Prioridades Pastorales de nuestra Diócesis, Curso 2013 -2014

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas     A mediados de septiembre firmé el documento en el que se presentan las prioridades o acentos pastorales para nuestro obispado a lo largo del curso que hemos iniciado. 

Entiendo como prioridades o acentos, una serie de propuestas de acciones o actividades que merecen ser estudiadas y valoradas para orientar, renovar y promover la misión pastoral en nuestras parroquias, movimientos, comunidades religiosas, escuelas cristianas… En total se trata de 54 prioridades, a fin de que cada parroquia –desde las más pequeñas a las más grandes-, a partir de su situación actual, de su historia y posibilidades, decida que actividades pastorales debe priorizar durante el presente curso 2013 – 2014. 

En el documento constato que desde la llegada del Papa Francisco a la sede de Pedro somos conscientes de que ha comenzado una nueva etapa en nuestra Iglesia. 

Las palabras y los gestos del Papa, con la mirada puesta en el presente y en el futuro de la Iglesia y de la humanidad, son una invitación a replantearse muchas cuestiones y a dar respuesta a los retos pastorales, no para arriar velas, sino para anunciar el Evangelio de la salvación con un nuevo ardor. 

Algunos teólogos comentan que se ha entrado en un segundo post concilio, una vez finalizado el primero, que ha durado cincuenta años. En este segundo post concilio —ya que la Iglesia sigue fiel al Concilio Vaticano II, y nosotros al Concilio Tarraconense de 1995— parece ser necesario poner el acento en la reforma concreta de la vida de la Iglesia, teniendo como referencia la Lumen Gentium, la constitución sobre la Iglesia, y en la presencia y acción de la Iglesia en la sociedad siguiendo Gaudium et Spes, con atención a los nuevos desafíos que planean sobre la humanidad durante estos últimos años posteriores al Concilio. 

Conviene señalar que no se trata únicamente de la necesaria reforma de la “curia romana”, que debe dejarse a la responsabilidad del Papa y sus consejeros, sino también a la praxis y funcionamiento interno de las Iglesias particulares, de nuestras parroquias, instituciones laicales de apostolado y de la vida consagrada. 

Será bueno recordar mensajes del Papa que indican caminos: “centrarnos en Cristo, al que debemos conocer, amar y seguir”, “misericordia”, “servicio”, “periferias de la existencia”, “pobres”, “autenticidad de los pastores”, “desprender olor de oveja”, “dialogo”, “esperanza”, ”acogida”… 

Podemos preguntarnos la razón por la que se han escogido unas prioridades y no otras. Es decir, como se han elaborado. No son el resultado de una labor hecha desde un despacho, ni de la creación de “unos expertos”, sino que se han recogido los retos pastorales y, por ello, las prioridades sugeridas por los consejos presbiteral, pastoral, por el Colegio de Arciprestes, las Delegaciones Episcopales, los documentos del papa Francisco, las prioridades de otros cursos y las reflexiones, casi semanales, del Consejo Episcopal. Las prioridades pastorales no son resultados de laboratorio, sino fruto de la propia vida de las parroquias, instituciones y personas. 

Estas prioridades no están hechas para archivarse, sino para que las parroquias, movimientos, instituciones eclesiales y obras pastorales que dependen de las comunidades de vida consagrada y de las sociedades de vida apostólica las asuman, las concreten y se esfuercen en aplicar aquellas que objetivamente consideren más necesarias y urgentes. 

Señalo únicamente los apartados recogidos en las prioridades:

         La parroquia. Actualizar y reavivar su misión.

         Vivir la fe como el mejor regalo de la vida. La alegría de creer.

         Favorecer el encuentro personal y comunitario con Jesucristo.

         La formación cristiana.

         El amor a las personas. Comunión y caridad.

         Transmitir la fe a las nuevas generaciones.

         Comunicar esperanza.

         Atención pastoral a los enfermos.

         Las comunidades de vida consagrada.

         Presencia ocasional de cristianos que celebran la fe.

         Acción de los cristianos en las instituciones civiles.

 Deseo que esta presentación os anime a conocer estas prioridades.

 +Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 404 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.