"Cáritas es la caricia de la Iglesia para su pueblo"

Mons. Manuel Sánchez MongeMons. Manuel Sánchez Monge     Estas palabras del papa Francisco destacan muy bien lo que Cáritas es y significa. Cáritas es el cauce de caridad de la Iglesia y de su solidaridad con los pobres. Esta organización acaba de presentar su Memoria de 2012. He aquí los datos más significativos: Asistió a 1.300. 914 personas, una cifra muy alta si se compara con la de 2007 (comienzo de la crisis), cuando sólo 350.000 personas recibieron asistencia. Esto representa un aumento de casi un millón en los últimos cinco años.

La pobreza entre nosotros es, desgraciadamente, cada vez más intensa y cada vez más extensa. Tres millones de personas viven en situación de pobreza severa (menos de 307 euros al mes) en España. Aumenta el número de personas en riesgo de exclusión social y el empobrecimiento de la sociedad. Además, Cáritas advierte que se está consolidando una nueva estructura social donde crece la espiral de la escasez y el espacio de la vulnerabilidad.

El  trabajo de Cáritas se extiende en dos líneas respecto a la atención primaria: por una parte, la escucha y acompañamiento a los más desfavorecidos; por otra parte, la aportación de ayudas económicas para cubrir las más acuciantes necesidades de alimentación, alquileres, luz, material escolar, etc… No olvida Cáritas, aun en la situación actual, su labor de promoción social organizando cursos que preparan para la inserción en el mundo laboral. Este trabajo lo realiza Cáritas a través de 70 Cáritas diocesanas y las 6.000 parroquiales repartidas por toda España. En total, 70.000 voluntarios de Cáritas (6.000 más que el año anterior) trabajan para erradicar la pobreza. A ellos se une el trabajo de un grupo de trabajadores sociales muy preparados y motivados. Aunque se vieron reducidas las ayudas públicas en un millón de euros, las aportaciones privadas, que representan el 70% de sus fondos, «gota a gota han hecho un océano” de 27,7 millones más con respecto a 2011. Hay que valorar –y mucho- las pequeñas donaciones privadas, porque no es sólo el dinero lo que cuenta, es el gesto de amor y solidaridad con los pobres y excluidos de nuestra sociedad.

Con este escrito quiero agradecer a Cáritas de Mondoñedo-Ferrol (directivos, voluntarios, trabajadores, colaboradores…) su trabajo constante y su labor permanente para ser ese ‘corazón que ve’ y se acerca a los hermanos que padecen pobreza y exclusión social entre nosotros. Si Dios quiere –y lo quiere ciertamente-, llegarán nuevos socios y nuevos donativos para poder cubrir las necesidades urgentes de nuestros hermanos más empobrecidos.

+ Manuel Sánchez Monge

Obispo de Mondoñedo-Ferrol

Mons. Manuel Sánchez Monge
Acerca de Mons. Manuel Sánchez Monge 98 Articles
Mons. Manuel Sánchez Monge nació en Fuentes de Nava, provincia de Palencia, el 18 de abril de 1947. Ingresó en el Seminario Menor y realizó luego los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor Diocesano. Cursó Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde obtuvo en 1974 la Licenciatura, con una tesina sobre la infalibilidad del Papa y ,en 1998, el Doctorado con una tesis sobre "La familia, Iglesia doméstica". Fue ordenado sacerdote en Palencia el 9 de agosto de 1970. Fue Profesor de Teología en el Instituto Teológico del Seminario de Palencia (1975), Vicario General de Palencia (1999) y Canónigo de la Catedral (2003). Fue ordenado obispo de Mondoñedo-Ferrol el 23 de julio de 2005. En la Conferencia Episcopal Miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada desde 2005 Desde 2008 es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar