Estrenos de cine de esta semana. El camino de vuelta

Grand Piano

grand pianoUna mezcla se suspense y drama se narran en esta película del español Eugenio Mira. Interpretada por John Cusack y  Elijah Wood. Tom Selznick, el pianista con más talento de su generación, deja de dar conciertos debido un patológico miedo escénico. Tras  una interpretación aciaga, reaparece años después ante el público en un esperado concierto en Chicago. Con el teatro abarrotado y ante el público expectante, Tom encuentra un mensaje escrito en la partitura: «Si fallas una sola nota, morirás». Tom debe descubrir, sin abandonar el escenario, cuáles son los motivos del francotirador anónimo para amenazarle y conseguir ayuda sin que nadie se dé cuenta.

Cuerpos especiales

Con ciertas reminiscencias a Miss Agente Especial, Sandra Bullock vuelve a meterse en la piel de una agente especial del FBI Sarah Ashburn que detesta a la agente de la policía de Boston Shannon Mullins, interpretada por Melissa McCarthy. Una típica comedia en la que polos opuestos terminan congeniando por una causa mayor, en este caso, cerrarle el negocio a un despiadado capo de la droga.

la mirada del amor

La mirada del amor

Comedia romántica “de amor tardío”. Cinco años después de perder el amor de su vida, Nikki se enamora de nuevo a primera vista: Tom es el hombre de sus sueños, un atractivo profesor de arte con un gran corazón, sonrisa amable y mucha vitalidad. Pero no todo será de color de rosa en el momento de hacer realidad esta atracción.

Insidious 2

La inminente celebración del Halloween anglosajón comienza a ntarse en los estrenos cinematográficos. Este fin de semana le toca el turno a la secuela de Insidious, que continúa la historia previa vivida por los Lambert marcada por el terror y la angustia. Como es de esperar, a pesar de mudarse a la casa de Lorraine, abuela de la familia en poco tiempo, empiezan a experimentar extrañas visiones y fenómenos amenazantes que les obligarán a desentrañar el oscuro secreto que les ha dejado peligrosamente conectados con el mundo espiritual.

El camino de vuelta

el camino de vuelta 1

El camino de vuelta es una película escrita, producida y dirigida por Jim Rash y Nat Faxon -que también tienen un papel secundario como intérpretes-. Ambos ganaron el Oscar por su guión de Los descendientes, una cinta que, como esta, toca de lleno la cuestión de las relaciones paterno-filiales en la adolescencia. Aquí el protagonista es Duncam (Liam James), un adolescente cuya madre divorciada, Pam (Toni Collette) acaba de ennoviarse con Trent (Steve Carrell) otro separado que tiene una hija. Duncam es muy infeliz con esa nueva relación, y Trent siempre que puede le humilla. Además Duncam sabe que Trent no es de fiar, que no es fiel a su madre, y que le va a hacer sufrir. La película empieza cuando salen todos de vacaciones a la playa, y allí se encuentra con Betty (Allison Janney), amiga de toda la vida de Trent, y su hija Susanna (AnnaSophia Robb), la única que logrará entrar en el interior de Duncam.

el camino de vuelta 2

Esta película independiente entra en un tema que por su frecuencia en el cine americano casi se podría hablar de un subgénero. Nos referimos a historias protagonizadas por adolescentes cuyas referencias ideales parentales son inexistentes, dada la inmadurez galopante de sus progenitores. Basta recordar títulos como A cualquier otro lugar (Wayne Wang, 1999), Educando a J (Christine Lahti, 2002), Thirteen (Catherine Hardwicke, 2003), Una historia de Brooklyn (Noah Baumbach, 2005) o las más modernas Un invierno en la playa (Josh Boone, 2012), Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky, 2012) e incluso Bling Ring, de Sophia Coppola, estrenada casi a la vez que la que hoy nos ocupa.

La pregunta que sobrevuela de fondo todo el film es casi la que podría hacerse también de las citadas películas: ¿Cómo puede madurar un adolescente cuando el entorno familiar ha dejado de resultarle humano? Difícilmente. ¿Cómo puede integrar su incipiente vida sentimental y sexual si lo que descubre en sus padres es una confusión afectiva galopante?
Muchas películas, como la vida misma, ofrecen la salida de la figura del adulto sustitutorio, aquel que permite hacer de catalizador en la maduración de un chaval que ve cómo no puede contar con sus padres. Tanto en El camino de vuelta como en Thirteen, sus madres están centradas en agradar a la nueva pareja, ya que pesa sobre ellas la sombra de un fracaso que no quieren repetir. Pam quiere a su hijo y desea su bien, pero se siente tan insegura en su nueva relación de pareja, que pospone todo a “estar bien” con Trent.

[pullquote]El hecho de que estos sean temas recurrentes en el cine contemporáneo es síntoma de una sociedad que se está quedando sin adultos, y que -por el contrario- se está poblando de adolescentes de cuarenta años, narcisistas e incapaces de vivir una tensión ideal[/pullquote]

Esa obsesión la lleva a ser casi más inmadura que su propio hijo. Por otra parte, el padre biológico de Duncan es un completo ausente del que sólo sabemos que no desea quedarse con su hijo.

Ante este panorama, Duncan se fija en Owen (Sam Rockwell), un alocado encargado de mantenimiento de un parque acuático cercano, que al menos cree en él y le ofrece un trabajo de verano. Es así como Duncan recuperará la autoestima, y podrá empezar a abrirse a los demás. Madurará a pesar de sus padres.

Lo que parece claro es que el hecho de que estos sean temas recurrentes en el cine contemporáneo es síntoma de una sociedad que se está quedando sin adultos, y que -por el contrario- se está poblando de adolescentes de cuarenta años, narcisistas e incapaces de vivir una tensión ideal. ¿Qué podemos exigir a la generación de sus descendientes, sin han crecido sin verdaderos adultos a los que mirar? 

Juan Orellana, en Alfa y Omega

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43556 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).