presencia de Jesús, una presencia que os invita a que le tratéis de tú a tú, con vuestra oración; una presencia que os ayudará a ser amigos de los amigos, mejores alumnos y compañeros solidarios.

Mis queridos amigos y amigas: el mundo y nuestra sociedad necesita vuestra presencia y alegría. No dejéis que vuestros pueblos, villas, aldeas y ciudades pierdan la alegría de vuestra presencia. Tampoco la Iglesia, esa casa en medio de los hogares en donde habitáis, ese lugar abierto en el que vive de manera especial Jesucristo: Él necesita vuestra compañía. ¡Qué poco nos pide el que nos quiere tanto y se entregó por nosotros!

Nos suplica con la mirada de sus ojos divinos –sin ruido de palabras, que es como habla Dios- que vayamos a la Misa dominical y festiva; que invitéis a vuestros compañeros y amigos.

¡Ah!, no os olvidéis de invitar también a vuestros hermanos mayores, a los papás y a los abuelitos. De este modo, cada domingo será una auténtica fiesta porque será el día de la Iglesia y la Iglesia es, sobre todo, una familia.

Os pido que recéis por mi. Os aseguro que rezaré por vosotros y por vuestra familia, que siento como mía. Os bendice.

+ J. Leonardo Lemos Montanet
Obispo de Ourense

Mons. José Leonardo Lemos Montanet
Acerca de Mons. José Leonardo Lemos Montanet 50 Articles
Mons. J. Leonardo Lemos Montanet nació el 31 de mayo de 1953 en la parroquia de Santiago de Barallobre, ayuntamiento de Fene, provincia de Coruña y diócesis de Santiago de Compostela. A los 9 años se traslada con su familia a Ferrol, por destino de su padre, donde realiza los estudios hasta el bachillerato superior. Cursó el COU en el Instituto Xelmírez de Santiago de Compostela al tiempo que realizaba el propedéutico en el Seminario Mayor. Cursará los Estudios Eclesiásticos, siendo ordenado Diácono en el año 1978. En septiembre de ese mismo año será nombrado Formador en el Seminario Menor Diocesano de la Asunción. Desde este momento es socio de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. El 19 de mayo de 1979 será ordenado Sacerdote al servicio de la Archidiócesis de Santiago de Compostela por el arzobispo D. Ángel Suquía Goicoechea. Continuó como Formador del Seminario Menor, al tiempo que colaboraba los fines de semana en la parroquia de Nuestra Señora de la Merced de Conxo (Santiago), hasta septiembre de 1982 en que es enviado a Roma para ampliar estudios. Allí obtendrá la licenciatura en Filosofía Teorética por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y las diplomaturas de Arqueología Sagrada, Archivística y Biblioteconomía. Más tarde, obtiene el doctorado en Filosofía por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Roma, en junio de 1987, con la tesis Lo que llamamos ser humano. Ensayo sobre la antropo-ontología de Ángel Amor Ruibal. En el curso 1985-1986 empezará su actividad docente como profesor de Filosofía en el Instituto Teológico Compostelano y en el Seminario Menor de la Asunción, hasta la actualidad. Entre 1986 y 1988 ejercerá de capellán de la Residencia Universitaria Cristo Rey en Santiago de Compostela y profesor de religión en el Chester College International School. Desde septiembre de 1988 hasta junio de 2001 será Formador en el Seminario Mayor de Santiago de Compostela, labor que compaginará como sacerdote adscrito de la parroquia de S. Fernando, desde 1987 hasta la actualidad. Tras su etapa en el Seminario Mayor es nombrado Director Técnico del Seminario Menor Diocesano en el año 2001, cargo que desempeña en estos momentos. En el Instituto Teológico Compostelano, Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, desempeñará el cargo de Vicedirector desde 2007 hasta la actualidad, Director de la Biblioteca de Estudio Teolóxicos de Galicia, desde 1993 hasta 2007 y Director del Instituto Superior Compostelano de Ciencias Religiosas desde 2006. En diciembre de 2003 será nombrado por el Arzobispo de Santiago, D. Julián Barrio Barrio, Canónigo de la Catedral de Santiago de Compostela, ocupando el oficio de Canónigo-Secretario Capitular de la misma. El 16 de diciembre de 2011 la Santa Sede hizo público que S. S. Benedicto XVI lo ha nombrado nuevo obispo de Ourense.