La ciudad de Cádiz nombra Hijos Adoptivos a tres religiosos y otorga la medalla de oro de la ciudad a los servitas

acto_hijos_adoptivos_9_28_10_13El Ayuntamiento de la capital gaditana hizo entrega ayer de las distinciones de Hijo Predilecto y Adoptivo, así como las Medallas de Oro, Plata y del Trimilenario de la ciudad acordadas por la Comisión de Honores y Distinciones del Consistorio.

En presencia del obispo diocesano, Mons. Rafael Zornoza, y el obispo emérito, Mons. Antonio Ceballos, la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, hizo entrega del título de Hijo Adoptivo al sacerdote franciscano, José Luis Salido, por su labor con las personas mayores. Recibieron la misma distinción los marianistas Feliciano Ruiz Gainzaráin y Luis Castro Arteaga por el buen trabajo, realizado durante años, con los jóvenes y personas mayores de Cádiz.

De otro lado, la Medalla de Oro de la ciudad fue entregada a la Venerable Orden Tercera de Servitas Esclavos de María Santísima de los Dolores, que procesiona la noche del Viernes Santo en la ciudad, para la citada advocación mariana, cuya imagen fue coronada canónicamente el 17 de septiembre de 2011. Por su parte, la Medalla de Plata fue concedida a las Hijas de María Auxiliadora en Cádiz, por su entrega durante 65 años en favor de niños y jóvenes.

El resto de distinciones fueron para Antonio Rodríguez Martínez ‘Tío de la Tiza’, a título póstumo, Hijo Predilecto de la ciudad; las Medallas del Trimilenario para la Peña de Cazadores, con casi 80 años de existencia; el Aula de la Cultura del Carnaval, por su labor durante más de 20 años de investigación y divulgación de la principal fiesta de la capital, Patrimonio de la Humanidad, y a La Cepa Gallega, un establecimiento con 90 años de historia, el único dedicado al aprovisionamiento de buque que actualmente existe en Cádiz.

 

(Diócesis de Cádiz Ceuta)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43528 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).