La visita Pastoral a las parroquias de la ciudad de Teruel

Mons. Carlos EscribanoMons. Carlos Escribano     El pasado lunes 14 de Octubre comencé la Visita Pastoral a las parroquias de la cuidad de Teruel. En esta ocasión la Visita ha comenzado en la Parroquia de San José. En semanas posteriores se irá realizando en las parroquias de Santa Emerenciana, Santos Mártires y  La Milagrosa, antes de la celebración de la Navidad. De Enero a Junio de 2014, se desarrollará la Visita Pastoral en las parroquias de San Andrés, San Julián, NªSª de la Esperanza, El Salvador, San León y La Merced, sucesivamente. En cursos venideros esta se extenderá al resto  los arciprestazgos para completar así la visita a toda la diócesis.

Como recuerda el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos (220): “La visita pastoral es una de las formas, confirmada por siglos de experiencia, con la que el Obispo mantiene contactos personales con el clero y con los otros miembros del pueblo de Dios. Es una oportunidad para reanimar las energías de los agentes evangelizadores, felicitarlos, animarlos y consolarlos; es también la ocasión para invitar a todos los fieles a la renovación de la propia vida cristiana y a una acción apostólica más intensa. La visita le permite, además, examinar la eficiencia de las estructuras y de los instrumentos destinados al servicio pastoral, dándose cuenta de las circunstancias y dificultades del trabajo evangelizador, para poder determinar mejor las prioridades y los medios de la pastoral orgánica”.

El encuentro con la comunidad parroquial en la celebración Eucarística, con los sacerdotes, religiosos y con todos los agentes de pastoral, con los niños y jóvenes de la catequesis y sus familias, con los enfermos y necesitados etc. se convierte, personalmente, en un extraordinario momento de gracia en el que tengo la oportunidad de descubrir y de agradecer al Señor la riqueza de la vida de las parroquias, la entrega de tantos y tantos de vosotros, que de una manera callada, pero profundamente generosa y evangélica, dedicáis lo mejor de vuestro tiempo, y de vosotros mismos, al servicio del evangelio y de los hermanos. Me gustaría que la Visita Pastoral, se desarrollase dentro de un clima de sencillez y cercanía, de bondad y afabilidad, de prudencia y caridad. Todos hemos de guiarnos por las actitudes de Cristo, Buen Pastor, que no vino a ser servido sino a servir (Mt. 20, 28). En definitiva, la Visita Pastoral no es sino un servicio de ayuda por mi parte a todos los que trabajáis apostólicamente en cada uno de los lugares de la diócesis.

Es verdad que son muchos las dificultades que podemos encontrar en el día a día de nuestra tarea pastoral. Pero si observamos esas dificultades como oportunidades para superarnos y crecer en caridad pastoral y las impregnamos de esperanza, las dificultades se convierten en retos que, como parroquia y como comunidad diocesana, debemos afrontar e intentar superar. A ello nos debe ayudar el desarrollo de nuestro Plan diocesano de Pastoral, que comenzó a ponerse en marcha el pasado curso y que tiene vigencia hasta el curso 2014/15.

Pedimos a Santa María, estrella de la evangelización, que sean muchos los frutos de esta Visita Pastoral que está comenzando. Pedimos la especial intercesión de Santa Emerenciana y de los nuevos Beatos Mártires de nuestra diócesis beatificados el pasado día 13 en Tarragona.

+ Carlos Escribano Subías,
Obispo de Teruel y de Albarracín

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 197 Articles
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.